Pilotos de verano: Major Crimes

El lunes se dio a conocer uno de los estrenos de este verano que más ha tardado en aparecer. Nos estamos refiriendo, claro está, a Major Crimes, un producto que nace a la sombra de otro mucho más popular: The Closer. Y es que la nueva serie no es sino un spin-off de la anterior, que mantendrá a la mayoría de su plantilla y, suponemos, seguirá una línea muy similar en lo que respecta a las tramas. La que escribe, sin embargo, nunca vio un episodio de The Closer. A decir verdad, ni siquiera sabía de qué trataba. De hecho, lo que más me atraía de este piloto era precisamente una de las diferencias más marcadas con respecto a la serie original: la aparición de Mary McDonnell (¡Presidenta Roslin!). Por ese motivo, es más que probable que mi opinión con respecto al piloto difiera muchísimo de la que pueda tener cualquier espectador que sí haya seguido The Closer. Una vez dicho esto… ¿compartimos impresiones?

La premisa de la que parte la serie es un fiel reflejo de la situación actual, y se podría resumir, para andar por casa, como “la crisis llega a The Closer”. Tal y como suena: el fantasma de los recortes azota al departamento de policía de Los Ángeles, cuyo principal objetivo ahora es conseguir llegar a cerrar acuerdos con los sospechosos sin tener que llegar a juicio, evitando así el gasto que ello conlleva. Una medida, todo hay que decirlo, con la que los trabajadores del departamento no se sienten nada cómodos. Al menos, por ahora.

Tenemos, pues, una serie policial de tipo autoconclusivo, en la que cada episodio estará centrado en un caso diferente, siguiendo la línea de su predecesora. Sin embargo, como ya mencionábamos antes, encontramos una diferencia principal: la figura de Sharon Raydor, interpretada por Mary McDonnell. Al parecer (que los más entendidos me corrijan si me equivoco), The Closer estaba liderada por una protagonista femenina muy fuerte: Brenda Leigh, especializada en obtener confesiones por parte de los sospechosos. Sin embargo, tras su marcha, es el personaje de McDonnell el que tomará las riendas del departamento en Major Crimes, encargándose, además, de dirigir a los agentes hacia el nuevo rumbo marcado, principalmente, y como ya comentábamos, por motivos económicos. De momento, pues, el principal atractivo de la serie parece residir en la nueva forma de resolución de los casos y, sobre todo, en el modo en el que Sharon Raydor tratará de ganarse la simpatía de su departamento. A este respecto, el personaje de Provenza parece ser el que se perfila como el más interesante o, al menos, como el más reacio a los cambios y a la nueva jefa.

En cuanto al episodio en sí, diría que este “Reload” no es el mejor piloto que he visto jamás, aunque tampoco el peor. Lo cierto es que me ha dejado un poco indiferente. Imagino que, de haber visto The Closer, me habría interesado mucho más la nueva situación, e incluso el caso en sí (que influía de manera muy directa en uno de los miembros del departamento). Pero así, como primera toma de contacto, no ha sido suficiente como para engancharme. Supongo que el hecho de que, además, la serie sea autoconclusiva y policial (dos rasgos que no figuran entre mis favoritos) tampoco ha ayudado mucho.

A pesar de ello, tengo que reconocer que no ha sido un mal episodio en absoluto. Claro está, los seguidores de The Closer tendrán muchísimo más que decir al respecto. De hecho, da la impresión de que esta serie ha sido pensada precisamente para ellos. Y la estrategia parece haber funcionado si tenemos en cuenta los excelentes datos de audiencia que ha recibido este primer episodio, y proveniente, presumiblemente, de antiguos espectadores de The Closer.

En resumidas cuentas, Major Crimes, más que un spin-off, parece una continuación de The Closer, aunque cambiando a la protagonista. Como consecuencia, juega con la ventaja de contar con una audiencia firme y más o menos fiel, y con el inconveniente de la dificultad a la hora de captar nuevos espectadores. Su éxito o fracaso, sin embargo, dependerá en gran medida de la manera en la que se asimilen los cambios que han comenzado a introducirse. Y, en este sentido, gran parte de la responsabilidad se encuentra sobre los hombros de Mary McDonnell. Veremos cómo funciona y si finalmente consigue ganarse las simpatías del público.

Terminado este breve repaso… ¿alguien en la sala le ha dado una oportunidad a este “Reload” y se anima a compartir su opinión? Yo estoy deseando leer diferentes puntos de vista…


Categorías: Opinión Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »