Pilotos de otoño: Up All Night

Up All Night
De toda la avalancha de pilotos del año, una de las que ha pasado más desapercibida ha sido Up All Night, la nueva comedia de la NBC. Y es una lástima. Porque la serie de Will Arnett y Christina Applegate promete veinte minutos semanales de comedia fresca y alegre. Entra y descubre una serie que, al menos, no ha dejado mal sabor de boca en su piloto.

Empecemos por el argumento, que puede parecer un poco trillado. Ella es Reagan Brinkley, que trabaja en un programa de televisión parecido al de Oprah. Él es Chris Brinkley, abogado. Llevan siete años juntos, y no tienen ningún problema en beber, fumar y salir de fiesta hasta que salga el sol… Hasta que nace su bebé, Amy, que es justo el momento en el que empieza la serie. Él decide quedarse en casa a cuidar de la niña y ella vuelve al trabajo de la tele. La presentadora del programa, Ava (protagonizada por la ex-Saturday Night Live Maya Rudolph), es la tercera protagonista de la serie.

A pesar de que el argumento lo hayamos visto antes, Up All Night tiene muchas cosas interesantes y se ha ganado, con todo merecimiento, que volvamos a ella para ver el segundo episodio.

La pareja protagonista

El primer punto a favor, y posiblemente uno de los más importantes, es el trío protagonista. Christina Applegate, Will Arnett y Maya Rudolph tienen una química que es difícil ver en una serie, y menos aún en un piloto. Se nota que trabajan bien juntos, y que la comedia no es ningún secreto para ninguno de los tres. Arnett demuestra que puede hacer de otra cosa aparte de sí mismo, y gana cuando no es el protagonista absoluto de la serie (uno de los motivos por los que estaba brillante en Arrested Development o 30 Rock y no era nada del otro mundo en Running Wilde). Maya Rudolph, destinada a convertirse en robaescenas total, demuestra que lo que aprendió en sus siete años de SNL no ha caído en saco roto. Applegate, por su parte, no desentona cuando tiene que enfrentarse a estos dos cómicos en su salsa.

Otra de las cosas que más destaca, y que no pensaba que iba a pasar, es el estilo de comedia. Olvídate de las risas enlatadas, los chistes fáciles o los gags. Aquí todo es más sutil, más delicado. No verás personajes soltando gracias cada treinta segundos, ni oirás risas de gente que no puedes ver y que te dicen cuándo reír.

Maya Randolph, la tercera en discordia

Sin embargo, tampoco creas que estamos ante la nueva Arrested Development o 30 Rock. Le falta coger ritmo y explorar más la relación entre ellos. La serie promete, sin más. Pero ya es mucho más de lo que lo hacen la mayoría de las nuevas comedias que se ven cada año.

Up All Night se ha ganado el derecho a que veamos su segundo episodio. El estilo de serie y su trío protagonista son sus puntos fuertes. La audiencia y la incomprensión (si es que no es la misma cosa), sus grandes enemigos.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »