Pilotos de otoño: The New Normal

“Las cucarachas nacen, crecen, se reproducen y, con la fórmula de Cucal, mueren y desaparecen”, decía Gandalf en aquel famoso anuncio de televisión. Con las series pasa algo parecido: nacen (si el piloto aprueba), crecen (si pueden renovar por una segunda temporada), se reproducen (si hay spin-off), pero finalmente, mueren. Menos Hospital Central, claro… Por suerte, los DVD y los modestos blogs como este evitan su completa desaparición. En fin, todo este tono pseudo-filosófico baratero sólo sirve para daros la bienvenida a nuestro primer post de la saga Pilotos de otoño, con la que inspeccionaremos al detalle la nueva camada de series que se avecina. Septiembre, mes de pilotos. Empezamos con The New Normal, ¿ya la habéis podido ver? ¡Pues a juzgarla se ha dicho! Por cierto… es curioso como la voz de Gandalf convierte en épica casi cualquier cosa, ¿no?

Ficha

  • Título: The New Normal
  • Género: Comedia
  • Cadena: NBC
  • Fecha de estreno: 11 de septiembre
  • Creadores: Ryan Murphy y Allison Adler

El nombre de Ryan Murphy llegó a nuestros oídos con Nip/Tuck, aquella serie sobre cirugía plástica que durante seis temporadas y 100 episodios exactos nos iba desvelando lo que a la gente no le gustaba de sí misma, tal y como rezaba una de las frases promocionales. Del Polo Norte de los bisturís y los escondites artificiales Murphy pasó al Polo Sur: adolescentes losers que gracias al club de canto del instituto perdían el miedo a ser como eran. Era Glee, que revolucionó el mundillo a golpe de premios, y también generando un potente culto a su alrededor. Murphy subió su apuesta con otro giro copernicano llamado American Horror Story, una atrevida locura que mezclaba géneros y que, olé tus cascarones, cambiará su cast casi al completo en la segunda temporada. Ryan Murphy, caballo ganador; algo raruno, sí, pero caballo ganador. Ryan Murphy, ¿qué haces en The New Normal?

Situémonos: la nueva sitcom de NBC cruza las vidas de Bryan Collins (Andrew Rannells) y David Murray (Justin Bartha), una pareja que decide tener un bebé, con las de Goldie Clemmons (Georgia King), madre soltera de Shania (Bebe Wood), y Jane (Ellen Barkin), abuela de la primera. Es decir: pareja gay busca madre de alquiler y no encuentra nada mejor que meter en casa a una veinteañera desgobernada, con hija y abuela de regalo. Cuando digo meter en casa, es meter en casa literalmente: las tres mujeres se instalan en el hogar de los Murray-Collins, por donde también pulula la ¿asistenta? de Bryan, Rocky. No se trata de Stallone, por desgracia; eso sería incluso gracioso. Se trata de NeNe Leakes, la coach Roz de Glee y otro producto de la cantera de la franquicia The Real Housewives.

Desde luego no estamos ante un punto de partida prometedor, porque esa mezcla forzadísima sólo está al servicio de los choques entre personajes que habrá en los próximos capítulos. Por otro lado, el punto de partida es muchas veces lo de menos: 7 vidas empezó centrada en un tío que se despertaba de un coma y acabó siendo algo mucho mejor. No, el principal problema de The New Normal no es que no nos creamos ni media palabra, sino que las risas brillan por su ausencia. Así a bote pronto, recuerdo un gag decente: el flash en que Goldie se ve a sí misma ejerciendo de abogada. También me ha gustado la reacción de la niña cuando Jane explica el pasado gay de su marido; el resto, flojo. Ni siquiera el personaje de Ellen Barkin, que se supone que debe ser el breakout character de la serie, logra convencer. Cierto es que me da la sensación de que su tipo de humor pierde bastante en el subtítulo, especialmente cuando mezcla con Rocky, algo que será habitual durante los capítulos porque son la perfecta noche y día. Supongo que de su buena química depende bastante el éxito o el fracaso de la serie. Goldie se me aparece como la Frodo de The New Normal: la portadora del anillo bebé y poco más. Apuesto a que nos harán pasar mejores momentos la dupla Bryan-Shania. Al fondo, en el pelotón de cola, está David (¿soy yo o es clavadito a Screech Powers?), cuyo guionista ha querido alejarlo tanto del supuesto estereotipo gay que ha acabado por confundirse y ha cincelado a un tipo sorprendentemente plomizo. Ah, y que tendrá problemas con su novio porque le van a cascar una trama de supuesta tensión sexual con Goldie tan claramente…

Tras nuestro repaso a la crítica americana ya nos olíamos la tostada con The New Normal: “Al tocar el tema de la adopción por parte de una pareja gay, podría haber sido una serie original y moderna (…) pero si en el piloto ya no nos sorprenden…”, decía Adam Wright, de TV Done Wright. Sin ser un talibán de los pilotos, tengo que decir que las opciones de darle bola al 1×02 de The New Normal son pocas. Casi nulas.

  • Lo mejor: El potencial que pueden tener los personajes de Andrew Rannells y Ellen Barkin
  • Lo peor: Ni tiene demasiada gracia, ni veo como puede tenerla…

Nota del autor
1.5
Vuestra nota
Pilotos de otoño: The New Normal
3.6 (72.5%) 8 votes

Categorías: Reviews The New Normal Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »