Pilotos de otoño: Ringer

Ringer

Sarah Michelle Gellar, la inmortal Buffy cazavampiros, ha vuelto. Y lo ha hecho por partida doble. En Ringer, la nueva serie de la CW, interpreta a unas hermanas gemelas. Por desgracia para ella (y para todos sus fans), parece que la Gellar no ha elegido la mejor serie para volver. Porque no nos engañemos: Ringer no es una buena serie. Sin embargo, tiene todos los números para convertirse en un perfecto guilty pleasure. ¿Quieres saber algo más sobre el piloto de Ringer? Adelante, entra.

Hay que decir que la serie empieza de forma bastante sugerente. En lo que yo creía que era un museo abandonado (aunque luego se dice que es la casa de la protagonista), de noche, nuestra chica se esconde de algún malhechor. Tras alguna torpeza habitual, el hombre la coge. Cuando se dispone a matarla, ella nos mete en pista para lo que viene a continuación: “¡No soy la chica que estás buscando!” Interesante punto de inicio.

Richard se hizo policía

Más adelante averiguaremos que Ringer trata sobre dos hermanas gemelas: Bridget y Siobhan. Evidentemente, no podían ser más diferentes entre ellas. Bridget, ex drogadicta, consigue escapar de la vigilancia del agente del FBI Victor Machado (nuestro querido Nestor Carbonell), que la protege para que pueda declarar en un juicio contra un poderoso capo de la mafia. Siobhan es rica, vive en Nueva York, y tiene una vida envidiable. Por diferentes dimes y diretes Siobhan desaparece, y Bridget decide ocupar su lugar.

Aquí es donde la serie parece querer jugar todo su partido. Bridget es muy diferente a Siobhan, y empieza a tomar decisiones que desconciertan a todo el mundo: a su marido, a su hijastra, a su amante… No es difícil imaginar que con el tiempo su marido (en realidad es su cuñado) acabará enamorándose de ella, sin saber que es la hermana gemela de su mujer. Lo mismo pasa con la hija, la amiga y, en general, con todos los personajes que han aparecido. Los espejos, una metáfora nada disimulada, están presentes durante todo el episodio. Y son esos espejos los que remarcan (de forma demasiado exagerada) la diferente personalidad de Bridget y Siobhan. Mientras que ésta última era mala y borde (o eso es lo que entendemos por la gente que la rodeaba), Bridget es todo lo contrario.

Las hermanas cazavampiros

El giro final le da un punto de interés que, desde luego, no había conseguido en los primeros 40 minutos. Sin embargo, parece que Ringer va a centrarse más en que Bridget cambie la vida de Siobhan que en el argumento general en sí.

Aun así, si consigues pasar por alto los muchos defectos que tiene la serie (esos efectos especiales de vergüenza ajena…), si eres fan de Sarah Michelle Gellar, y tienes bastante tiempo libre, dale una oportunidad a Ringer. Si no, no tengas ninguna piedad. Hay demasiadas horas de buena televisión para elegir.


Categorías: Opinión Etiquetas: , , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »