Pilotos de otoño: Partners

De la mano de los creadores de Will & Grace, David Kohan y Max Mutchnick, llega Partners, la nueva comedia que la CBS ha elegido para acompañar a la veterana How I Met Your Mother en la noche de los lunes. Tarea complicada, ¿habrá acertado la cadena al escogerle compañera a HIMYM? ¿Se convertirán Louis y Joe en personajes tan queridos como Marshall, Barney o Ted? ¿O será un fracaso absoluto que, además, perderá en las comparaciones? Vamos a verlo

Ficha

  • Título: Partners
  • Género: Comedia
  • Cadena: CBS
  • Fecha de estreno: 24 de septiembre
  • Creadores: David Kohan y Max Mutchnick

¿Cabe esperar algo bueno de una serie con el punto de partida de Partners? Veamos: Joe (David Krumholtz) y Louis (Michael Urie) son amigos de toda la vida y socios en un estudio de arquitectura. Joe es heterosexual, racional y confiado y Louis es gay, alocado y egoísta. Su amistad se pone a prueba cuando Joe se compromete con su novia Ali (Sophia Bush). ¿Vais notando como se acercan a nosotros las tramas predecibles y trilladas, los personajes esterotipados y los chistes fáciles? Pues eso.

El piloto desarrolla una trama que, de hacerse en nuestro país, bien podría estar protagonizada por Lina Morgan. Comedia de enredo en estado puro, con todos los ingredientes necesarios: el malentendido, el personaje que la lía siempre pero que, en el fondo, es buena gente y lo hace sin querer y, por supuesto, el final feliz. Pero el problema de Partners no es tanto la trama típica de este tipo de comedias ligeras, que podría tener su gracia, como la construcción de los personajes.

Empecemos por Louis, el personaje que estaría llamado a ser el Barney Stinson o el Sheldon Cooper de Partners, el gancho. Louis extremadamente narcisista, malcriado y mentiroso. Unas características que podrían darnos muy buenos momentos pero que, en este caso no acaban de cuajar. Quizá no lo hacen porque, al menos en el piloto, no se le intuyen los matices exigibles a cualquier personaje solvente. Louis es plano. ¿Exagerado? Sí. ¿Escandaloso? Sí, pero plano, al fin y al cabo.


Claro que Louis gana, y mucho, en comparación con su partner Joe. Un personaje tan tremendamente insulso que ni siquiera sirve para ejercer de contrapunto de su excesivo compañero. En cuanto a los secundarios, no hay mucho que decir de ellos. Ali, la prometida de Joe, está llamada a ser la vez la raíz y la solución de los problemas entre los socios. Además, tiene toda la pinta de que su rol será el de poner un poco de sentido común en el cóctel. El cuarto en discordia es Wyatt (Brandon Routh), la maltratada pareja de Louis. Un enfermero menonita, con pocas luces, del que su novio se avergüenza terriblemente. No sé porqué creo que Wyatt acabará hartándose de Louis y le dará esa lección de humildad de la que va tan necesitado.

Como veis, nada nuevo bajo el sol. Una comedia más, sin pretensiones. Para ser justos, debo decir que me he reído en momentos puntuales y siempre con Louis – su ego desmedido me hace cierta gracia – pero, en general, el nivel de risas ha sido bajo. Esperaré al siguiente para comprobar que no ha sido únicamente un mal comienzo. Uno más y abandono el barco.

Lo mejor: Louis, un personaje que, con una buena redefinición, podría llevar el peso de la serie.

Lo peor: La más que predecible evolución de los personajes, la falta de originalidad en las tramas y el chiste fácil y sin gracia.


Categorías: Opinión Etiquetas: ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »