Pilotos de otoño: New Girl

Tres chicos cogen a una compañera de piso... ¿se arrepentirán?

Zooey Deschanel es la mujer guapa, morena, de ojos claros y piel blanquita, divertida, ocurrente y sencilla que a mí me gustaría a muchos nos gustaría tener. Y es un papel en el que la hemos visto ya en el cine, en películas como ¡Di que sí! o 500 días juntos. En New Girl es destacada protagonista de su propia serie y hace… lo de siempre (incluso cantar, tanto el tema de la serie como otras canciones que su personaje se saca de la manga). Pero es algo por lo que sus seguidores la adoramos, ¿o no?

Jess (Jessica) descubre que su novio la engaña de la forma más vergonzosa posible, en una escena que en realidad hace que lo pase peor ella que su cazado y futuro ex novio. Rompen y ella decide buscar piso para compartir, y es entonces cuando arranca esta serie de la Fox creada por Elizabeth  Meriwether, una sitcom en la que tenemos, como es habitual, al típico grupo de protagonistas con características diferenciadas y a menudo —ahí reside el humor de las situaciones— incompatibles

La entrevista es crucial, no se puede meter a cualquiera en casa

El caso es que Jess se muda a un piso que compartirá con tres chicos: Nick (Jake Johnson) es un barman sensible, el personaje más normal, vamos, que sigue deprimido porque su novia lo dejó hace meses; Schmidt (Max Greenfield) solo piensa en ligar, es engreído y gusta de mostrar su torso desnudo, que se está trabajando pero que dista mucho del de cierto jugador de fútbol guapo y rico. Además, suelta una gilipollez tras otra, con lo cual va llenando de dinero la Jarra para Gilipolleces que circula por el piso. Finalmente tenemos a Coach (Damon Wayans, Jr.), el entrenador que trata a todo el mundo como si estuviera dando unos dudosos ánimos a un alumno quejica, sea cual sea el contexto.

Aunque Jess es guapa, no es que se cuide demasiado, además de que tiene un comportamiento bastante despreocupado y libre de complejos, mucho más de lo que les parece a los chicos al principio, pero que su mejor amiga Cece (Hannah Simone) sea modelo, así como la mayoría de sus conocidas, contribuye a que el trío masculino la acepte como cuarta compañera de piso.

Jess es una chica alegre, pero en el fondo está hecha polvo

Pronto irán cogiéndole cariño y le mostrarán su apoyo, cada uno a su curiosa manera, para que supere su ruptura y tire adelante. Todo ello en medio de gags (por suerte sin risas enlatadas) en los que Jess pasa de chica divertida a dar vergüenza ajena, y viceversa, con facilidad, una y otra vez.

En conclusión: veremos lo que dura la serie, la verdad es que la competencia es fuerte, pero es interesante ver a Zooey Deschanel en raciones semanales y en un terreno en el que se mueve tan bien. También veremos si sus compañeros, en el fondo secundarios con más peso de lo habitual, ganan en atractivo aunque de momento no están mal, si alguno se enamora de ella (no es difícil, creedme porque yo tengo bastante buen gusto) y si la audiencia acaba reconociendo a esta nueva chica que quiere su porción de share.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »