Pilotos de Otoño: Nashville

Hay que ver lo mucho que ha pasado en estos últimos seis años. Seis años hace que conocimos a Hayden Panettiere en la que por aquel entonces creíamos genial serie Heroes en la cual no era más que una adolescente un tanto especial. Ahora, nuestra (o, al menos, mi) querida rubita ha crecido a lo bestia, se ha buscado un par de amigas delante (se entiende a qué dos me refiero, ¿no?) y ha cambiado el papel de niñita buena por el de diva del country.

Ficha

  • Título: Nashville
  • Género: Drama – Musical
  • Cadena: ABC
  • Fecha de estreno: 10 de Octubre
  • Creadora: Callie Khouri

Y, a ver, el resultado no me ha disgustado. No parece que vaya a convertirse en algo más que un culebrón con canciones (aunque lejos del tono de Glee), pero en el mundo de las series todo puede pasar. Nos sitúo: Rayna (Connie Britton —Friday Night Lights, American Horror Story—, la reina de todo el cotarro, por mucho que mis hormonas le hayan dedicado la entradilla a Hayden), otrora reina de la música country, ha dejado de vender discos y de llenar en los conciertos como solía hacer antes. A los directores de su compañía musical, lógicamente, esto no les hace mucha gracia, y ven como única solución que la cuarentona madre de dos se una, como telonera, a la gira de Juliette Barnes, diva adolescente que recuerda a más de una adolescente de Disney Channel. Situación de pez fuera del agua hecha. También aparece en escena una trama política (¿qué narices pinta esto aquí, en una serie musical?) y la del bar, aunque estas dos con notable menor peso argumental.

La serie cumple como el mero entretenimiento del que ha de servir. Los cuarenta minutos se pasan rápido (tampoco mucho) aunque sin ningún momento que destaque sobre el resto. Las canciones (no quiero opinar de música en exceso, que de eso sí que no sé) son decentes (salvo alguna letra que deja algo que desear) y sirven para esos film montages tan bonitos que se suelen hacer al final de los capítulos mientras se va viendo a los distintos personajes. Nashville no iba a ser menos. Los personajes sirven cada uno a lo que la trama les pide (la buena, la slut, el simpático) y este primer capítulo es considerablemente ágil. Buena noticia.

Serie bastante light, notablemente entretenida, el autotune está bien usado y que consigue entretener sin muchos cambios de ritmo. Decentes datos de audiencia (flojos, eso sí, para ir tras dos capítulos de Modern Family) rozando los nueve millones de espectadores totales y los tres puntos en demográficos, aunque no duden que estos datos bajarán según pasen los capítulos. Recomendable.

  • Lo mejor: Personajes bien definidos e ideas claras sobre qué rumbo va a tomar la historia, en apariencia.
  • Lo peor: Alguna letra de canción es indigna. ¿Qué pinta una trama política en una serie musical?

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Pilotos de Otoño: Nashville
5 (100%) 3 votes

Categorías: Nashville Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »