Pilotos de otoño: Madam Secretary

madam secretary

Cuando los pilotos de otoño eran todavía upfronts y no inminentes estrenos de temporada, Madame Secretary ya captó nuestra atención. Con el éxito de The Good Wife como aval, CBS había demostrado que podía mirar de tú a tú a las cadenas de cable, y si a esta combinación añadíamos política y Téa Leoni como protagonista… ¿Quién podía decir que no?

Lo curioso de Madam Secretary es que la fantástica interpretación de Téa Leoni no es el elemento más atractivo de su protagonista. Elizabeth McCord es un personaje tan atípico y con tantas dimensiones que tiene interés por sí mismo: sus réplicas, su forma de actuar… Bess es madre, pero no solo madre; es esposa, pero no solo esposa; y es mujer trabajadora, pero no solo mujer trabajadora. Y además tiene físico, pero no nos importa, a pesar de la evidente belleza de Leoni. Bess tiene por tanto, todas las papeletas para ser una candidata a heroína televisiva, pero sin mojigaterías y con la profesionalidad por bandera.

En cuanto a la estructura de la serie todo apunta a que la CBS apostará sobre seguro, y se decantará por un procedimental con una crisis a solucionar por semana -esperemos que con el mismo acierto y empaste con el resto de tramas que The Good Wife-, pero sin descuidar un hilo argumental que dé sentido a la temporada completa. En este caso, la elección es bastante arriesgada: una conspiración. Arma de doble filo para la establidad y consolidación de la serie, que dependerá mucho de como se manejen las tramas.

De momento una cosa esta clara, la política vuelve con fuerza a la pequeña pantalla, tanto en comedia como en drama: Homeland, Veep, House of Cards o la reciente Tyrant son ejemplos de esta nueva moda, distintos estilos pero un mismo concepto. Un contexto que podría jugar en contra de Madam Secretary, al recaer toda su originalidad en el carácter de su protagonista, dada la imposibilidad de no repetir tramas políticas ya vistas en otras series del género. A su vez, el emparejamiento en la parrila junto a The Good Wife los domingos, tampoco le beneficiaría, por esa tan manida frase proverbial de las comparaciones son odiosas. No sabemos si juntar una serie consagrada en uno de sus momentos más brillantes, con una rookie con mucho por demostrar, es una buena idea.

En resumen, Madam Secretary disfruta de personajes interesantes, entresijos políticos y un buen ritmo narrativo, pero sobre todo de un gran potencial. Por lo que en estos casos solamente podemos decir una cosa: denle tiempo, por favor.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »