Pilotos de otoño: Go On

Septiembre, este mes tan traicionero, se va abriendo paso poco a poco un año más. Generalmente suele venir cargado de todo tipo de connotaciones negativas (fin de las vacaciones, regreso del mal tiempo…). Pero, desde el punto de vista seriéfilo, hay que reconocer que este es un mes lleno de posibilidades en el que -nunca se sabe- quizás podremos encontrar la que en el futuro sea una de las series de nuestra vida. Al mal tiempo, buena cara, como se suele decir. Como ya sabéis, en TodoSeries nos gusta mucho estar atentos al mayor número de novedades posible, y, por eso, tratamos de repasar la mayoría de los pilotos de series que van inundando la parilla en la nueva temporada. Hoy llega el turno de Go On, serie que, aunque ya emitió su episodio piloto el pasado 8 de agosto, comienza de manera oficial el día 11. ¿Comentamos un poco qué nos ha parecido?

Ficha

  • Título: Go On
  • Género: Comedia
  • Cadena: NBC
  • Fecha de estreno: 11 de septiembre
  • Creador: Scott Silveri

Si algo llama la atención de Go On (al menos, para mí), es que supone el enésimo intento de Matthew Perry por volver a triunfar en televisión dejando atrás su encasillamiento como Chandler Bing. Si bien esto último parece algo imposible de lograr, quizás Go On sí que pueda brindarle la oportunidad de alcanzar un cierto éxito.

La serie se centra en Ryan King, el personaje interpretado por Perry, y en el que se pueden observar rasgos tanto del inolvidable Chandler Bing (Friends) como de Matt Albie (el nombre de su personaje en la infumable Mr. Sunshine). Por suerte, parece tener mucho más del primero que del segundo. King es un afamado (y narcisista) locutor de radio deportivo que se incorpora al trabajo poco después de sufrir un gran golpe en su vida personal: la repentina pérdida de su esposa en un accidente de tráfico. Aunque el periodista trata de sobrellevar la situación de la mejor manera posible, se verá obligado a asistir a una serie de sesiones de terapia grupal para aprender a lidiar con su pérdida.

El grupo de terapia está formado por unos personajes variopintos y muy exagerados que, sin embargo, funcionan bastante bien. Y es que, en el fondo, son un reflejo minimizado del propio protagonista: seres a primera vista cómicos que, sin embargo, esconden una historia más o menos dura detrás de la capa más superficial. Por supuesto, esto se ve con muchísima más claridad en el propio Ryan, cuya incapacidad para afrontar sus problemas se oculta tras una falsa ironía de la que abusa constantemente.

El núcleo del episodio (y, al parecer, de la serie) es precisamente la manera en la que la asistencia a las sesiones de terapia afectará al protagonista (y viceversa). Por lo pronto, la primera sesión me ha parecido todo un éxito, con esa entretenida competición en la que los asistentes peleaban por demostrar quién podía presumir de tener la historia más desgraciada de la sala. Un punto de vista original de este tema que choca inevitablemente con la opinión de Lauren, la psicóloga que tratará de derrumbar la falsa valentía que Ryan pretende demostrar.

A pesar de que el personaje de Lauren no es perfecto (a decir verdad, las bromas acerca de la pérdida de peso me han parecido de dudoso gusto), sí que resulta divertido por la encarnación tan estereotipada que hace de los psicólogos. Y es aquí donde reside el mayor atractivo de la serie: en el choque de opiniones de Lauren y Ryan. Si bien la primera insiste en afrontar los problemas mediante la reflexión y la aceptación, el último realiza un fuerte alegato por la vida, por seguir adelante y actuar (de ahí el “Go On” –seguir adelante- que da nombre a la serie). Y, como se ha visto, tan válido puede ser un punto de vista como el otro. Prueba de ello es el final del episodio que, a pesar de contar con un gag metido con calzador (el tema de los disfraces) nos deja con una media sonrisa que no nos termina de disgustar.

Aunque de que un único episodio rara vez es suficiente para juzgar una serie, debo decir que en este caso estoy más satisfecha de lo que esperaba. Go On no tiene pinta de convertirse en una serie inolvidable, y su punto más débil, quizás, sea lo previsible de la mayoría de sus escenas. Sin embargo, sí que tiene algunos elementos que ofrecen confianza. Uno de ellos es su cast, que puede dar mucho de sí (y sí, no me olvido de que John Cho estuvo en FlashForward, con todo lo que ello implica…). El otro, sin duda, lo variopinto de los personajes del grupo de terapia, que puede acercarnos historias interesantes si se le trata de manera adecuada.

El que se atreva a darle una oportunidad a Go On sabe con qué se va a encontrar. Pero si lo que pretendes es dar con una comedia sin grandes pretensiones que te deje un buen sabor de boca, quizás este sea el estreno que andabas buscando. Ya veremos si cumple con lo prometido…

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Pilotos de otoño: Go On
5 (100%) 2 votes

Categorías: Go on Reviews Etiquetas: , , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »