Pilotos de Midseason: Salem

salem-1

Desde finales del s. XV y hasta bien entrado el s. XVII, buena parte de Europa se vio recorrida por una extraña manía que afectó a numerosos países y personas de toda condición. El miedo a las brujas se hizo tan popular que, en muchos lugares, las autoridades civiles y religiosas llevaron a cabo un amplio y complicado proceso para erradicar estos peligrosos personajes. Los colonos que llegaron a los primeros asentamientos de Norteamérica no fueron ajenos y el juicio más famoso tuvo lugar en varias ciudades de Massachusetts, en la década de los 1690. Desde entonces, las brujas de Salem han sido protagonistas de miles de historias, llegando a aparecer tanto en Buffy Cazavampiros como en las noches de Halloween de Los Simpson. Normalmente se achacan las historias de brujas al fanatismo religioso de la época pero ¿y si todo hubiera sido cierto?. ¿Y si existieron de verdad?

Los primeros colonos anglosajones de Norteamérica fueron los puritanos, unos reformadores religiosos que se habían enfrentado a las estructuras eclesiásticas de Inglaterra. Al llegar al Nuevo Mundo, llevaron a la práctica sus teorías sobre el estricto cumplimiento de las Sagradas Escrituras. Demasiado estricto, en opinión del joven John Alden, que prefiere alistarse en el ejército para combatir a franceses e indios antes que continuar soportando el fanatismo de las autoridades de Salem. Pero no puede marcharse sin antes despedirse de su adorada Mary, jurándole que volverá a buscarla tras la guerra. El joven John desconoce que, además de media moneda de plata como prenda de su promesa, le ha dejado un regalo mucho más incómodo. Ser madre soltera no es una opción en la sociedad puritana, así que Mary se pondrá en manos de la misteriosa Tituba para deshacerse en los bosques de su hijo nonato.

salem-2

Años más tarde, cuando todos le daban por muerto, John vuelve a Salem para cumplir con su juramento. Su primera decepción llegará cuando, lejos de haber mejorado, el ambiente de su ciudad se ha enrarecido aún más. La histeria desatada respecto a las brujas está llegando a su apogeo y las ejecuciones y los procesos se han hecho moneda de cambio corriente. Personajes como el inquietante Cotton Mather han medrado gracias a sus supuestos conocimientos sobre el maligno y sus secuaces. Pero el golpe más duro para el ahora capitan Alden será ver a su amor de juventud casada con el reverendo John Hale, personaje histórico considerado uno de los promotores de los juicios de Salem y aquejado de una extraña enfermedad que lo mantiene incapacitado.

Inasequible a las dificultades y empujado por su amor, John trata de convencer a Mary de que lo deje todo para escaparse con él a Nueva York, donde cuenta con recursos para rehacer su vida. Pero Mary no es la misma jovencita tímida que dejara atrás siete años antes. Y no solo porque sea una mujer rica, que actúa casi como la viuda de uno de los hombres más poderosos de la ciudad. Ella es ahora la líder de las brujas, cuyo objetivo es controlar las nuevas tierras de América. Aquella terrible noche con Tituba también firmó un pacto con las fuerzas oscuras, entregándoles al hijo de John a cambio de poder y riqueza. Lo que no sabe es que, además de con los extremistas religiosos de Salem, también tendrá que enfrentarse al hombre con el que hizo un juramento de amor.

salem-3

Las brujas son personajes recurrentes en la literatura, el cine y la televisión, tanto en su versión tétrica como en historias mucho más familiares, e incluso en comedias. De hecho, en los últimos tiempos han sido más numerosas las apariciones de brujas “buenas”, desde la popular Embrujada de los años 60 hasta las más recientes hermanas Halliwell. El enfoque en Salem, no obstante, es mucho más oscuro y sobrenatural que todas estas, más próximo a las clásicas historias de miedo que nos contaban nuestras abuelas. Quizá no sea ajeno al éxito que han tenido otras sagas de horror y misterio, con vampiros, licántropos y otros monstruos clásicos como protagonistas.

A mi, por ahora, estas brujas no han sido capaces de cautivarme por completo. Salem juega, por un lado, con la visión crítica y un tanto tópica del fanatismo religioso. Por otra parte, cuenta con el efectismo de las imágenes de brujería y el morbo de las escenas de sexo, junto con la ambientación de época. Quizá la serie tenga más fortuna entre los aficionados a las historias góticas y tenebrosas. Yo por mi parte, lo dejo aquí. A no ser que alguno de vosotros me pueda mostrar otras virtudes que no he conseguido ver. ¿Qué decís?


Categorías: Opinión Etiquetas: , , , ,

7 comentarios

  1. Indi

    Yo sí compro a la serie. Me entretienen los temas oscuros y éste me gustó cómo fue mostrado. Será que siempre tuve la fantasía de que en Salem, las brujas eran reales, aunque no fueron las que terminaron en la horca, sino más bien, las que las señalaron como culpables. Me pareció mucho mejor realizada que la mayoría de series para adolescentes que pululan con temáticas similares. Lo único que me hubiera gustado, es que se hiciera mayor referencia a personajes de la obra de teatro, pero bueno, es un detalle de mi gusto particular. Por lo demás, me pareció bien hecha.

  2. apo

    Con esta va a pasar como con otras series… me lo veo venir. Comparto el comentario de Indi, por no repetir lo mismo. La óptica de la serie es interesante, los actores acompañan el guión, los efectos están bien conseguidos.

  3. Me sorprende una crítica tan poco entusiasta para una serie, que como mínimo se puede decir, que está bien realizada. A mí hasta me hizo la ilusión que tal vez ahonde en aquello que no pudo la tercera temporada de American Horror Story… no sé… pero al menos, se merece la oportunidad de que miremos algunos capítulos antes de defenestrarla por completo.

  4. Pablo

    Bueno a mi me gusto bastante el punto desde el que se enfoca el tema de las brujas. Estamos acostumbrados a series donde las brujas son un grupo incomprendido y oprimido por los “haters” (fanáticos religiosos principalmente). Pero esta series nos presenta a las brujas como verdaderos monstruos. Aca no tenemos religiosos malos y brujitas buenas, tenemos religiosos malos y brujas igual o pero de malas. La voy a seguir viendo, esperando que la trama sea bien manejada. Vi el segundo episodio y me sigue convenciendo bastante.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »