Pilotos de Midseason: Klondike

main

Continuamos nuestro repaso de los episodios piloto más interesantes de esta midseason con Klondike, la primera serie original de Discovery Channel, y de la que ya os hablamos hace algunas semanas. En realidad, más que de serie estamos hablando de miniserie, ya que su duración es tan solo de seis episodios. Sus promos nos dejaron muy buenas sensaciones. ¿Vemos si el episodio piloto las ha cumplido?

Basada en la novela de Charlotte Gray, “Gold Digger: Striking It Rich in the Klondike”, Klondike narra la historia de dos amigos, Bill Haskel y Byron Epstein, que, justo después de graduarse, y sin ninguna perspectiva de futuro (de qué nos sonará esa historia…) deciden probar suerte y viajar hasta Yukon, en Canadá, en busca de oro.

La región de Klondike, famosa mundialmente por ser una de las últimas zonas en las que se vivió la fiebre del oro, es, pues, la que da título y localización a esta miniserie, convirtiéndose casi en un personaje más dentro de la historia, como se pone de manifiesto desde el primer momento.

La primera parte de la serie se centra sobre todo en el duro camino que Bill y Ep tienen que recorrer hasta llegar a su destino. La nieve, el frío, y el duro relieve montañoso al que tienen que hacer frente se muestran como el primer enemigo al que deben enfrentarse. Y, sin embargo, no es el más temible: una vez en Klondike, descubrirán que no es la naturaleza, sino el propio ser humano, lo que deben temer. En un lugar árido y sin nada que perder, la desesperación y la falta de recursos hacen que cada uno saque lo peor de sí mismo en una lucha en la que sólo unos pocos son dignos de sobrevivir.

01

¿Qué cosas positivas nos ofrece Klondike? En primer lugar, y como no podía ser de otra manera, su credibilidad. Siendo hija de Discovery Channel, relata hechos basados en la realidad, y no sólo en lo que se refiere a la trama principal, sino también a los personajes: si alguien quiere ver en acción al mismísimo Jack London en sus años mozos, tiene aquí una oportunidad de oro. London, que participó en primera persona en la fiebre de Klondike, es uno de los autores que mejor ha reflejado las durísimas condiciones de Canadá. Aunque su narración más famosa es, por motivos cinematográficos, “Colmillo Blanco”, si queréis pasarlo realmente mal sufriendo en las carnes de uno de estos pioneros de la nieve, os recomiendo el relato corto “To Build a Fire”.

Sin embargo, el aspecto positivo que más destaca en la serie es, sin duda, su ambientación. Como decíamos antes, el paisaje se convierte en un personaje más de la serie, un enemigo en los momentos más crudos, y un aliado en los de reposo. Además, todos los detalles de decorado están más que cuidados. Discovery Channel ha puesto mucho mimo en Klondike, y eso se nota desde el principio: la intro no tiene nada que envidiar a la de otras producciones mucho más conocidas de la parrilla.

02

Pero no todo en Klondike es positivo. A pesar de lo que ya hemos mencionado, la serie no consigue llenar del todo. En mi opinión, estos son los motivos:

En primer lugar, por sus personajes. A pesar de contar con un cast más que envidiable (Richard Madden, Ian Hart, Tim Roth o Sam Shepard, entre otros), los personajes carecen de la complejidad que deberían: los buenos son muy buenos y los malos son muy malos. Ninguno tiene dobleces, sino que todos representan a estereotipos demasiado estáticos.

El peso de la historia recae sobre Madden, que, después de haber sido Rey del Norte, se muestra más que digno al frente de la producción. Sin embargo, es cierto que a veces encuentra algún problema, sobre todo en lo referente a la dicción (si la veis en versión original comprobaréis que a veces su acento cambia y queda algo forzado).

En la misma línea estereotipada de los personajes, la serie también tiene una finalidad moralizante muy clara. Pretende mostrarnos que el hombre es el ser más peligroso al que podemos enfrentarnos, y que los americanos (“yanquis”) pueden ser muchos más terribles que los indígenas. Algo que no sería malo de no ser por el hecho de que esta intención es tan, tan evidente que a veces el espectador tiene la sensación de que se lo están explicando como si fuera un niño pequeño.

Por último, otro aspecto que, en mi opinión, perjudica a la serie es su estructura: planteada inicialmente en seis episodios, Discovery Channel la emitió la semana pasada durante tres días consecutivos, dividiéndola en tres partes de más de hora y media cada una. A mi parecer, en seis episodios separados habría sido mucho más fácil de seguir y con más posibilidades de mantener la atención del espectador.

En definitiva, eso es Klondike: no se convertirá en la mejor miniserie de la historia (¿he oído Band of Brothers?), pero si estáis interesados en conocer más acerca de la fiebre del oro y queréis ver algunas aventuras, sí que es muy recomendable. ¿Os habéis animado ya a echarle un vistazo?


Categorías: Opinión Etiquetas: , ,

3 comentarios

  1. ¿Pero entonces va a dejar de aparecer en Juego de Tronooooooos???? ¿Por qué?

    PD: La verdad que tiene buena pinta, tengo que ponerme con ella. Richard Madden parece que va cogiendo peso, espero que haga cosas grandes aqui

    • pipo

      Tú no sigues mucho la serie de Juego de tronos, verdad? Porque si no, no entiendo esa pregunta

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »