Pilotos de midseason: 11.22.63

tv-11-22-63

Al tiempo que AMC ponía en marcha la segunda temporada de Better Call Saul, Hulu estrenaba a través de su servicio de streaming la serie 11.22.63, basada en la novela casi homónima (11/22/63) de Stephen King. Una novela fantástica desde el punto de vista de la calidad, pero también en lo que se refiere al género, ya que cuenta la historia de un sencillo profesor de literatura que en el tiempo actual le encargan la misión de impedir el asesinato de John Fitzgerald Kennedy, que como reza el título de la obra sucedió el 22 de noviembre de 1963. ¿Viajes en el tiempo? Sí, pero poca ciencia ficción y mucho thriller, misterio, aventuras y amor.

El primer cuarto de hora de The Rabbit Hole, el capítulo de debut de 11.22.63, deja dos cosas muy claras: la adaptación es fiel al libro y… ¡no hay tiempo que perder! Repasen todo lo que sucede en esos primeros instantes: Jake (James Franco) escucha la desgarradora historia de un trabajador con evidentes limitaciones, al que trata de ayudar sin éxito a que consiga un ascenso; firma los papeles del divorcio, aunque no parece muy convencido; visita la hamburguesería de su amigo Al (Chris Cooper) y ve cómo pasa de estar normal a estar al borde de la muerte por un cáncer que lo ha devorado en dos minutos; escucha una historia decididamente increíble de Al… y comprueba que dice la verdad al entrar en un armario que lo envía al año 1960; y finalmente entiende lo de los dos minutos. Y también lo del precio de la hamburguesa.

Puede que sea demasiada información para los espectadores que no han leído los libros, pero es que la historia de 11.22.63 no transcurre en el presente, así que con sólo ocho episodios para cambiar el destino de Kennedy, es necesario que viajemos cuanto antes al pasado. Eso sí, como en toda ficción que incluye viajes en el tiempo, antes hay que dejar claro cómo se aplican esas reglas, que al formar parte del territorio de la ciencia ficción varían según el que las dicta.

Aquí, la puerta de entrada al pasado siempre te lleva al mismo día y a la misma hora, la línea temporal se reinicia si vuelves a tu tiempo y, pases un día o cinco años en los sesenta, en el presente sólo habrán transcurrido dos minutos. Hacemos un ejercicio de fe, indispensable para disfrutar de esta serie y de otras similares del género (Regreso al Futuro, El Efecto Mariposa), aceptamos barco y nos vamos al pasado con Jake Epping. Porque, no lo perdamos de vista, el propósito principal de la misión es detener a Lee Harvey Oswald.

tv-11-22-63-1

La segunda parte de The Rabbit Hole transcurre íntegramente en los años 60, a donde llega Jake con un maletín lleno de información sobre Oswald (y su entorno), algo de dinero, un almanaque con resultados deportivos que debe ser su principal fuente de ingresos y un aspecto claramente “anti años 60”. La serie ha hecho un trabajo formidable ($) reproduciendo esa época, empezando por el vestuario, siguiendo por los coches y acabando por esa formalidad en las conversaciones que se perdió para siempre. Un diez en ese aspecto.

Jake tarda poco en comprobar las bondades de la época: los precios irrisorios que le llevan a cometer la poco inteligente idea de comprar un coche de lo más llamativo, la facilidad para ganar dinero en las apuestas o el sabor de los alimentos. Todo sabe mejor en 1960, como dijo Al. Pero, a la vez, Jake también descubre al gran villano de la serie por delante del propio Oswald y a uno de los personajes principales de la historia: el pasado. La escena de la cabina, cuando Jake llama a su padre, expresa con una claridad meridiana otra de las reglas básicas de 11.22.63: el pasado se resiste a ser cambiado. No luches contra él porque te devolverá el golpe con más violencia.

Y el pasado se persona en Dallas cuando Jake inicia la investigación del entorno de Oswald, más concretamente cuando trata de averiguar las conexiones entre la CIA y George de Mohrenschildt (Jonny Coyne), un empresario que estuvo muy presente en la vida del asesino de Kennedy. Todo lo que sucede en el restaurante (el fuego que casi le quema, la lámpara que casi lo chafa) representará el día a día de Jake mientras esté en la época que no le pertenece.

Jake tiene un enemigo feroz (el pasado), otro en camino (Oswald) y una misión de lo más compleja (detener el asesinato de Kennedy), pero dispone de un aliado genial: el tiempo. El tiempo del que procede, que le proporciona información privilegiada de su presente, y el tiempo material, porque todavía faltan tres años para que se lleve a cabo el asesinato de JFK. Es por eso que, como se insinua al final del episodio, la misión podría pasar a un segundo plano para ayudar a un “viejo amigo” que, en ese momento, es un niño que está a punto de ver cómo su padre mata a su madre, a su hermano, a su hermana y le arruina la vida. Veremos qué piensa el pasado.

  • Lo mejor de 11.22.63: la recreación del pasado, la frenética presentación de la historia, los flashbacks (que en realidad van hacia el futuro) de Al Templeton explicando las reglas del juego y la certeza de que van a pasar muchas cosas en los ocho episodios
  • Lo peor de 11.22.63: la (inevitable) nula base científica sobre los viajes en el tiempo, los cambios respecto al libro que no parecen tener una explicación lógica (¿por qué viajamos a 1960 y no a 1958?) y, como no estadounidense, el desconocimiento de ese pedazo de la Historia del país, que sin duda ayudaría a disfrutar más de los detalles


Categorías: Opinión Etiquetas:

6 comentarios

  1. Correcta la apreciaciòn del review, lo bueno y lo malo de la serie es completamente correcta, eso si engancha desde un principio, ojala que el resto de capitulos sean iguales, que lo vamos a disfrutar, espero escuchar los review.

  2. Ashenbach

    Yo he disfrutado mucho tanto el 1×01 como el 1×02, no sabía que son solo 8 capítulos…¿va a ser solo una temporada o habrá mas? Porque tal y como está contada la serie, se podrían marcar un “Cuentame como paso…” pero versión USA y con un crononauta.

  3. S1XTHSTR33T

    Buen piloto, al comienzo se me hizo un poco lento, pero en líneas generales me gustó.
    Otra de las nuevas series que me gustó mucho es The Night Manager, con Tom Hiddleston y Hugh Laurie.

  4. yomismo

    Era lector previo de la novela y la adaptación, pese a algunos cambios, puede ser de las mejores que haya visto de una obra de King.
    Buen trabajo de James Franco y de una bellísima (y de la que seré siempre ya fan) Sarah Gadon, que interpreta a una encantadora Sadie Dunhill.
    Mi enhorabuena a Bad Robot, a la showrunner Bridget Carpenter y a Hulu por regalarnos esta serie (que veré poco a poco en bucle hasta que saquen el blu ray), manteniendo además el final (cosa poco común en las obras adaptadas de King)
    PD: he releído la novela de nuevo y ciertamente se disfruta aún más.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »