Outcasts recoge el testigo de BSG

Desde que tengo uso de razón, o sea, desde hace más bien poco, he procurado apartarme de cualquier película o serie de ciencia ficción. Jamás disfruté como mis amigos con las pelis de Star Wars y me dormí en Matrix. Varias veces. Ahí empecé a sospechar que mi romance con el género no tenía futuro. Pero luego llegó Battlestar Galactica y lo cambió todo. Las naves no parecían tan de cartón y el espacio resultaba un lugar apasionante. Cuando acabó BSG, volví a mi estado inicial, el que me obliga por sistema a rechazar cualquier cosa que tenga que ver con la ciencia ficción. Hasta hace un par de días, cuando descubrí una serie británica con una pinta estupenda que, de alguna manera, recoge el testigo que dejaron los penúltimos minutos de Battlestar Galactica. Se titula Outcasts y llegará a BBC One el próximo mes de febrero.

La Tierra ha dejado de ser un planeta habitable, así que un grupo de valientes colonizadores viaja a un nuevo planeta para empezar de cero: Carpathia. Guiados por el presidente Tate (Liam Cunningham) y el núcleo de su equipo formado por Stella (Hermione Norris), Cass (Daniel Mays) y Fleur (Amy Manson), están decididos a gobernar la civilización de una forma democrática, pero algunas decisiones conflictivas del pasado empiezan a generar división. Forman un grupo de individuos diverso que dejaron su antigua vida detrás en circunstancias extraordinarias. Se les prometió una segunda oportunidad a cambio de estar alejados de su hogar, la familia, los amigos y los recuerdos. Apasionados con su trabajo, confiados de sus ideales y optimistas sobre el futuro, trabajan duro para preservar el planeta que han construido y que ahora llaman hogar.

Carpathia ofrece la posibilidad de redención, ya que los nuevos habitantes tienen la oportunidad de no repetir los errores cometidos en la Tierra. Sin embargo, no podrán evitar los clásicos obstáculos del ser humano: amor, envidia, lujuria, avaricia, corrupción y nostalgia por los que se han quedado atrás. Cuando empiecen a trabajar juntos se darán cuenta de que no han llegado a un planeta ordinario. ¿Existe algún propósito en su trabajo? ¿Es la paz de Carpathia más frágil de lo que piensan?

En las últimas fechas, Carpathia ha perdido totalmente la comunicación con una Tierra que se enfrenta al apocalipsis, pero la inminente llegada del último transbordador, con Julius Berger (Eric Mabius) a bordo, ha devuelto la esperanza. Sin embargo, el presidente Tate se muestra ansioso por la llegada de este personaje y Stella se preocupa por el aterrizaje, ya que a bordo viaja su marido y su hija, a los que decidió dejar atrás. Por su parte, los llamados expedicionarios, Mitchell (Jamie Bamber) y Jack (Ashley Walters), tienen la misión de explorar el nuevo planeta y de recopilar información esencial para el asentamiento. ¿Encontrarán otras formas de vida en Carpathia o querrán hacerse con el control del planeta?

Podéis ver un perfil un poco más detallado de los personajes en la web oficial de BBC One. Outcasts recoge el testigo de Battlestar Galactica, decía, [y deja de leer si no has visto BSG al completo], porque Carpathia podría ser la Tierra que se encuentran los últimos humanos a bordo de la estrella de combate. Los protagonistas de Outcasts tendrán que habituarse a un planeta ajeno sin destruir su ecosistema y tal vez mezclándose con sus pobladores, situación parecida a la que vivieron Baltar, Adama y compañía cuando llegaron a la tierra prometida. Además, la presencia de Jamie Bamber, el mítico Lee Adama, en Outcasts, garantiza esa conexión con Battlestar Galactica que invita a ver el estreno de la serie en febrero. Y hace que vuelva a creer en mi matrimonio con la ciencia ficción.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »