Netflix podría estar desarrollando una serie de… ¡Zelda!

zelda

El diario The Wall Street Journal da por hecho, aunque ninguna fuente oficial lo confirma, que Netflix está en la fase inicial de desarrollo de una serie de televisión basada en la saga de videojuegos de The Legend of Zelda. Una serie que no será de animación, sino que contará con actores de carne y hueso. Y ahora, si me lo permitís, voy a expresar mis sentimientos al respecto: ¡suuuuiiiiiii!

La plataforma de vídeo bajo demanda estaría dando los primeros pasos en la producción de Zelda, cuyo protagonista sería un chico normal y corriente llamado Link cuya misión rescatar a la princesa Zelda en un mundo de fantasía llamado Hyrule, habría confirmado una fuente cercana al proyecto. Link, Hyrule y Netflix son tres elementos que, para los que hemos jugado a muchos de los títulos de esta saga absolutamente genial, nos producen un interminable escalofrío de placer.

A bordo de este barco que todavía está saliendo de puerto también está Nintendo, lo que refuerza la idea de que podemos estar ante algo importante. La compañía nipona, que tiene los derechos de Zelda, es bastante reacia a las adaptaciones de sus productos. De hecho, desde que se lanzó el primero videojuego de la saga, allá por febrero de 1986 (para la mítica NES), sólo ha dado luz verde a una serie de animación titulada también The Legend of Zelda (1989) que sólo duró 13 capítulos. Nintendo tampoco ha sido muy generosa con la extensión de la franqucia de Mario Bros, cuya única visita al cine es de ingrato recuerdo, así que el proyecto con Netflix se puede considerar un rara avis.

La idea de Netlix, siempre según la citada fuente, sería la de crear una serie al estilo Game of Thrones, aunque algo más familiar teniendo en cuenta el universo en que se desarrolla la saga. Recordemos que los títulos de Zelda tienen lugar en un mundo de fantasía donde la espadas se mezclan con la magia, suenan las ocarinas y vuelan las gallinas, pero en la que no se clavan cabezas en picas ni hay bodas rojas. Para que nos entendamos, The Legend of Zelda se parecería más al Hobbit que al Señor de los Anillos.

Personalmente, y a pesar de que no me considero un hardcore gamer, jamás he probado un juego más redondo que The Legend of Zelda: Ocarina of Time (Nintendo 64), considerado por una amplia mayoría de revistas y sites especializados como el mejor videojuego de la historia. Eso, su historia, en la que vivimos dos épocas de la vida de Link (como niño y como adulto) es uno de los puntos fuertes de Ocarina junto a su salto evolutivo a nivel gráfico (hablamos de 1998), su cuidado por los detalles en un escenario enorme y su excepcional música. Casi todo esto es aplicable también a The Legend of Zelda: A Link to the Past (Super Nintendo), otra maravilla para la que no pasan los años.

Crucen los dedos, todos los que tengan, para que el proyecto siga adelante. Aunque sólo sea por volver a escuchar el sonido de la ocarina mientras Epona se acerca al galope por el horizonte…


Categorías: Sin categoría

3 comentarios

  1. cthun

    Netflix, shut up and take my money
    Ah no espera, que existen alternativas gratis
    Con tal de que no sea una mala adaptacion como resident evil o game of thrones

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »