Mis 15 series de la década (II)

¿Serán Los Soprano y su enorme James Gandolfini? ¿Será la magia indescriptible de Lost? ¿Serán los adorables forenses de Six Feet Under? ¿O se impondrá la determinación de Jack Bauer? ¿Sorprenderá Dexter a los favoritos? ¿O será la genial Starbuck la que encabece la lista? Cerramos el tema con las ocho primeras series. ¡Veámoslas!

8. Dexter

dexterdexter

¡Cuánto queremos a nuestro asesino favorito! Qué capacidad ha tenido esta serie para vendernos la moto y que adoremos a un tipo que va cortando en pedacitos a otras personas… ¡genial! Y qué decir de Michael C.Hall a los mandos de ese gran personaje… tremendo actor, que se levanta como uno de los futuros mitos dentro del mundo televisivo. Dexter ha ido creciendo temporada a temporada, adentrándose en el drama, con guiones más profundos, y llevando a este personaje, y a todos nosotros detrás. al interior de una oscura y agitada vida nocturna de locura y sangre, mucha sangre. El ritual de Dexter a la hora de acabar con su presa. Sus visiones con su padre adoptivo Harry. Sus magníficos pensamientos en voz alta. Los brotes de ira contenida que salen a la luz nocturna con el cuchillo en su mano. Los chistes verdes de Masuka. La perseverancia de su hermana Debra. Los donuts que lleva Dex a la oficina a primera hora del día. Las salpicaduras de sangre y esos minuciosos dossiers que prepara Dex… todo es mítico en esta serie y nos hace levantar algo de nuestro oscuro pasajero interior… ¡eso sí, sólo algo!

7. Battlestar Galactica

bsgbsg

Tardé en darle una oportunidad a esta serie… tanta navecita, robots, planetas lejanos… pues como que nunca he sido muy fan de la ciencia ficción pura y dura del espacio. Pero claro, cuando poco a poco ves como todo eso sólo es un traje que rápidamente se va diluyendo para dar paso a seguramente una de las historias épicas más grandes de la televisión y más críticas al mismo tiempo. Una historia que trata sobre amor, religión, política, supervivencia… vamos, sobre la vida mundana, sólo que con la excusa de fondo de unos robots y unas naves. Cuando me di cuenta de todo eso me arrepentí de no haberla visto antes, igual que supongo le pasa a la mayoría de gente que decide empezar a verla. Es una de las mejores series que he visto terminar, junto a otras como Los Soprano, Six Feet Under o The Shield. Un gran final para una enorme historia.

6. The Shield

theshieldtheshield

¡Que grande es esta serie, con Vic Mckey y su unidad! Nos encontramos de frente con una serie policíaca, seguramente con la mejor serie policíaca de la historia de la televisión, al menos para un servidor. Dura, cruda, sin ningún tipo de tapujos, censura o miramientos. Aquí gana el más fuerte, y casi siempre es el señor Vic Mckey, uno de los grandes personajes televisivos en la última década. Es el típico personaje, “cabronazo”, pero al que adoras y quieres. El final de la serie fue uno de los mejores, sino el mejor final que mis ojos han presenciado, poniendo el broche a siete temporadas llenas de emoción, muertes, traiciones, drogas, sexo, violencia, etc. Ya en el piloto, al final, ocurre una de estas escenas con la que te quedas perplejo y que te hacen darte cuenta de que estás viendo algo grande, algo que te enganchará y te oprimirá los sesos hasta dejarte seco. Si te gustan los buenos dramas, y además, te gusta la acción y un poco de liberar adrenalina sin salir de casa, ésta será tu mejor vía de escape.

5. The Wire

thewirethewire

El final se va acercando, y como en todas las listas que se tercien de series, nos encontramos con la serie dedicada a la ciudad de Baltimore entre las últimas. Una serie grandérrima, en todo, tanto en actores, como guiones, toques humorísticos… pero grande porque a lo largo de cinco temporadas te describe la vida en una ciudad, tanto para el departamento de policía, como para el ayuntamiento, la escuela publica, los barrios marginales o el mundo de la droga. Cuando acaban las cinco temporadas, sientes como si Baltimore fuera tu ciudad. Te sientes identificado con personajes de cualquiera de esos grupos mencionados, ya sean de los “bad guys” o de los “good guys”. Un poco escondida dentro de las grandes series, muchas veces ha pasado desapercibida sobre todo para el público en general, pero cuando las luces se apagan, y los niños se acuestan, pocas series soportan la comparación con una de las obras más brillantes de HBO, The Wire.

4. Six Feet Under

sixfeetundersixfeetunder

La serie más especial de todas, la que más cariño me despierta, un cariño casi maternal. Porque Six Feet Under (A dos Metros bajo Tierra en nuestra tierra) es la serie de las emociones, de los sentimientos… en fin, de la vida. Y su argumento es la vida de una familia que lleva una funeraria, tras la muerte del padre y cabeza del negocio. Vamos, que trata sobre la vida, bajo el punto de vista de la muerte. Terroríficamente genial. Es la serie que ves y te hace emocionarte. Consigue que te enamores de sus personajes, que los sientas como tuyos, como si fueran cercanos a ti. Las actuaciones del reparto son asombrosas, una de las mejores en este aspecto sin lugar a dudas, con un cuarteto de protagonistas rayando la excelencia. Y la labor del gran Alan Ball a la producción y creación de la serie es algo que siempre le será recordado como la gran obra de su excelente carrera. No sé si llegará el día que no llore al ver ese final… lo veo complicado.

3. '24'

No hay una descripción disponibleFotografía de la noticia:

Serie pionera donde las haya, por su formato, por como está producida, grabada, cámaras, etc. Esta serie debe su nombre al particular hecho de que cada temporada dura 24 capítulos, que ocupan 24 horas en total, es decir, en cada temporada sólo transcurre un día en la ficción. Eso nos lleva al tema de que la serie está grabada prácticamente en tiempo real. Lo que la convierte en algo único y diferente a todo lo anterior. Además de darle muchísimo más mérito a todo el elenco que produce, graba, escribe e interpreta la serie. A ello le sumamos grandes tramas de suspense en cada temporada, con giros inesperados y que en la mayoría de sus casos nos dejan boquiabiertos. Sumémosle también esas grandes dosis de la mejor acción televisiva, apoyado todo en una de las mejores producciones de toda la televisión americana, que dotan a la serie de un aire “cinéfilo” que la eleva aun más en su calidad. Y claro, la guinda del pastel, bueno, y el centro y lo más rico también, se llama Jack Bauer. No sé si es el mejor personaje de esta década en la televisión, diría que en dura pugna con Tony Soprano, pero si algún día me siento amenazado y necesito ayuda gritaré su nombre tres veces por si las moscas.

2. Los Soprano

sopranossopranos

Si hiciéramos una tabla con todas las características a tener en cuenta, y las puntuáramos como puntúan los programadores a los futbolistas en los videojuegos de fútbol, sin duda Los Soprano sería la holgada vencedora. Para mí y para la gran mayoría de críticos, televidentes o gente del mundillo. “La Serie”, tanto de HBO como de la televisión americana. Ya lo dijo el New York Times en la que es la mejor definición que he visto nunca sobre esta serie: “la mayor obra de la cultura popular estadounidense de los últimos 25 años”. Perfecta en sus guiones, perfecta cerrando sus tramas, perfecta en su reparto, perfecta en la evolución y profundidad de sus personajes, en su producción… en fin, una amalgama de calidad que la convierten en un producto mítico que nunca podrá ser igualado, o al menos superado. Para mí es como el Michael Jordan de la televisión, el mito. Sobre el final… me gusta decir que fue el más inteligente para la serie más inteligente. Es algo tan fuera de lo común, tan profundo, tan especial que no todo el mundo lo comprende o lo quiere comprender. Pero Sr. David Chase (creador de la serie) esté donde esté… a sus pies. Y bueno, no voy a despedirme sin hablar del hombre, el mejor personaje de la década en la televisión, y el mejor actor también. James Gandolfini, y su papel de Tony Soprano. Simplemente, por la actuación de este hombre y la historia de su personaje merece la pena tirarse una hora por capítulo en tu sillón favorito.

1. Lost

lostlost

Sí, señores y señoras, aquí estamos, en el numero 1 de la lista. Mi serie favorita. Puede ser algo contradictorio, que sea mi número uno ya que he dicho de la anterior que era la mejor… pero así es la vida. Lost es la serie que más ganas me hace tener de pasar un rato delante de la pantalla de mi ordenador. La serie que más me engancha y me hace sufrir una semana entera por ver el siguiente capítulo. La serie que más momentos de “boca-abierta-ojos-saltones” me produce. Y lo más importante: es la serie por la que yo estoy escribiendo esto, y por la que me metí de lleno en este mundo de las series americanas.Hace ya 5 años, yo descubrí esta serie, y ciertamente por esa época empezaba ya a controlar más de Internet y sus posibilidades, y fue la serie con la que empecé en la descarga semanal del capítulo al día siguiente de su emisión. Y a verla con subtítulos. Con Lost empezó todo. Para mí cambió la manera de ver la televisión, mía, y seguramente de una gran cantidad de millones de espectadores en todo el mundo. Pasará a la historia, por todo ello, como una de las grandes series de la televisión, y por supuesto por su gran, larga y deseada (that´s what she said) trama; esos enrevesados guiones con giros, remolinos y torbellinos; y su continua y perfecta atmósfera de suspense, misterio y épica.

Y eso es todo. Hasta aquí mis 15 series. No ha sido nada fácil confeccionar la lista, porque con muy buen gusto metería otras 15. Sólo espero que si no habéis visto alguna de estas series, lo hagáis pronto, y con que disfrutéis la mitad de lo que yo he disfrutado ya lo agradeceréis…


Categorías: Opinión Series Etiquetas:
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »