Mis 15 series de la década (I)

No soy Ausiello, ni Kristin, ni siquiera ningún crítico o periodista dedicado al mundo de las series y la televisión. Simplemente soy uno como vosotros, un fiel seguidor y aficionado al mundillo de la ficción televisiva. Como últimamente proliferan multitud de listas sobre las mejores series del año, las mejores series de la historia, y listas sobre prácticamente cualquier aspecto de este apasionante ámbito; he decidido adentrarme en el tema confeccionando una lista. Mi propia lista. Estamos en 2010, recién comenzado, y he pensado en poner mis 15 series de la década, que pasan también por ser mis series favoritas, con las que más he disfrutado, unas por ciertas razones y otras por diferentes aspectos, pero todas y cada una de las series de la lista han conseguido engancharme y hacerme disfrutar. No quiero ni pretendo sentar cátedra, ni pegar un puñetazo encima de la mesa haciendo que os creáis a pies juntillas lo que os diga. Cada uno tiene su propio gusto, y todo esto de las listas pasa por ser algo totalmente subjetivo. Sólo espero que aquellos que leáis esta lista os enganchéis a alguna de las series que aparecen en ella, porque de verdad que merecen mucho la pena, sea cual sea vuestro estilo, ya que si algo tiene la televisión americana es que tiene series grandes y magnificas sobre cualquier tema. Sin más dilación, vamos al asunto

15. Oz

OzOz

Una más de la factoría HBO, cadena que tiene varios representantes en la lista… como no podía ser de otra forma. No es una serie mediática ni muy reconocida, pero sin duda fue una de las precursoras de la propia HBO, y una de las series más duras y oscuras de la televisión. Ya sabemos que en canales como HBO se permite casi todo, sobre todo en temas de sexo o violencia y la falta de censura que suelen tener. Oz se vale de todo esto para presentarnos la vida de una serie de presos y funcionarios de la cárcel, en un módulo experimental que trata de cambiar el modelo de vida en una prisión. Sin grandes efectos, ni mucha parafernalia alrededor, es una serie cruda, que busca más el contenido que el exterior, y eso en gran medida la hace más underground pero no le resta ni un ápice a la inmensa calidad de los mensajes que oculta dentro de sus episodios.

14. Carnivale

CarnivaleCarnivale

Otra de HBO. Sólo tuvo dos temporadas esta magnífica serie, pero caló muy hondo en el corazón de sus fieles seguidores. Una serie arriesgada, que tuvo el mismo problema que otras series como Deadwood o Roma: alto presupuesto debido al montaje de escenarios o vestuarios que hizo que llegado un momento tuvieran que ser suprimidas con finales lo mejor ajustados al momento pero sin ser lo que se hubieran merecido. A pesar de esto, a mi esta serie me enganchó muchísimo, por su propuesta innovadora, el misterio que encerraba en cada minuto de metraje, grandes actuaciones por parte de los actores, y el estilo y clase que irradiaba con esa atmósfera que la hace inigualable e irrepetible. Carnivale es un circo que recorre los EEUU post-depresión en los años 30, y nos muestra esa época con el misterio, suspense y toques de ciencia-ficción como buques insignia. Sin duda es una de las historias sobre el bien y el mal más originales que he visto. Una serie mítica que quedará grabada en la retina y la mente de muchos.

13. House

HouseHouse

La única serie de toda la lista de capítulos autoconclusivos, ya lo aviso. Si algo me gusta de las series y que hace que las películas no me acaben de convencer en la mayoría de casos, es eso precisamente. Me gustan las series con tramas que se desarrollan a lo largo de una temporada, y otras tramas a lo largo de toda la serie. Me gusta seguir una serie y sus personajes desde el principio hasta el final y ver la evolución de todos y de la misma historia central. House no casa con nada de lo anterior, pero precisamente por eso, por ser autoconclusiva y gustarme bastante se merece estar en la lista, porque la calidad de esta serie es muy grande e innegable. Y cuando crees que está cayendo en la rutina y en un estado repetitivo te sorprende con algo innovador y sorprendente. Pero por encima de todo, dos cosas, una que es una serie que te saca siempre una sonrisa, y no por chistes fáciles, sino por grandes dosis de humor inteligente y sarcasmo. Y dos, y principalmente, por Hugh Laurie y su personaje el Dr. House. Sin duda en esta década uno de los mejores actores de la televisión y uno de los mejores personajes. Es la serie que ya sea para bien o para mal, más depende de un solo personaje y actor, y en este caso creo que es para bien.

12. Big Love

Big LoveBig Love

Si hablábamos de lo innovador u original que podían ser series como Oz o Carnivale, no podemos decir nada diferente sobre otra serie de HBO. Big Love se lleva la palma entre todas las series, por lo trasgresor de su mensaje y contenido, y al mismo tiempo una exquisita calidad en todo lo que la rodea. Es un drama en toda regla, sobre una familia mormona que practica la poligamia, y la comunidad mormona de donde pertenecen ciertos miembros de la misma. No es una serie para ver unos pocos capítulos al día, ni puedes esperar grandes misterios o efectos especiales, pero para los verdaderos amantes de las series y de la más alta calidad, se convertirá en una de vuestras favoritas. Para mí ya lo es.

11. Rescue Me

Rescue MeRescue Me

Bien, para terminar esta primera tanda de series de mi vida vienen las tres únicas series que podríamos denominar comedias de toda la lista, o mejor aún, dramedias. Rescue Me está basada en el día a día de una unidad de bomberos y el más valioso y alocado de sus integrantes. Es una serie dramática, basada en los atentados del 11-S, toca mucho todo este tema, como afectó a la vida de los bomberos y a la población en general de New York. Pero al mismo tiempo de todo este dramatismo, tiene un humor muy inteligente y que a veces te hace reír a carcajada limpia. Miedo, bravura, valentía, cobardía, ira, alegría, crudeza… todo esto se puede encontrar en esta gran historia, liderada por Dennis Leary que hace un papelón y te cautiva desde el minuto uno.

10. Weeds

WeedsWeeds

La reina de las dramacomedias, tan de moda en los últimos años en la televisión americana. Weeds me hace pasarlo bien. Muy bien. Son 20-25 minutos de puro entretenimiento… pero al mismo tiempo tiene una alta carga dramática que la aleja de la comedia típica, y no trata simplemente con capítulos autoconclusivos, sino que su estructura es la de un drama, con tramas que se desarrollan toda una temporada. Lo bueno de estas series es la facilidad que tienen para tratar temas complicados o dramáticos (como puede ser la muerte de un cabeza de familia, que obliga a su mujer a traficar con marihuana), dándoles un toque de comedia que las hacen diferentes y se han convertido en el estilo emergente en la televisión americana (como ejemplos podemos ver Californication, United States of Tara, Nurse Jackie, etc). Papelón de la protagonista, la bella Mary Louise Parker, y papelón de los grandísimos secundarios que le dan una dimensión más a la serie.

9. The Office

The OfficeThe Office

Para cerrar la primera parte de la lista he puesto a mi comedia favorita. La única serie 100% comedia que sigo, que me ha enganchado y que me hace esperar el próximo capitulo con ganas de verlo. The Office, basada en una serie inglesa del mismo nombre, es diferente, rara, delirante… y asombrosa. Cuenta la vida diaria en una oficina de una empresa de papel, y lo novedoso es que los personajes de la oficina son vigilados en su trabajo y parte de su vida por una cámara, miran y hablan a la cámara como si se tratara de una especie de gran hermano de ficción. Las situaciones más inverosímiles y frikis que uno se pueda imaginar que ocurren en una oficina no valen para The Office, porque en The Office son todavía más inverosímiles. La serie está cargada de secundarios de lujo (sobre todo el gran Dwight Schrute), que la hacen más amena dando sus diferentes toques, pero obviamente el jefe Michael Scott es la llave y eje de la historia. No sé si habrá existido o existirá un personaje más inquietantemente extraño y extravagante, pero este personaje y el actor que lo encarna a pesar de sus rarezas hacen que lo acabes idolatrando y queriendo como a pocos personajes querrás a lo largo de tu vida seriéfila. “That's what she said“…


Categorías: Opinión Series Etiquetas:
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »