Miniseries británicas: Exile y Prey

Prey-Exile Portada

Hablemos hoy de miniseries, más concretamente de miniseries británicas. Y es que últimamente es lo que más se está produciendo en Reino Unido. Una serie que dura solo 3 capítulos, o 6 como mucho. Digamos que es como una película larga dividida en pequeñas partes, para que podamos saborearla más. En la mayoría de ocasiones esta brevedad es directamente proporcional a la calidad de la serie. Quizás porque no da tiempo a que el espectador se aburra y saque defectos. Quizás es que su duración es ideal para dejarte con muy buen sabor de boca. La pena es que, cuando acaba, ya no hay más. ¡Descubramos las miniseries Prey y Exile!

Lo poco agrada, lo mucho cansa

Cuando descubrí Happy Valley, yo, al igual que la mayoría de vosotros, quedé maravillada. Qué puro, qué realista y qué cantidad de emociones se cruzan entre sí. Cómo de una situación simple y estúpida surge una bola de acontecimientos que cada vez se hace más grande y lleva al protagonista casi a la locura (y al espectador también, he de decir). Este tipo de situaciones lo hemos visto en Fargo de la misma forma. Hoy voy a hablar de dos miniseries británicas del mismo estilo que Happy Valley que, en mi opinión, tienen una calidad excelente, y no oigo hablar mucho de ellas más allá de las fronteras inglesas. ¡Esto tiene que cambiar!

Una se llama Prey, la otra Exile (trailer abajo del todo), y ambas están protagonizadas por el actor John Simm (lo hemos visto en otras series inglesas como Life on Mars o The Lakes). Hablemos primero de Prey, emitida en ITV. Es la primera que descubrí del estilo drama realista británico. Es del año 2014, consta de tres capítulos y sucede en Manchester. Un hombre, Marcus Farrow, detective bastante reconocido, separado de su mujer, y con dos hijos, un día llega a casa y se encuentra a su familia asesinada. Y aquí viene el drama, todas las evidencias apuntan a él. ¿Su reacción? Huir. Los tres episodios que dura esta serie son una persecución constante del personaje principal por parte de la policía de Manchester. El espectador asiste a una montaña rusa de emociones, se mete en la piel del protagonista y sufre, sufre mucho por él. Esto último es inevitable.

Prey

prey-ep3_2908721b

Es una serie muy realista que precisamente acerca al público porque lo que le sucede al personaje principal, nos puede suceder a nosotros en cualquier momento de nuestras vidas. No hay ficción, presenciamos las verdaderas reacciones del ser humano ante situaciones límite. Y vemos la evolución de un hombre que lucha por descubrir quién mató a su familia y escapar de la culpa. Además, también cuenta con la interpretación de la actriz inglesa Rosie Cavaliero, como la detective que lleva la investigación y persecución de Marcus. Pero no quiero hablar más, os invito directamente a que la veáis, porque no quiero estropearos la sorpresa.

Exile, el otro drama de la cadena BBC One, se estrenó en 2011. Contamos con la presencia además de Jim Broadbent, que hace una actuación impecable. La serie se define como un thriller psicológico. Y nada más lejos de la realidad, el argumento trata sobre Tom Ronstadt (John Simm), un periodista que vuelve a su hogar en Manchester después de ser despedido de su trabajo, el cual odiaba, en Londres. Cuando llega a casa, se encuentra con que tiene que cuidar de su padre enfermo de Alzheimer (Jim Broadbent). Él era un periodista muy prestigioso en los años 90, y en su cabeza enferma sigue viviendo esa gloriosa época. Un día, Tom descubre que su padre era corrupto y que tiene un pasado oscuro que tiene que salir a la luz. Así comienza el sinfín de acontecimientos de este drama, arrastrados por la desesperación del protagonista por encontrar la verdad. Además, la relación padre-hijo es complicada, pues el padre pegaba a Tom de pequeño, y este conserva un muy mal recuerdo de él.

Exile

Es un drama muy intenso y creo, bastante original. Los tres episodios son una búsqueda de información por parte del protagonista, para saber qué hizo su padre y poder aliviar en parte el odio que le tiene. Pero, ¿cómo consigues que alguien que está olvidando todo progresivamente te dé respuestas? Y, lo más complicado, ¿cómo lidias día a día con tu padre enfermo que, aunque ahora no se acuerde de nada, te pegaba cuando eras niño?

La historia es demoledora, así como las vidas de los personajes principales, las cuales están inundados de sentimientos grises que les impiden tener una vida normal. Además, tiene ese punto de intriga y misterio que deja al espectador pegado al sofá todo el tiempo, ya que, al igual que Tom, no sabemos lo que está pasando y descubrirlo se vuelve casi una necesidad.

Colman, Simm, Broadbent

Por otro lado, vemos la evolución de la enfermedad del Alzheimer, algo que destruye tanto al persona que lo sufre, como a todos los que están a su alrededor. El protagonista tendrá que lidiar con el desastre que es su vida, con su padre enfermo y corrupto, y con todos los recuerdos que se le vienen a la mente de su traumática niñez. Tendrá que cuidar de él, pese a que este no era un buen padre. Al fin y al cabo de lo único que sabemos que es inocente, es de ser víctima del Alzheimer.

Es una historia dura, triste, pero real. Todo esto acompañado de esa atmósfera y entornos grises propios de Inglaterra, el mismo que vemos en Happy Valley y en Prey. Son, en mi opinión, unos dramas exquisitos y profundos, pero no lentos. Todo lo contrario, la cantidad de acciones que se suceden una detrás de otra mantienen un ritmo perfecto, todo se va engrosando cada vez más hasta que llega al punto culminante donde se resuelven por fin todos los misterios. Todos estos elementos unidos hacen de estas dos producciones una maravilla que sin duda merece la pena ver. Si nos gusta lo british, el thriller y la calidad en forma de serie, y desde luego, si nos gustó Happy Valley, ¡Prey y Exile son definitivamente obligatorias!

En las próximas semanas, hablaré de más dramas británicos, ¡pero también de comedia! Y de nuevo, invito a todos a que dediquéis parte de vuestro tiempo a estas dos obras maestras y que disfrutéis del maravilloso mundo de las miniseries inglesas.

Tráiler Prey:

Tráiler Exile:


Categorías: Opinión Etiquetas: , ,

5 comentarios

  1. Llevo tiempo que prefiero ampliamente una miniserie británica, y de las que has puesto, Prey la conocía, pues el actor es uno de mis favoritos. Especialmente recomendable Mad Dogs, en donde se reúne con Gene Hunt (Life on Mars).
    Las miniseries brits se pueden considerar género en si mismas y se disfrutan mucho más, pues no cuentan con la presión de las audiencias y su influencia en la trama de las series, que ya es escandoloso. Ahora hacen series con un planteamiento, un nudo dependiendo de si renuevan o no, y un desenlace que en ocasiones es una pataleta que le acaba golpeando al pobre espectador que se había dejado embaucar por esa serie.
    Tengo un blog modesto, y si ves los posts de 2014 y sobre todo de 2013 verás una infinidad de miniseries británicas que te pueden gustar. No pongo el blog, lo dejo a tu decisión.

    Saludos!!!!

    • Por supuesto! Siempre es interesante conocer cosas nuevas, y yo aún tengo mucho por descubrir. Pásame ese blog! Gracias por tu comentario. Un saludo!

  2. Una buenìsima noticia ver que a John Simm le va tan tan bien. Y agradezco mucho la información porque sé que voy a disfrutar mucho de estas series… pero no hacéis ningún comentario al papelazo que hace este actor en Dr Who!?
    Porque yo habiendo visto el resto de lo que ha hecho, me quedo con su papelazo en Dr Who! xD

  3. Cocks

    Hola a todos, me gustaría recomendaros the mini serie british The Driver, tipico hombre con vida normal y aburrida que se mete en un follón tremendo, a él y a su familia. 3 episodios, rápidos y en los que no parpadeas ni un segundo. Espero que os guste, un saludo y gracias por las recomendaciones.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »