Lost: un vistazo a la quinta temporada

me hace reír a carcajadas, Friday Night Lights me emociona hasta la lágrima. Se acaba un capítulo de alguna de ellas y cuento las horas para el siguiente… Pero luego ABC publica un poster, un simple poster de , y el resto de series se pueden ir a hacer gárgaras. ¿Qué narices tiene Lost? ¿Qué tiene esta serie que hasta le dedicamos un post a su poster oficial de la quinta temporada?

Échale un ojo aquí al poster en alta resolución

Destiny calls. El destino llama. ¿A quién? A todos, seguramente… A los que se fueron, que tienen la misión de volver (“We have to go back, Kate…”); y a los que se quedaron, ya que para ellos también es la hora de la verdad. Por primera vez tenemos dos escenarios en Lost. Uno es la isla. El otro, la civilización. De hecho, primero va la civilización, que para algo la han puesto a la izquierda. Así que es de suponer que tendremos muchas dosis de Oceanic Six. Vamos con ellos…

  • Jack: Ahí tenemos al doctor Shephard, listo para la batalla, sea cual sea. Vestido como si Barney le acabara de soltar un “Suit up!”, Jack sigue siendo el líder. Bien afeitado, lo que en su caso quiere decir que está centrado. Por su mirada y su pose, está claro que lo veremos firmemente empeñado en volver a la isla, llevándose a todos consigo, pero no desde la impulsividad que le arrastraba cada vez más en la isla, sino con un punto más de cordura. Sé que me arriesgo diciendo esto, pero ahí va: Jack recuperará el corazón de muchos fans en esta quinta temporada.
  • Kate: Nos pasó en la cuarta con Claire (un minuto de silencio por su ausencia, por favor…) y ahora nos pasa con ella. A freckles le falta algo, le falta Aaron. Tanto le falta que no sabe ni dónde ni cómo poner las manos. Quizá no sepamos hacia donde mira Jack, pero sí podemos afirmar que Kate mira a Sawyer. Sin entrar en triángulos amorosos, está claro que para ella sólo hay un posible motivo para volver a la Jablonski y ése es James Ford. Me encanta especialmente Kate en esta foto: ha pasado de ser una todoterreno exploradora en la isla a ser una seria candidata a femme-fatale, más propia de una peli de Bond que de Lost. Se me hace tremendamente difícil adivinar el papel de Kate en esta quinta temporada, pero estoy convencido de que nos va a dar muchas sorpresas.
  • Hurley: Su pose es bastante similar a la del poster de la cuarta, pero con una importante diferencia, y es que ahora tiene la mirada más relajada y, sobre todo, más perdida. No sé si mira a Jack, esperando que éste le diga qué hacer, o intenta ver a Charlie y a Eko en busca de una inspiración más mística. Lo que está claro es que debido a su débil personalidad, Hugo será de los que no sepan si volver a la isla o no.
  • Ben: Hombre de negro. Desde que se escogió la senda de la orfandad, Benjamin Linus no es del tipo de persona acostumbrada a perder, y todos sabemos que la cuarta temporada no fue especialmente grata con él. No dudo que volverá más negro que nunca, para recuperar lo suyo y hundir a Widmore. Su mirada es mucho más relajada que antes, lo cual me sugiere que tiene un plan y que vive en la tranquilidad de quien se sabe con la sartén por el mango. Creo que los fans de Ben, aquellos que disfrutan siempre más con el malo de la película… están de enhorabuena.
  • Sayid: Más negro. En su cara hay un punto de amargura perpetua, mezclada con autoconfianza, que hacen de su gesto algo casi inmutable. Casi siempre con la misma expresión, Sayid está claramente a la sombra de Ben en esta imagen, de manera que es de esperar que el iraquí esté aún a las órdenes de Linus.
  • Sun: La coreana aparece con la expresión más dura que se le recuerda. Nada de inocencia, ni rastro de indecisión, Sun también viste de negro. Aunque es cierto que su posición no es la más destacada y que tanto Jack como Hurley la tapan, también es evidente que su mirada apunta al frente. Con Jin o sin Jin, apuesto a que la veremos en todos los frentes que impliquen acción.
  • Desmond: No sólo está tapado, sino que aparece semicortado y en una pose mucho más relajada de lo habitual. La cuarta acabó para él de la mejor manera posible, pero no auguro buenos tiempos para Desmond, a menos que en su mano oculta, la izquierda, haya un anillo o la mano de Penny. Bad times for you, brother…
  • Sawyer: Aparentemente, el rey de la isla. En el centro, vestido como siempre, algo chulesco pero sin mucho rastro de desafío en la mirada. Más bien relajado. De hecho, su elección fue quedarse y así ha sido. ¿Vigilando de reojo la vuelta de Kate?
  • Locke: John, esta vez sí, mira al frente. A su isla o a nosotros, da igual. Lo hace con los brazos cruzados, como diciendo “Aquí estoy yo”. Con ese punto de felicidad en la sonrisa, no puede dejar de pensar que John va a cometer muy pocos errores en esta temporada. John lo ha entendido, John sabe. Hará lo que tenga que hacer, implique eso lo que implique, pero lo hará con esa mirada que nos enseñó en la primera temporada y que después, entre botones que pulsar y demás errores, se perdió. Si odias a Locke, lo odiarás aún más; si lo amas, caerás nuevamente a sus pies…
  • Juliet: ¿Dónde narices mira Juliet? Ni idea, porque su futuro es una incógnita. Del grupo isleño, es la única que manifiestamente deseaba por encima de todo volver a casa. Con la cara que tiene, no parece que sea así. No la vemos desesperada, sino más bien confiada… y muy unida a Sawyer. ¿Estará aún bajo los efectos del Dharma-ron con el que la dejamos en la cuarta? Lo que está claro es que la rubia seguirá siendo una caja de sorpresas…
  • Charlotte, Miles y Faraday: Grupo de tres, los nuevos tienen un papel difícil de definir. Miles parece estar viendo algo, seguramente algo que sólo él puede ver. Jacobs, Shephards, Claires… cualquier teoría es válida. Faraday tiene esa expresión tan suya, de estar procesando información a mil por hora al tiempo que escarba en su peculiar memoria. Daniel será, salvando las distancias, el nuevo Locke, el personaje que en la quinta jugará con la isla como un niño con consola nueva. ¿Y Charlotte? Separada de sus amigos, la arqueóloga está abiertamente desafiante, aunque en un tercer plano. No sé si su posición cercana a Locke puede tener algún significado, pero también tendrá mucha relación con la isla. Al menos, su cara destila tranquilidad…

Dejo para el final el cielo. El único elemento que comparten ambos grupos y cuyos nubarrones son aún más temibles que los de la cuarta. Miedo me da, porque si la pasada temporada ya fue dramática, no quiero ni pensar cómo puede ser ésta…


Categorías: Lost Opinión Series Etiquetas:
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »