Lost: Saltando el tiburón

Alguna vez hemos hablado por aquí de esta televisiva expresión: saltar el tiburón, jump the shark en el inglés original. ¿Qué significa? Se dice que una serie ha saltado el tiburón cuando hay un gran acontecimiento (giro de guión, muerte, cambio de actores, nuevos personajes, etc) y esto provoca que a partir de ahí la calidad de la serie baje. Es posible incluso que justo antes de saltar, la cosa está en su punto álgido, su clímax, y a partir de ahí nada es lo mismo, con lo que el salto del tiburón es aún más dramático. Hay mil ejemplos en mil series, pero no vamos a comentarlos aquí porque eso sería materia para otro post; no, hoy vamos a centrarnos en Lost y en su salto. Ah, ¿que Lost ha saltado el tiburón? Escuchemos a Damon Lindelof

Seguro que sí. Creo que la serie ha saltado el tiburón unas doces veces, más o menos… Es una suerte para nosotros, los que contamos la historia, y una desgracia para la audiencia mayoritaria. Una desgracia absoluta. Hubo un tiempo en que 23 millones de personas seguían Lost, y ese tiempo ya pasó. Cada vez que esta serie se arriesga, se la juega, se abre, habrá gente que diga: “Esto ya no me gusta, no quiere seguir viendo esta serie”. Pero tenemos que contar la historia con que nos comprometimos. No podemos obviar eso.

Con dos cascarones, Lindelof, di que sí… Creo que pocos responsables de series admitirían que su producción ha saltado el tiburón. Aunque creo que también está claro que Lost lo hizo, lo que no me queda claro es cuándo. ¿Al final de la tercera, cuando dejamos el formato flashback y entramos en nuevas propuestas narrativas que no acabaron de cuajar demasiado? ¿Al final de la cuarta, con el movimiento de la isla? ¿Durante la quinta, con los viajes temporales? ¿Qué decís?


Categorías: Lost Perdidos Series Etiquetas: ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »