Lost: Los 5 mejores momentos del 6×09

Lost: Los 5 mejores momentos del 6x09

Vaya… yo que pensaba que con Ab Aeterno llegaría el consenso, las palmaditas en la espalda y los brindis porque Lost había vuelto a las andadas. Y resulta que estamos más enfadados que hace 24 horas. ¿Por qué hay tanta tensión? ¿Por qué no se soporta que a alguien le parezca terriblemente estúpido y patillero que Alpert consiga la vida eterna casi sin darse cuenta y otro haya tenido tres orgasmos viendo a Alpert en Canarias? Tienen tanto derecho unos como otros. Y si esta no es la sexta que yo había diseñado en mis sueños, tengo todo el derecho a encabritarme, porque al fin y al cabo no le debo nada a Lost. Y si Lindelof y Cuse están haciendo una temporada a mi medida, también puedo gritarlo alto y claro. ¿Dónde está el problema? ¿No lo hay? Sí. Sí lo hay. Y no es agradable tener que pelearse cada semana con media parroquia por dar tu opinión. Se puede debatir si es más o menos creíble que la estatua se desmorone con la ola o que el Black Rock llegue al medio de la selva, pero no se puede insultar a nadie por pensar que es una locura. Eso sí es una locura. Y tras el discurso pacifista… ¿Elegimos los cinco mejores momentos del 6×09?

Los mejores momentos de Ab AeternoLos mejores momentos de Ab Aeterno

El poder de Hugo
Se lo dijo Jacob, pero Hurley no lo creía. Ver a los muertos no es una maldición, es un don. Y en la sexta temporada lo está comprobando. Su contacto directo con Jacob ha guiado a los losties en su regreso a la Isla y le ha servido, en Ab Aeterno, para narrar el final de una preciosa historia de amor: el mágico reencuentro entre Alpert e Isabella. Las lágrimas de Richard nos han anudado la garganta. La dulzura de Isabella nos ha conquistado. Por cierto, no debe ser muy fácil pensar en tu menuda esposa, bella y sensual, cuando el traductor de sus palabras es Hurley… ¡Grande Nestor Carbonell!

Los mejores momentos de Ab AeternoLos mejores momentos de Ab Aeterno

La tormenta perfecta
Mi compañero Dani (casi) me ha exigido que aparezca este momento entre los mejores del episodio. No tiene trascendencia para la historia y cuenta con el dudoso derrumbamiento de la estatua, pero los instantes previos son, con perdón, acojonantes. Sí, sí, me refiero a la tormenta que sacude al Black Rock como si fuera un barco de papel, en una noche que ve la luz cuando los rayos descargan sobre el mar. Y de fondo, la Isla, que los recibe con su imponente estatua de Taweret. No me extraña que uno de los ocupantes del Black Rock, aterrorizado, grite que ha visto al diablo. Una escena memorable.

Los mejores momentos de Ab AeternoLos mejores momentos de Ab Aeterno

Donde manda capitán…
…no manda marinero. Y menos un esclavo. Del paso de Alpert por el Black Rock me quedo con su reclutamiento, después de que el cura se negara a perdonar sus pecados y, sobre todo, con la escena en que el capitán empieza a eliminar a la tripulación. ¿Le había afectado la enfermedad que se cargó a la expedición francesa o simplemente tenía miedo de estar en la misma habitación que un esclavo? Por segunda vez en la serie (la primera fue con la banda de Keamy) celebramos la aparición de nuestro amigo Smokey. Por cierto, muy grande cuando vemos al Humo Negro bajando las escaleras y dirigiéndose hasta Alpert. Néstor Carbonell tenía miedo en esa escena, estoy seguro…

Los mejores momentos de Ab AeternoLos mejores momentos de Ab Aeterno

Desde el infierno
Más que una escena, me quedo con la sensación inicial del capítulo en la que afirman que la Isla es el infierno. Desde que Alpert le grita a Jack en la playa que todos están muertos hasta la conversación en la que Jacob explica realmente qué es la Isla. Durante esos momentos me invadió la incertidumbre. ¿Están muertos? ¿Es eso el infierno? Simbología, metáforas y un montón de detalles nos acercan a la vertiente más religiosa de la serie. Muchos prefieren la ciencia, los viajes en el tiempo y el electromagnetismo. A mí me gusta más la mística para resolver estos asuntos…

Los mejores momentos de Ab AeternoLos mejores momentos de Ab Aeterno

El corcho, la botella
Brillante. Jacob se ha sacado de la manga una fenomenal explicación de la función de la Isla que creo que ha convencido al personal. también a Alpert, principal interesado. Tenía claro que la Isla no se podría definir con una sola palabra, pero jamás pensé que me quedaría tan claro usando únicamente una botella y un tapón de corcho. Ojalá todas las explicaciones sean tan sencillas y a la vez tan profundas como ésta. Genial, de verdad. No entro en si esto es lo que esperaba o no de nuestra querida Herbert Jablonski…

Toca opinar, rajar, acordarse de mi familia y todo eso que suele pasar cada semana. Por favor, sin sangre… ¿Qué os parece la selección?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »