Lost: Los 10 mejores momentos de la cuarta

Lost: Los 10 mejores momentos de la cuarta

Seguimos empeñados en no decir adiós a la cuarta temporada de Lost. Todavía no. Todavía quedan muchos momentos por recordar, muchas cuestiones por plantear y muchas sensaciones por experimentar. Si ayer recordábamos las 23 mejores frases de la temporada, hoy le toca el turno a los 10 mejores momentos. La dificultad para llevar a cabo esta selección ha sido inmensa, es el problema de estar ante una serie magistral de principio a fin. Sin embargo, hemos conseguido decantarnos por los diez instantes que, a nuestro juicio, constituyen la esencia de la cuarta temporada. ¿Queréis verlos? Vamos a ello…

Todos lloramos con SunTodos lloramos con Sun

10. Sun visita la tumba de Jin: El personaje de Sun siempre consigue estremecernos. La visita al cementerio, al final de Ji Yeon, para llorar delante de la tumba de Jin es un momento mágico. Jin había perdonado la infidelidad de Sun durante el pasado y conocer su “muerte” fue un tremendo varapalo. La culminación de esa escena llegó en la finale, cuando Sun nos volvió a emocionar gritando desde el helicóptero que volvieran a por su marido. Un diez para Sun, cuyo trabajo pocas veces se reconoce al mismo nivel que otros protagonistas.

Tú, con Jack, tú, con Locke...Tú, con Jack, tú, con Locke…

9. La separación de los grupos: Esperábamos más de The Beginning of the End, pero nos dejó esta impresionante escena que marcó el rumbo de toda la temporada. Fe contra ciencia. Jack contra Locke. Quedarse en la Isla o salir de ella. Hurley, Claire, Sawyer y Ben, entre otros, se fueron con Locke. Jack se quedó con Kate, Sun, Jin, Desmond y Sayid. El destino dio la razón a Jack… ¿o a Locke?

Maldito Keamy...Maldito Keamy…

8. El cambio de reglas: Magistral ese “Daddy!” de Alex arrodillada. Magistral el discurso de Ben diciendo que robó a su hija y que sólo es un peón más en su guerra. Y magistral Keamy, porque un mercenario mata. Y mata sin escrúpulos. Widmore cambió las reglas. Y Ben sacó toda su artillería: humo negro.

Hi, AaronHi, Aaron

7. La madre de Aaron es Kate: Eggtown tampoco había destacado como un episodio especialmente importante, pero sabíamos que tenían guardada una carta porque nos lo habían dicho en el juicio. Ver llegar a Kate, preciosa, a su casa, subir a la habitación y saludar a un niño fue increíble. Pero descubrir que ese pequeño rubio con cara de Sawyer era hijo de Claire… sin palabras.

Locke, ¿entre fantasmas?Locke, ¿entre fantasmas?

6. Locke “habla” con Jacob: El viaje de John por Cabin Fever hasta encontrar la cabaña de Jacob constituye uno de los mejores episodios de la temporada. El diálogo entre Locke y Christian Shephard y, sobre todo, la aparición de Claire es la guinda del pastel. Además, en el exterior, Hurley y Ben comparten una chocolatina hasta que Ben sale con las órdenes de mover la Isla. Esos 5 minutos son un orgasmo fascinante.

Tú ocuparás mi tronoTú ocuparás mi trono

5. Ben cede la corona a Locke: Fue un simple gesto, un apretón de manos, pero estaba cargado de simbolismo. Ben dejaba su Isla en manos del elegido, de John Locke. Jacob ya se puede quedar tranquilo. Espectacular…

Ben tiene noticias para WidmoreBen tiene noticias para Widmore

4. Guerra Widmore-Ben: “I'm here Charles to tell you that I'm going to kill your daughter. Penelope, is it? And when she's gone, when she is dead, then you'll understand how I feel, and you'd wished you hadn't changed the rules”. Las reglas habían cambiado y la visita de Ben a Charles, en plena noche, con esa voz rota, esa silueta en la penumbra y todo lo acontecido en The Shape of Things to Come constituían un final antológico. Escóndete, Penny…

I love you PennyI love you Penny

3. La llamada de Desmond a Penny: The Constant es probablemente el mejor episodio de la cuarta temporada, pero su aportación a la trama principal de la serie es más bien escasa. Está perfectamente hilvanado y tiene como protagonista a Desmond, el maestro de la locura más fascinante. Por eso, la conversación que mantiene con Penny vía telefónica merece un puesto en el top 3. Lagrimones. Momento mágico. Inolvidable.

Pobre Jeremy Bentham...Pobre Jeremy Bentham…

2. Locke ocupa el ataúd: La última escena de la cuarta temporada merece estar en este top 10, ya que arrastrábamos ese momento desde Through the Looking Glass. Todos alucinamos viendo el cadáver de Locke en el ataúd. El futuro y el pasado (los tres años anteriores) dependen única y exclusivamente de esa escena. El elegido ha muerto y la Isla se queda sin gobernador.

El gran momento se convirtió en la gran mentiraEl gran momento se convirtió en la gran mentira

1. La conferencia de los Oceanic Six: Desde que empezó la serie estábamos esperando este momento, la salida de los losties. Los minutos que van desde que se abre la rampa del avión, las familias de los Oceanic Six esperando, en un contexto de silencio absoluto y la rueda de prensa posterior son, probablemente, los momentos más emocionantes de la historia de la serie. Las caras de cada uno de ellos respondiendo a los periodistas son un ejemplo de intriga, de desconfianza, de duda, de inseguridad por haber elegido la opción equivocada, dejando atrás a todos sus amigos. Sencillamente insuperable.

Pues bien, esos son, según Todoseries, los mejores momentos de una cuarta temporada espectacular. ¿Creéis que hemos acertado? Se admiten réplicas…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »