Lost: Escenarios teóricos de la 6ª temporada (III)

Lost: Escenarios teóricos de la 6ª temporada (III)

Desde el we have to go back no nos sentíamos tan descolocados en Lost. La culpa la tiene The Incident, ese capitulazo con final agónico que abre un abanico infinito de posibilidades de cara a la sexta temporada. No tenemos ni idea de cómo habrá afectado la explosión de Jughead, tampoco tenemos pistas del significado de las visitas de Jacob a todos los losties. Lo único que tenemos es tiempo. Muuuuucho tiempo hasta que regrese Lost. Empezamos con Deus Ex Jacobina, ayer cayó la gran teoría (a mi juicio) titulada Oh Jughead, such a Joker! y hoy Doc Jensen propone un tercer escenario: They all died and now they're ghosts, or Richard Alpert. Murieron todos y ahora son fantasmas, o Richard Alpert. Curioso título, ¿la comentamos?

Jughead explotó y los mató a todos. Desde entonces, residen en la Isla (o quizás están atrapados en la Isla) como entidades no muertas, no como Claire o Christian Shephard, o se han convertido en personas que no envejecen al ser tocados por Jacob, como Richard Alpert.

En ese caso, ¿cuál es la historia de la sexta temporada?
La Isla es claramente un lugar en el que se puede engañar a la muerte. ¿Pero qué pasa si entendemos la inmortalidad que proporciona la Isla no como una bendición, sino como una maldición? ¿Qué pasa si prefieres ver lo que hay después de la muerte antes de estar atascado en una Isla para siempre? Este escenario sugiere que “seguir adelante” es posible, pero requiere cambiar las reglas de la Isla, de tal forma que todos los no muertos que residen en la Isla pasen a una vida posterior, lo quieran o no. Tal vez esa sea la batalla final de la que hemos hablado: una guerra entre estas entidades medio reales que quieren seguir en las arenas de este purgatorio artificial y los que conspiran para seguir hacia delante dejando atrás sus vacaciones fantasmales en una Isla tropical.

A Doc Jensen le gusta este escenario porque representa la posibilidad más simple, teniendo en cuenta la realidad de Lost. También se aproxima a uno de los grandes temas del ser humanos: nuestra aceptación o negación de la muerte. La parte negativa es que es complicado sentir una complicidad emocional con alguien que es un fantasma.

Comparto con Doc Jensen la idea de que trataría una de las grandes preocupaciones del ser humano: la muerte. Sin embargo, desconfío de la aceptación popular de esta propuesta. Y se acerca demasiado a la idea desmentida en repetidas ocasiones por los guionistas de que la Isla es una especie de purgatorio. Claro que, confiar en las palabras de Cuse y Lindelof requiere un acto de fe mayor que ver Lost… ¿Os gusta la teoría?


Categorías: Lost Perdidos Series Etiquetas: ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »