Lost: El destino llama esta noche

Lost: El destino llama esta noche

Me acomodo en mi butaca. Cojo la taza de café. Y miro al calendario de Lost que descansa en mi mesa de trabajo: 21 de enero. El mundo cambió ayer con la investidura de Obama y, aunque celebramos la desaparición de Bush de la escena, nuestra rutina no cambió. El cambio empieza hoy. ¡Vuelve Looooooooost! Mañana será el primer día en los próximos meses en que te pondrás el despertador a las 6 o 7 de la mañana para descargar el episodio, te irás a clase o al trabajo y sólo pensarás en ese archivo que te está esperando en casa. Mañana empezará a crecer tu factura telefónica, porque inmediatamente después de ver el capítulo llamarás a todos tus amigos. Mañana cambiarán las conversaciones entre birras, porque ni siquiera el fútbol puede competir con Jacob o con la estatua de cuatro dedos. Mañana, por fin, veremos un nuevo episodio de la serie con más seguidores del mundo. ¿Y qué hacemos hoy? Me encantaría que me picara la mosca del sueño y que el efecto durara exactamante 24 horas, que Dani me despertara en la oficina diciéndome: David, ¿vienes a ver el capítulo o qué? Como eso no es posible, la doble D ha decidido buscar alternativas para una de las noches más largas del año: ¡nos vamos a la radio! Y no precisamente a hablar del señor Obama, sino a un programa especial sobre Lost que durará dos horas. Dos horas de terapia, será nuestro Gabriel Byrne (In Treatment) particular. Pretendíamos hacer un post estrictamente informativo, pero cuando hablamos de Lost nuestra vena más sensible pasa a la acción. Desmond, ¡cuelga ya! Que el destino nos llama esta noche… Y a vosotros, ¿cómo se os presentan las horas previas al gran regreso?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »