Lost: El 1×1 de What They Died For

Lost: El 1x1 de What They Died For

What they died for? ¿Para qué murieron? Pues es sencillo… ¡Para intentar que el desenlace de la historia lostiana gane en emotividad! Y es que existe una creencia equivocada entre las mentes pensantes que se dedican a esto de parir series, pues creen que aplicando la fórmula tradicional de siempre (muertes + muertes + aún más muertes= drama) van a lograr tocarnos la fibra. Oigan, pues ese recurso fácil no funciona conmigo: está demasiado usado. Es como el payaso que resuelve todos sus espectáculos con el gag de la flor que dispara un chorro de agua en su cara: la primera vez que lo ves, te ríes; la segunda, esbozas una sonrisa… pero a la tercera ya ni te inmutas.

Con las muertes ocurre algo similar: cuando fui al cine a ver Titanic (SPOILER) y el barco comenzó a desquebrajarse aplastando a decenas de inocentes pasajeros, pocos eran los que mostraban alguna señal de tristeza. Eso sí, fue congelarse DiCaprio y la mayoría de la platea rompió a llorar… menos yo, ¿eh? Que a mí, sniff, lo de ver a Leo, sniff, cayendo al fondo del océano, sniff-sniff, ni fú ni fa… (FIN DE SPOILERS).

¿A dónde quiero llegar con estas tonterías teorías? ¿Cuál es la moraleja? Pues que una buena muerte tiene más efecto que cien malas. Me explico: en los slashers, esas películas protagonizadas por psicópatas enmascarados, se cargan a decenas de adolescentes… y nadie se las toma en serio. En cambio, una muerte en una de Eastwood, te puede desmontar por completo. Moraleja: la muerte en la ficción se ha de saber racionalizar o la pena que los guionistas pretenden transmitir termina por desvirtuarse. Por ese motivo (o no) hoy me cuestiono por qué murieron algunos de los losties… Por lo tanto, y como dijo el dermatólogo de Britney Spears, vayamos al grano: ¿Por qué murió…

…Sun? Por prudente. La coreana se quedó atrapada entre un amasijo de hierros, y no hubo manera de mover tan enorme peso. Posiblemente, si hubiera preguntado a Jack si llevaba un gato hidráulico industrial, se habría salvado; ya que el doctor acarrea sobre sus espaldas una mochila que deja en ridículo al bolsillo mágico de Doraemon…

  • Kate: ¡Jack! ¡Mi herida! ¡Se infecta!
  • Jack: Tranquila, la bala no está (?). Quizás tu aparentemente endeble esqueleto esté recubierto de adamantium, a lo Lobezno, y haya repelido el proyectil. De todas maneras, llevo en mi mochila mágica una aguja y un hilo, que no utilicé con Sayid cuando le dispararon porque me daba igual si moría o no. Como a él no me lo quería fo…
  • Kate: ¡Jack! ¡Eres un bandido!
  • Jack: Y tú, más.

Y no queda aquí el inventario del doctor: su bolsa es totalmente full equip

  • Jacob: ¿No tendrás un vaso?
  • Jack: Miraré en mi mochila mágica… Ya. Ya he encontrado la sección objetos del hogar… ¿Lo prefieres largo? ¿De chupito? ¿Un bol para crispies? ¿Copa? ¿Taza?
  • Jacob: Taza.
  • Jack: ¿De cerámica? ¿De plástico? ¿Con asa? ¿Sin?
  • Jacob: ¡Lo que sea! ¡Y rápido, que cuando mis cenizas se reduzcan a más ceniza desapareceré para siempre!
  • Jack: Tío, en serio, no sé que lleva ese agua que estás bebiendo… ¡pero yo quiero!
Jackaemon y su bolsillo mágicoJackaemon y su bolsillo mágico

…Jin? El coreano tuvo la oportunidad de salvarse, sin embargo se sacrificó por amor. ¿Amor? ¿Seguro? Jin tiene toda la pinta de ser el típico hombre que sin su mujer no sabría vivir. No por sentimentalismo, sino porque es el prototipo de machista inepto en tareas domésticas; el que sin una fémina detrás podría un día perecer ahogado en su propia basura. Entonces empecé a sospechar… ¿Es posible que por vagancia se dejara morir, para evitar tener que tirar para adelante una casa y una hija que podría no haber sido suya? Lo sé, posiblemente me ha quedado un comentario paradójicamente machista: las mujeres también tienen derecho a ser sucias ¿Así? Qué complicado es el tema de la igualdad de géneros…

…Lapidus? Frank murió porque ya se le habían agotado los chascarrillos simpáticos. Los grandes artistas han de saber retirarse a tiempo… o morir relativamente jóvenes (como James Dean, Marilyn Monroe o Ángel Cristo); por eso la muerte de Lapidus era necesaria. Además, murió de un golpe. Y los golpes son graciosos… Al top de vídeos más visitados de youtube me remito.

…Sayid? Desapareció porque a la tercera va la vencida. Se salvó del disparo. Se salvó de la ahogadilla en el manantial, de la que quedó un poco zombieficado, aunque ya que sobrevives no es cuestión de ponerse tiquismiquis… Si ya se hubiera salvado del estallido de dinamita, ya habría sido la bomba.

…Richard? Los puristas se niegan a aceptar que Ricardo ha caído: “¡Qué muerte más cutre!” –proclaman algunos. Como si fuera la primera resolución cutre que nos ofrece el dueto Cuse-Lindelof… En fin, desconozco si es que sí o si es que no; lo que es seguro es que una buena leche sí que se ha pegado, así que lo aceptamos como presunta víctima del Humo. Y es que ya lo avisan en los mensajes que decoran las cajetillas de tabaco: “El Humo puede matar”. Sin embargo, el tinerfeño hizo oídos sordos (como Beethoven) y decidió que hablar con el Sin Nombre era la opción correcta, ya que antiguamente fueron amiguitos. Lo que no sabía era que ya no disponía de inmunidad diplomática con Smokey. ¡Que no se queje, que ha superado por mucho la media de esperanza de vida!

…Widmore? Charles cometió el clásico error del villano que no está acostumbrado a ejercer tan complejo papel. En todas las películas de malo contra bueno, ha de estar presente la escena en la que el malo confiesa sus planes al bueno. Luego éste último logra escaparse y desbarata las pérfidas ideas de su némesis. En esta ocasión, se invierten los roles: es el “bueno” (Widmore) quien explica al “malo” (El sin nombre) sus intenciones (en voz baja, cuando todo el mundo sabe que secretitos en reunión, son de mala educación) para finalmente morir (uno más a añadir al body-count de la serie) a manos de otro maloso que llevaba tiempo invernando (Ben, que se le esperaba y al fin está).

La que se está liando sólo porque El Sin Nombre (si aceptamos que el Humo es el hermano de Jacob al 100%) ansia “ver mundo”. ¡Lo que daríamos cualquiera por ir a vivir a una Isla desierta! Y el pavo va y desea “ver mundo” ¡Que alguien le explique que más allá del mar hay un lugar en el que tendría que convivir con una crisis global, hipotecas desmesuradas, políticos corruptos, paro, series de Chuck Lorre… Aún resultará que la pseudomadre-loca de Jacob estaba en lo cierto: a mí tampoco me gustaría que mis hijos tuvieran que sufrir así (sobre todo por lo de Chuck Lorre).

…Zoey? Esta señorita murió porque no supo jugar al escondite: entre que la nube de Humo negro es similar a Hacienda (imposible esconderte de ella y de sus palos) y que no contaba con la intervención de Ben el traidor, lo de salvarse era misión imposible. Así, pasa lo que pasa: el que la para te atrapa y… ¿te raja el cuello? No recuerdo que en mis tiempos se jugara con esas reglas, aunque a día de hoy es más posible encontrar en la mochila de un chaval un cuchillo que, por ejemplo, una taza.

Y de esta manera, llegamos al final… de la sección: el FINAL DE LOST (así, con mayúsculas) aguarda a la vuelta de la esquina con sus 2 horas y 30 minutos de duración… ¡Lo mismo que Titanic! ¡Y posiblemente la serie-finale también incluirá un hundimiento! No, no me refiero al presunto hundimiento de la Isla, sino al de los millones de fans que estarán de bajona tras el “The End”. La gran duda es… ¿será una resaca agradable? Veamos el estado actual de las apuestas…

  • Se paga 5 a 1 a los que creen que el final dejará satisfecho a la mayoría del público.
  • Se paga 10 a 1 a los que creen que el final dejará insatisfecho a la mayoría del público.
  • Se paga 1000 a 1 a los que creen que el final dejará insatisfecho a la mayoría del público, provocando que millones de fans perturbados se echen a las calles armados con DVD's de Lost, iniciando una sucesión incontrolable de altercados tras los cuales se harán con el control del planeta, situación que dará paso a una nueva era… en la que nuestros líderes serán tan ineptos como los de siempre. Bueno, al menos su condición de amantes de las series nunca les llevaría a plantearse lo de ilegalizar el intercambio de contenidos a través de Internet. No hay mal que por bien no venga…


Categorías: Lost Perdidos Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »