Lost: El 1×1 de Sundown

Lost: El 1x1 de Sundown

Hace mucho tiempo, en una temporada de Lost muy, muy lejana, vivimos junto a los losties la experiencia de sobrevivir en una isla desierta: vimos cómo se asentaban, cómo se agrupaban, cómo aprendieron a confiar los unos en los otros… Hasta que un día llegaron Los Otros y, con ellos, el lío padre: problemas reproductivos, incidentes, líderes espirituales, templos, estatuas, viajes a través del tiempo y el espacio, monstruos, fantasmas, resurrecciones, posesiones… Sí, el Lost de ahora es cuestión de fe; mejor dicho, cuestión de magia… pero en el sentido más peyorativo de la expresión:

Cuse & Lindelof: Nada por aquí, nada por allí… ¡y aquí tenemos un faro!
Fan acérrimo de Lost: ¡Madre mía! ¡Lost es mágica! ¡Qué digo mágica! ¡Es muy mágica!
Seguidor normal de Lost: ¡Madre mía! ¡Lost es tramposa! ¡Qué digo tramposa! ¡Es muy tramposa!

Por eso he decido cambiar mi manera de ver esta serie. Ahora apago el cerebro (algo que en mi caso es una tarea muy sencilla de realizar) y como si estuviera ante un espectáculo de magia, no me cuestiono nada de lo que sucede ante mis ojos: yo no me pregunto cómo un mago puede atravesar a su ayudante con varias espadas sin matarlo, simplemente hago ver que me lo creo. Y hasta en ocasiones aplaudo. Aunque no me lo crea, porque sé que todo tiene truco:

Fan acérrimo de Lost pre-Sundown: la línea alternativa no es tal, sino que lo que se nos narra ahí es lo que ha sucedido antes de los hechos que todos conocemos (temporadas 1-5) o lo que sucederá después de dichos hechos.
Fan acérrimo de Lost post-Sundown: la línea alternativa no es tal, sino que lo que se nos narra ahí es una nueva realidad que Jacob ha insertado en las mentes de los losties, como si fuera Matrix.

No me entendáis mal: yo amo a los amantes en general, y a los de las teorías hipotético-deductivas en particular, pero es casi imposible que unos aficionados logremos desenmascarar a unos magos expertos en la improvisación que busca siempre el más difícil todavía. Parafraseando a una conocida sabia: Las tramas cambian de una forma tan impredecible que no se pueden predecir, y si no las predicen los que la tienen que predecir… ¿cómo piensan ustedes que las vamos a predecir aquellos que estamos esperando la predicción?

Tal y como está el asunto, lo único que me atrevo a aventurar tras tanto razonamiento ilógico, es que habrá una guerra… ¡La guerra de las Falacias!

La Guerra de las Falacias, episodio VI: Los Infectados contraatacan: Son tiempos adversos para los jacobinos. Con su templo destruido, el Lado Oscuro ha hecho salir a la fuerza a los rebeldes que permanecían refugiados allí, convenciendo a la mayoría de ellos para que se unieran a su causa. Tras escapar del terrible golpe de estado, un grupo de guerreros del
¿bien? encabezados por Ilana, ha establecido una nueva base secreta tras los muros del maltrecho santuario. El malvado Dark Locke, obsesionado por encontrar la manera de ser libre, ha infectado a losties que consideraba especiales (y a Kate) para dar guerra.

Sayid: Estrella de la muerte. El iraquí se ha vuelto completamente negro: no es que se haya hecho la operación inversa a la que se sometió Michael Jackson (que Dios lo tenga en su gloria, pero lejos de los angelitos), sino que se ha convertido en un ser ¿maligno? Con él, el lado oscuro tiene al arma más mortífera de la Isla, capaz de cargarse a dos pesos pesados (más que pesados, insoportables) como eran Dogen y Lennon. Desde aquí os doy el pésame a todos vosotros, queridos lectores, que supongo que estaréis tan derrumbados como el templo por tan terribles pérdidas: por lo que a mi respecta, voy a guardar unas cuantas líneas de silencio en honor a los dos caídos…

Ya está. Por cierto, para que los no sepan (alerta de comentario pedante/redundante), la Estrella de la Muerte fue destruida porque tenía un punto débil: un agujero excesivamente sensible a los ataques. Yo si fuera Sayid me andaba con ojo y me cubría las espaldas…

Claire: Chewbacca. Hay que admitirlo de una vez: el problema capilar que tiene esta señorita es cada vez más grave. Pero aunque tenga el pelo alborotado y unas mechas sin color, sigue siendo una chica yes-yes… pues no sabe decir a nadie que no: dice sí a su papi chulo, dice sí a Dark Locke… En fin, que siempre será la segunda de a bordo. Por cierto, y volviendo a la raíz del asunto, si Claire lleva el tejado así, ¿cómo tendrá el sótano? Sí, el 1×1 podía caer en un tono aún más bajo…

Claire no logró dominar ni su melena ni sus impulsosClaire no logró dominar ni su melena ni sus impulsos

Lockesea: Darth Vader. En su versión inicial, Locke era un hombre esclavo de su silla de ruedas que vuelve a andar por obra y gracia de los trucos sacados de la nada de los guionistas de los poderes místicos de la Isla. Después de que Ben lo manipulara y acabara matándole, regresa a la vida en forma de un Humo Negro tremendamente perjudicial para la salud de todos los que están en contra de sus ideas. Ahora que tiene el cuchillo por el mango, quiere llevarse por delante a los rebeldes (Ilana, Lapidus, Ben, Sun-Jin, Jack, Hurley, Jacob) que no le dejan ser libre. Y es que, en el fondo, Lockesea sólo quiere ser libre, como el humo cuando aparece. Libre, como el mar que rodea la Isla… ¡Libre! Como el ave que repetía el nombre de Hurley, y del que no se ha vuelto a hablar… ¡Libre! Como el viento que recoge su lamento y su pesar: camina sin cesar, para Jacob matar, y saber lo que es al fin la libertaaaaaad. Espero que los de la Sociedad General de Autores no hayan sabido leer entre líneas…

Kate: Jar Jar Binks. Hay dos tipos de personas en el universo: los que odian a Jar Jar y los que no lo odian… porque no lo conocen. Con Kate pasa algo similar: están/estamos los que creemos que es un personaje irrelevante a día de hoy, y los que la defienden a ultranza. Lo que nadie podrá negar es que de entre los miembros de su nuevo grupo (el de Locke y cía.) ella va a ser la marginada oficial, la que se lleve todas las collejas. Como decía Obi-Wan Kenobi, “es un ser molesto que hay que aguantar y poco más”. Y no, ahora no me estaba refiriendo a Jar Jar…

Parecidos... ¿no razonables?Parecidos… ¿no razonables?

¡Oh! ¡He llegado al final del 1×1 y casi me olvido de hacer referencia a los huevos de Keamy! Ya está solucionado: ahora en los comentarios no me podréis decir que no le he puesto huevos al post.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »