Lost: El 1×1 de LA X

¡Ah, la X! Es un símbolo, es una letra… ¡y tiene tantas
interpretaciones! Si eres informático o soltero (o una combinación de
ambas), la X te puede sugerir porno; si eres del Ministerio de Cultura
de España pensarás en Saw VI; si eres un ludópata te sonará a quiniela y
apuestas deportivas; y si eres estudiante de los de verdad (de los de
ciencias, no de los de letras) pensarás en problemas e incógnitas… Pues LA X de Lost se acerca muy mucho a esta última acepción:
problemas e incógnitas
. Por cierto, cada vez son más y más los problemas
y las incógnitas que están poniendo sobre el tapete. No hace falta que
enumere los misterios pendientes, pero son de sobras conocidos por
todos. Conocidos y no olvidados. Y ahora más que nunca: en cada capítulo
exigiremos que nos aten cabos, y no que nos los desaten… Y no voy a ser quien contribuya a desenredar los enredos dados mis
limitados conocimientos en general, y de Lost en particular; así que me
dedicaré a hacer un análisis superficial, vacío y absurdo… como si
esto fuera un artículo de la prensa deportiva. ¿Y cuál es la
especialidad de los periodis… perdón, de la gente que escribe en los
periódicos deportivos? Los 1×1; esos pequeños informes que evalúan (sin
criterios objetivos de ningún tipo) el rendimiento de los protagonistas
del espectáculo. Pues a continuación se hará algo parecido, se definirá
la actuación de los personajes del universo Lost
, empezando esta semana por los que han participado en
este LA X. Sin criterio y sin objetividad…

¡Nueva sección semanal en Todoseries: el 1×1 de Manel!

Ben: marginado. De ser el pilar de la serie, ha pasado a ser una viga más. Necesita mejorar.

Boone: vampírico. Jack tiene una pequeña herida en el cuello cuando se mira en el espejo del avión. Boone ahora interpreta a un chupacuellos en Las Crónicas Vampíricas (The Vampire Diaries). Un enigma menos…

Charlie: flasforwarizado. Y no sólo estéticamente, con ese corte tan de Simon, sino que incluso mientras vuela en el avión sufre un blackout en el que parece que ve su negro futuro: “Debo morir”, dice. Éste no sabe lo que quiere: cuando le merodeaba la muerte, deseaba esquivarla, y ahora sólo ansia morir. Cansino.

“He tenido un sueño horrible: ¡he soñado que trabajaba en FlashForward!”

Cindy: pluriempleada. Por lo que parece la crisis ha llegado a la Isla. Cindy ha tenido que trabajar de azafata de vuelo, para los Otros y, ahora, para los otros Otros.

Claire: bombón. Para ser más exactos, bombón relleno, por aquello de que en la “línea alternativa” aún está embarazada: suena degenerado, pero ya se sabe que las encintas suelen volverse más guapas durante el periodo de gestación. O al menos eso es lo que se dice para animarlas…

Desmond: inconstante. Primero está en el avión, luego no… ¿un trasbordo en pleno vuelo? Los de la NASA lo hacen. Bueno, también estos han dicho que iban a la luna…

Hurley: crecido. Se siente especial, y no porque tenga que comprar camisetas en tiendas especiales, sino porque es el enchufado de Jacob desde que éste le diera la funda de la guitarra. Por cierto, cómo se nota que Hugo no es español: si lo fuera, seguro que nada más irse Jacob ya hubiera mirado lo que había dentro y minutos después ya se habría enterado todo el barrio del contenido. Así somos.

Jack: reclamador. En la isla reclama su puesto como líder del grupo de los perdidos. En la vida normal hace lo que todos los que hemos viajado en avión hemos tenido que hacer alguna vez: reclamar una maleta perdida…¡y qué maleta! Como rezaba aquella mítica película de los 80, este muerto está muy vivo…

Jacob: cutre. Un tío tan uberpoderoso como él, que es capaz de personarse a su antojo por toda la isla (y fuera de ella), que incluso puede manifestarse una vez muerto… y luego el mensaje del cual depende, presuntamente, su resurrección, lo deja en un mísero post-it. Triste.

Si estás viendo un hombre saludando, tú también tienes un donSi estás viendo un hombre saludando, tú también tienes un don

Juliet: rematada. Me imagino a Elizabeth Mitchell atendiendo la llamada de su agente, y recibiendo la noticia de que tenía que volver a la Isla:

  • Agente: You have to go back
  • Eli: ¿Cómo? Pero si me va muy bien con V…
  • Agente: Mmm…
  • Eli: ¿Qué pasa?
  • Agente: Pues que a lo mejor se acaba pronto
  • Eli: ¿Qué? ¿Has tenido un flashforward de esos que están tan de moda?
  • Agente: No, he visto las últimas audiencias…

Así que la rubia tuvo que volver a grabar… para volver a morir. Es lo que se llama un ir pá nah, es tontería

Kate: scofildiana. Sus artes para escapar de la justicia son dignas del mejor capítulo (por lo menos uno habrá) de Prison Break: son incontables las veces que ha logrado escapar del Marshall… ¿Es el agente un inepto? ¿Es Kate una experta? Creo que va a ser más lo primero. ¿Y sino cómo se entiende ese momento lavabo? El Marshall está vigilando a Kate mientras ella hace aguas menores… pero no se escucha ningún sonido, ningún salpicón…¡Nada! ¿Cómo se le escapan estas evidencias a un tío formado en técnicas de deducción? Lo mejor de la escena del baño, sin embargo, es la irrupción de dos mujeres. Dos. ¿Por qué siempre van de dos en dos? He aquí otro de los enigmas por resolver, no de la serie, sino de la historia de la humanidad.

Locke: quemado. Tenemos al calvo en tres versiones: la ahumada (la imponente versión de la Isla), el quemado (el desquiciado paralítico de la línea alternativa) y el que está para que lo quemen (el fiambre). Aparte de la magistral interpretación de Terry O'Quinn como cadáver, también hay que valorar su papel de malote: especialmente la transformación en smokey. Mejor dicho, la no transformación: porque si Superman se iba a una cabina para disfrazarse (y con las prisas siempre se dejaba los calzoncillos por fuera), Locke hace lo propio para disfrazarse de Humo… ¿Qué costaba hacer un CGI con el Windows Movie Maker? ¡Que aprendan de la transformación del Hombre Lobo de Crepúsculo! Bueno, mejor que busquen otro referente.

Miles: dotado. Sí, Miles está dotado de un enorme poder, pero no sabe usarlo: ha de ser Sawyer quien le instruya, y quien le vaya diciendo lo que tiene que hacer con la muerta. Leído así suena tan mal…

Otros: multiplicados. Los antiguos otros, los que conocíamos de toda la vida, en realidad son los nuevos otros; mientras que los nuevos otros que hemos conocido en esta premiere, son en realidad los antiguos otros. El desenladrillador que lo desenladrille, buen desenladrillador será.

Richard: abusón. Se encara con Ben y lo deja por los suelos, literalmente. Por suerte, El Locke-Humo le baja los humos (valga la redundancia) al eterno guaperas.

Rose y Bernard: unidos. Sólo una indisposición gástrica del dentista les ha podido separar. Están más pegados que las hojas de las revistas que guarda bajo la cama un adolescente cualquiera.

Sayid: condenado. Sobrevivió a una guerra, a un accidente de avión, a un tiro de bala… y muere ahogado en un balneario. Si yo fuera Mahoma le retiraba las vírgenes que le tocan por su condición de casi mártir.

Sawyer: partido. No sólo le parten el corazón con la muerte de su blondie, sino que también le parten la cabeza de una pedrada uno de los otros otros. Ahora, antes de partir de la Isla, quiere partirle la cara a Jack…

Sun y Jin: distantes. Un montón de billetes les ha separado en el mundo alternativo: él en la cárcel… y ojalá que a ella la acusen de cómplice. ¿Se nota que no los soporto? ¿No? ¡Pues no los soporto! Creo que se puede escribir más alto (con más mayúsculas), pero no más claro.

Zack y Emma: explotados. Si una multinacional tuviera en la isla una fábrica en la que se cosieran balones, estos dos niñitos seguro que trabajarían allí sin recibir nada a cambio. En este capítulo me pareció ver que portaban unas bandejas, o algo así. Lo dicho, parecen dos huerfanitos sacados de un cuento de Dickens.

¿Y cuál es la valoración global de los jugadores que han participado en esta primera parte de la partida? Personalmente, creo que hay demasiadas fichas en el tablero, y eso ha provocado que este LA X haya sido un poco caótico: demasiado ritmo, todo acelerado, demasiadas casualidades forzadas, demasiadas cosas explicadas… de ahí la mastodóntica y excelentísima review que se han trabajado los compañeros, y sin embargo amigos, de la Doble D. El peloteo a los jefes, el método más infalible si lo que queréis es progresar en el mundo laboral…


Categorías: Lost Opinión Perdidos Series Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »