Lost: Balance de situación antes de la finale

Lost: Balance de situación antes de la finale

El New York Post publica hoy un útil artículo sobre la season finale de Lost, que se emitirá el próximo miércoles. Con la ayuda de Carlton Cuse y Damon Lindelof intentan hacer un balance de la situación en la Herbert Jablonski, teniendo en cuenta la separación de grupos y los últimos acontecimientos alrededor de Jughead. Además, propone algunas pistas sobre la sexta temporada y presenta varias opciones de cara a The Incident. Lo recomendaría para todos los públicos, pero algunas insinuaciones (de carácter leve) pueden herir sensibilidades. A las puertas del gran partido del año, ¿cómo están repartidas las fichas?

Ligeros spoilers del último episodio y de la trama central de la sexta temporada…

La quinta temporada de Lost se ha centrado en cómo cinco de los Oceanic 6 (todos menos el pequeño Aaron) regresaban a la Isla, que había saltado 30 años hacia atrás en el tiempo. En los últimos acontecimientos, Jack, Kate, Hurley y Sayid se han encontrado finalmente con Sawyer, Juliet, Jin, Miles y el ya fallecido Daniel Faraday en el año 1977. En el presente se encuentra Sun junto a Locke y Ben, dos personajes que compiten por el liderazgo de la Isla. “En este gran mapa de situación, uno debe asumir que Sun tendrá un papel importante que jugar”, dice Damon Lindelof.

Jack, Kate, Hurley y Sayid están en 1977, donde Sawyer, Juliet, Jin y Miles se han creado un hogar al lado de la Iniciativa Dharma, un grupo establecido en la Isla para estudiarla y para la construcción de instalaciones de investigación. Sawyer, Jin y Miles formaban parte del equipo de seguridad de Dharma, pero el descubrimiento de la verdad ha hecho estallar la situación. Dharma, además, tiene enemigos en la Isla, los hostiles, así que podemos asumir que los de la Iniciativa están algo nerviosos. La llegada de Jack, Kate, Hurley y Sayid rompió el equilibrio, expuso a sus compañeros intrusos y forzó a Juliet y Sawyer a luchar por escapar. Por su parte, Jack y Kate deben decidir su siguiente movimiento.

“Hay dos aproximaciones fundamentales a la serie. Está la versiónn Jack, que propone que no existe una respuesta para todo lo que está sucediendo. Y está la versión Locke, que asume que todo lo que está pasando en la serie tiene una razón. Nosotros somos grandes defensores de la visión de Locke”, dice Lindelof.

La razón por la que algunos losties han viajado a 1977 fue explicada por el físico desmemoriado Daniel Faraday. Faraday cree que las personas pueden ser las variables en las ecuaciones de los viajes en el tiempo. Eso supone que es posible esparcir la energía electromagnética que estrelló el Oceanic 815 en la Isla utilizando la bomba de hidrógeno (Jughead) que está en la Isla, permitiendo cambiar el pasado y el futuro. Faraday muere antes de poder comprobar esa teoría, ahora es el turno de Jack, Kate, Sawyer y el resto de supervivientes: tratar de cambiar el futuro o dejarlo así.

“No todo el mundo está interesado en la misión de Faraday”, dice Lindelof. “Es un asunto que divide y que se se ha trasladado también a la audiencia. Sería una estafa borrar los últimos cinco año de la serie y hacer que los losties nunca lleguen a la Isla”.

Jack ya ha expresado su interés en la misión de Faraday, mientras Kate ha dicho que quiere mantener su vida. Más allá de lo que decidan, la próxima temporada se centrará en los personajes principales en la Isla tratando de resolver por qué se estrellaron en la primera vez. En la finale, se revelarán detalles sobre los símbolos misteriosos (Templo), sobre la estatua de cuatro dedos y sobre los jeroglíficos egipcios, dice Lindelof. La serie ha seguido un ritmo salvaje y en ocasiones confuso, pero Lindelof y Carlton Cuse aseguran tener muy claro hacia donde se dirigen.

“Esa es una conversación que empezó entre la segunda y la tercera temporada. Estamos siguiendo el plan más o menos al pie de la letra, aunque también hay espacio para la improvisación”, confirma Lindelof.

Damon admite que la próxima temporada supondrá cerrar el círculo. “La sexta temporada se parecerá a la primera. La atención regresará a los personajes con los que empezamos. Hemos ido reduciendo el número de personajes. Los personajes de cola no están (excepto Bernard), sólo queda Miles de los del carguero y de los Otros únicamente nos quedamos con Juliet. Apuntamos hacia un final”, asegura Lindelof. Y añade Cuse: “la metáfora que nos gusta utilizar es la de road trip (viaje). Sabemos que queremos acabar en la ciudad de Nueva York, pero a lo mejor queremos ir haciendo autostop o pararnos en un bar a emborracharnos durante el camino”.

Un único apunte: está claro que en la quinta temporada decidieron parar en el bar a pedir unas copas. Así están las cosas en la Isla. Varios bandos, varios objetivos, varias épocas y un incidente a la vuelta de la esquina. Le he pedido a un amigo que explique las sensaciones de cara a este último capítulo:

Pues eso…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »