Los guiones sin censura de Lost

Ver Lost es muy diferente a leer Lost

Para preparar un artículo sobre la temporada que desafía al tiempo, los productores de Lost permitieron que The Times tuviera acceso a la palabra escrita. Es decir, leyeron guiones en lugar de ver escenas a la intemperie. Rápidamente se dieron cuenta que, sobre el papel, Lost es una serie bastante diferente. Eso es porque los guionistas de Lost no se contienen en sus impresiones. Os recomiendo que prestéis atención al siguiente artículo, ya que nos muestra una cara generalmente oculta de la serie. Y es que ver Lost es muy diferente a leer Lost

Nuestros actores favoritos no pueden decir palabrotas en ABC, así que los guionistas lo hacen por ellos, a veces en las direcciones, a veces entre paréntesis en el diálogo. Lo más frecuente es que los f-bombs (palabrotas) fluyan. ¿Recordáis la bonita escena de apertura del 15 de mayo? ¿En la que los Oceanic Six se ven en el avión llegando a la civilización? Sólo aquello tenía 3 palabras con f (fuck).

Ese es el estilo de la serie. Se empezó con los esbozos del piloto. Se convirtió en una forma de expresar intensidad. Uno de los problemas inherentes de la serie es que si hay gente simplemente caminando por la playa o la selva, no sientes que tenga ningún interés o intensidad. Pero si alguien camina a través de la (improperio) selva o (improperio) Sawyer camina a través de la (improperio) jungla, proyecta cierto nivel de intensidad para que el actor que lo lea diga, “voy a representar esto con intensidad en lugar de sólo participar”, dice Damon Lindelof.

“En un ambiente de red donde no puedes tener a los personajes diciendo todo lo que querrían decir, a veces intentamos proporcionar esas palabras entre paréntesis para que los actores sepan que interpretan ese diálogo como si estuvieran diciendo esa palabra, añade Carlton CUse. “Es sólo una forma de crear amplitud. Lost funciona mucho a partir de su intensidad. Queremos que la gente se sienta hecha polvo después de ver un episodio de la serie. Estamos a 3000 millas de donde se graba la serie, así que intentamos hacer todo lo posible en el guión para transportar el sentido de urgencia e intensidad al director, los actores, el equipo, cualquiera que esté ejecutando los guiones en Hawaii”.

El actor Michael Emerson, cuyos intimidatorios ojos no necesitan palabrotas, dijo que leyendo los guiones a veces les entraba “la risa tonta”. “Creo que es una forma de los escritores para 'representar' las escenas que están en su mente“, dice Emerson. “Son como apuntes en el tono o el color. Son sugerencias sobre el tono que tiene la escena en un momento dado. No me las tomo muy en serio. Aunque es divertido. Es gracioso. Creo que esto tiene más que ver con las necesidades de los guionistas que con las de los actores. Es una forma que tienen ellos para divertirse”.

Jorge García, que interpreta al afable Hurley, dice que disfruta del lenguaje picante que le sirve como broma interior. “Lo ponen entre paréntesis y sabemos que no podemos decirlo”, dice García. “Pero ellos buscan ese sentimiento. Hay cantidad palabrotas y se despotrica mucho. En las direcciones, ves material como, '¿vamos a ir ahí? ¡OH SÍ, VAMOS A IR AHÍ Y VA A SER INCREÍBLE! A veces parece que está siendo relatado por un narrador de la NASCAR. Ese es el Lost que llegamos a ver”.

Y para añadir a la lectura, los productores tienes algunos consejos para el trabajo extracurricular de Lost en verano. Ahora que sabemos que John Locke ha sido elegido por la Isla, Lindelof tiene una sugerencia: “Aconsejamos a los que tienen tiempo libre que examinen las tradiciones Budistas, al Dalai Lama y al Panchen Lama. Usamos gran parte de esa historia en la creación de este mito”. “O si tienes mucho tiempo libre, hazte budista”, dice Cuse. “Lee la Biblia, eso siempre es bueno. Encontrarás pistas sobre la quinta temporada y alguna aclaración espiritual en general”.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »