Los cadáveres de 2009

Se va, se va… Se va 2009 y mirando atrás, repasando sus 365 días, nos encontramos con tres grandes cadáveres en la cuneta. Tres series que encontraron su final en este año, cada una con sus circunstancias, cada una eligiendo su particular manera de salir del escenario. Hablo de Prison Break, de Pushing Daisies y de Battlestar Galactica.

Prison Break: Cuatro temporadas contemplan a la serie de Michael Scofield. Quizá no mucha gente sepa que la idea original no era una serie al uso, sino una miniserie; pero una vez sabes esto, no creo que a nadie le extrañe. Siempre decimos que Prison Break podría haber hecho historia si sus responsables no hubiesen cedido a la tentación de estirar el chicle. La primera temporada fue magistral, y Scofield estaba a punto de ganarse una plaza eterna en el Olimpo de los Personajes Televisivos. Luego vino una correcta pero alocada segunda, que a día de hoy me parece caviar comparada con la impresentable tercera. En 2009 la serie murió con un cuarta temporada lacrimógena que por lo menos no degeneró demasiado. ¿O sí?

Pushing Daisies: La mayor fantasía de esta fantástica serie era, precisamente, su propia supervivencia. Pushing tenía la magia de su parte, el encanto de una estética y una narrativa únicas, pero fue una de las mayores afectadas por la terrible huelga de guionistas. La primera temporada quedó cercenada, con sólo nueve episodios que, aunque apoyados por audiencia y crítica, se quedaron muy colgados. ABC confió en una segunda temporada, y renovó a Pushing en febrero de 2008, pero a finales de ese año decidió cerrar para siempre el grifo. Para colmo, dejó un parón de cuatro meses entre el 2×10 y los tres últimos capitulos, emitidos con la idea de promocionar el lanzamiento de los DVD. Lo mejor antes de decir adiós fue, sin duda, Kristin Chenowith…

Battlestar Galactica: El tercer cadáver del año es, sin duda, el más terrible de todos. El 20 de marzo de 2009 se emitía Daybreak: Part 2, la series finale de BSG. Un final del que aún no puedo hablar porque me faltan seis capítulos, pero que según tengo entendido deja prácticamente todo atado. Más allá de eso, Galactica ha supuesto muchas cosas en el mundo de las series: la ciencia ficción no es cosa de frikis, los remakes no tienen por qué ser malos, ni los robots feos. La buena noticia es que, como si se tratase de Satanàs/Piccolo en Dragon Ball, BSG dejó un hijo antes de morir: se llama Caprica y lo mimaremos como al padre. So say we all!

2009 ha sido también el momento del último aliento para Kyle XY, Lipstick Jungle, Monk o ER (Urgencias para los amigos), ésta última tras 15 años en antena… ¿Qué adiós te ha dolido más a ti?


Categorías: Battlestar Galactica Prison Break Pushing Daisies Series
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »