Lo mejor del 2012 en Todoseries (II)

breaking-bad

2012 fue el año de la crisis, como nos decía Dani hace unos días, pero también el del fin del mundo que no sucedió, el de la reelección de Obama, el de la triple corona de la Selección Española de Fútbol, el del bosón de Higgs o el de la llegada a Marte. O sea, también hemos sonreído durante los últimos doce meses. En el mundo de las series ya vimos qué había dado de sí el año pasado en su primera mitad, pero ahora nos toca repasar la segunda, esos seis meses comprendidos entre julio y diciembre. En esa segunda parte de 2012 han llegado, entre otras cosas, la confirmación de que Homeland y Downton Abbey merecen estar en el vagón de las mayores, el primer mordisco a la soberbia quinta temporada de Breaking Bad, el resurgir de Dexter, el tristísimo aunque esperanzador (Be Here Now) primer aniversario de la muerte de Andy Whitfield, el deslumbrante regreso de American Horror Story o el estreno de dramas tan competitivos como Nashville. ¿Volvemos la vista atrás?

Julio

Más o menos cuando el CERN hacía saltar las lágrimas a Higgs confirmando la existencia de su bosón, aquí en Todoseries nos preparábamos para la cobertura de la Comic Con 2012… que algún día haremos in situ. Era un mes de estrenos, ya que el verano es cada vez más entretenido en este aspecto: Anger Management nos dejaba indiferentes, Major Crimes nos convencía. A las caras nuevas se sumaban otras ya conocidas, como Weeds, cuya octava temporada debutaba con el magnífico Messy. Mientras tanto, tres series potentes calentaban motores: la inminente Breaking Bad, que ya lucía sus primeras promos; The Walking Dead, que acabaría confirmando en la tercera lo que advertía en los previos; y Spartacus, que por aquel entonces bautizaba (War of the Damned) una tercera temporada que aún seguimos esperando. Julio también fue el mes en el que nos acordamos de Twin Peaks, en concreto de su escena más perturbadora, en que disfrutamos como niños del debut oficial de Breaking Bad (Live Free or Die… qué capítulo) o en el que, hastiados por los precedentes, nos resignamos a aceptar las nominaciones a los Emmy 2012. Eso sí, no perdimos la oportunidad de hacer nuestras quinielas, como cada año. Y justo cuando la India se apagaba, con un blackout que dejó sin luz a 600 millones de personas, por estos lares renovábamos Misfits en su cuarta temporada. Sí, julio fue un mes de lo más completito…

Agosto

Al tiempo, más o menos, que el Curiosity aterrizaba en Marte, en Todoseries empezaban a desembarcar las primeras promos de las series de otoño: Homeland, por ejemplo, que después de ocho meses de sequía mostraba sus primeras escenas de la segunda temporada; Fringe, que ya nos advertía de ese angustioso futuro dominado por los señores calvos con sombrero; o How I Met, que a través de Bays y Thomas insinuaba la predisposición de todos a cerrar la persiana en la octava… aunque al final tengamos renovación. En agosto también hubo tiempo para mirar con detalle a los estrenos, que muchos críticos americanos ya habían visto y valorado. A nosotros nos llamó la atención el poder de seducción de Nashville, que encarnaban sus protas: Hayden Panettiere y una Connie Britton a la que pasamos revista del pasado, del presente y del futuro. Tampoco le perdimos la pista a Revolution, aunque por aquel entonces ya olíamos a serie adolescente y nos preguntábamos si superaría la maldición de la temporada única. La superará. Pero agosto, en realidad, volvió a ser el mes de Breaking Bad, que nos presentó en concierto a los Vamonos Pest y nos hizo soplar las velas del 51 cumpleaños de Walt antes de emitir el glorioso Dead Freight. La serie de AMC compartió protagonismo con Fringe en los Saturn Awards, aunque ni una serie ni otra colaban a ninguno de sus actores entre los mejores pagados de la televisión. Maldito Ashton Kutcher. El octavo mes del año también contempló el inicio de una Justa de Series que posiblemente no volveremos a repetir y el post con más retweets y Me Gusta de la historia de este blog: 10 cosas que no sabíamos de Game of Thrones.

Septiembre

El noveno mes del año, el de la vuelta al cole después de las vacaciones, marcó como siempre el regreso de la mayoría de series: Sons of Anarchy, que se lanzaba de nuevo a la carretera con Sovereign; Downton Abbey, que viajaba a la primavera de 1920 en su tercera temporada… sólo tres años antes, aunque en otra parte del mundo, de la época en que se sitúa la tercera temporada de Boardwalk Empire; Glee, que aparecía en el escenario con The New Rachel; Revolution, que confirmaba que su piloto era una versión extendida de su tráiler de 5 minutos de presentación; o HIMYM, que nos enseñaba su famoso paraguas amarillo en Farhampton. En septiembre analizamos a fondo los pilotos de otoño, aunque todavía estábamos pendientes de dos finales: el de The Newsroom, al que Dani aprobó justito, y el de Breaking Bad, Gliding Over All, que nos dejó a Hank sentado en el baño, leyendo dos letras (WW) que cambian para siempre el destino de la serie. También en septiembre hubo tiempo para analizar al detalle la disposición de la parrilla americana, de ver y comentar series españolas, de aportar 10 (buenísimas) razones para ver Homeland y de bailar una haka por Andy Whitfield en el primer aniversario de su muerte. El mes se cerró con la entrega de los premios Emmy: Game of Thrones arrasó en técnicos… y no se dejó ver en la otra gala, la importante, que estuvo dominada por Homeland. Ah, no sólo bailamos, también cantamos bajo un paraguas amarillo

Octubre

Más series que volvieron en octubre: Once Upon a Time, que se estrenó con el discreto Broken; Anatomía de Grey, que dio un salto en el tiempo en Going Going Gone tras la salvaje finale de la octava; Fringe, que nos hizo creer que en en “ese futuro” también había esperanza; y la acaparadora de premios Modern Family. En octubre, además, tuvimos las primeras reviews de dos series que han marcado, marcan y marcarán una época: Dexter, que se embarcaba en su temporada más especial con Are You…? y Homeland, que confirmaba en The Smile que el año pasado no iba de farol. Claro que ningún estreno fue tan comentado como Seed, el sangriento arranque de la tercera temporada de The Walking Dead. El día 10, poco antes de que Felix Baumgartner se lanzara al vacío desde muy, muy […] muy arriba, empezaron a sonar los acordes de Nashville, una serie que a nuestro juicio está infravalorada. Entre tanto estreno, apenas hubo tiempo para hablar de las primeras imágenes del rodaje de la tercera de Game of Thrones, de las series más rentables de la televisión o de nuestra Justa de Series, que llegaba a la final con polémica. Y una recomendación final: un post “para los lectores de Game of Thrones” que escribió Dani…

Noviembre

Al tiempo que empezaban los webisodes de Blood and Chrome y debutaba Misfits, una de las más tardonas… acababa el rodaje de Spartacus: War of the Damned. Noviembre fue un mes muy especial para nosotros, ya que lanzamos la versión 3.0 de la web: nuevos retos, nueva imagen, una comunidad creciente y una tienda llena de objetos frikis (los compraría todos) fueron las principales novedades. Por lo que respecta a las series, en el undécimo mes del año contamos hasta cuatro bajas (cancelaciones de Last Resort y 666 Park Avenue, por un lado, y de The Mob Doctor y Emily Owens MD, por otro). Para compensar, imagino, prestamos atención a varios estrenos futuros: In the Flesh, una de zombies que beben té; Les Revenants, una de zombies que comen croissant; y House of Cards, de la que sólo diremos dos cosas: Kevin Spacey + David Fincher. En noviembre llegó el que, para mi, es el mejor capítulo de American Horror Story: I Am Anne Frank, Part II; y también se nos activó la vena friki, ya que analizamos Poniente en centímetros. Dos posts especiales antes de acabar el mes: la primera promo de la tercera temporada de Game of Thrones y el próximo crossover entre Breaking Bad y Cazadores de Mitos, que con 500 “Me Gusta” es el segundo post más viral de nuestra historia.

Diciembre

El mes pasado abría con la ¿buena? noticia de la renovación de The Killing, que seguirá en AMC con la pulverizadora de registros: The Walking Dead, que se despedía hasta 2013 con casi 11 millones de espectadores con Made to Suffer. También se marchaba Sons of Anarchy con un capítulo, J’ai Obtenu Cette, a la altura de su gran quinta temporada. Y no se iba, pero enseñaba su camino hasta el final, la próximamente añorada Fringe. Diciembre, en cualquier caso, fue el mes de las finales: la de Homeland, The Choice, una brutal despedida a una temporada soberbia; la de Dexter, Surprise Motherfucker!, que al final fue más convencional de lo que esperábamos; o la de How I Met (midseason en su caso), que escribió en The Final Page las mejores líneas de su octava temporada. También en diciembre empezaron a sonar los nombres de series que podrían marcar el panorama televisivo de los próximos años: Banshee (HBO/Cinemax), Low Winter Sun (AMC), Vikings (History), Orphan Black (BBC America) o Tyrant (FX). Como siempre, el último mes del año fue el de las listas, resúmenes y recopilatorios: las 15 mejores del año, según TV Guide; las más descargadas de 2012; o las más alabadas por la crítica. En el duodécimo mes, los Globos de Oro lamentaron anunciar sus nominados al tiempo que se entregaban los Todoseries Awards, porque los eclipsamos totalmente. Y hoy hace tres días, Dani cerraba el año con un post como éste, sólo que mucho peor, en el que repasaba la primera parte del año. Feliz 2013.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »