Lindelof, Cuse y la magia de Lost

Lindelof, Cuse y la magia de Lost

El pasado lunes descubrimos que Damon Lindelof y Carlton Cuse, las perversas mentes que controlan el destino de Lost, habían concedido una entrevista al periodista Jimmy Kimmel. Una combinación explosiva, sin duda. TV Guide se ha encargado de publicar la primera parte de la entrevista, en la que los guionistas hablan abiertamente del futuro de la serie (con pequeños spoilers), de la elaboración de los misterios, de las teorías más acertadas y de otros aspectos más concretos como los motes de Sawyer o los padres de los losties. Lindelof y Cuse se muestran especialmente abiertos a tocar temas importantes. Y después de tantas teorías a raíz de cada episodio, ayuda muchísimo que los guionistas te devuelvan a la senda correcta. Os recomiendo que le echéis un vistazo a la entrevista, está totalmente traducida y ayuda a comprender la magia de Lost. Vamos a verlo…

Hemos utilizado una de las imágenes clásicas de Lost para esta noticia porque la entrevista nos ha parecido un regreso a la esencia de la serie.

Kimmel: La Isla cura a algunas personas y a otras no. Por ejemplo, Ben necesitó una operación de Jack para

vencer el cáncer, pero parece que Sawyer se lesiona cada seis episodios y al siguiente, está sano. ¿Es sólo cosa de

la televisión?

Carlton Cuse: WoW (Ríe) ¿Dónde están las preguntas de softball, Jimmy? ¿No hay calentamiento?

Damon Lindelof: La respuesta corta es que no es arbitrario. Sí, hay un cierto grado de compresión

en la historia. La idea de que todo lo que has visto ha sucedido en 110 días de tiempo real es fantástica, pero esa

es la convención de la serie. Sin embargo, los que enferman y se curan rápidamente sí es algo de lo que hemos

hablado. En el segundo episodio post parón (se emitirá el 1 de mayo), eso se convierte en algo importante en la

historia. Un personaje se pone enfermo y otro que ha tenido la experiencia de curarse se hace exactamente la misma

pregunta: ¿se produce sin ton ni son o hay una razón?

Carlton Cuse: La curación está relacionada con el grado de unión que tienes con la Isla en cada

momento. Quizás que Ben enfermara y necesitara cirugía tiene que ver con el hecho de que había perdido su favor, que

su conexión con la Isla no es como había sido en el pasado.

Kimmel: ¿Cómo se enteran los actores de que van a morir?

Cuse: Les llamamos antes de entregarles el guión. Así que cada vez que llamamos a un miembro del

reparto, les entra el pánico. Incluso si es, “No, sólo te llamo para decirte que has estado magnífico en el

episodio”.

Kimmel: ¿Llamásteis a Mr. Friendly antes para decirle que era gay?

Lindelof: (Ríe) No.

Kimmel: ¿Conocen todos los guionistas el secreto más importante de Lost, si es que hay uno?

Lindelof: Todos saben qué es la Isla y cuál es su historia. Pero si Carlton y yo fuéramos

secuestrados y los secuestradores dijeran “No os vamos a liberar hasta que divulguéis el último episodio de Lost”, no

sé si los guionistas serían capaces de proporcionarlo.

Kimmel: Ya veo que no confiáis en el resto de guionistas. (Ríe) ¿Pero sabéis realmente cómo es la escena

final?

Lindelof: Absolutamente, sabemos al 100% cómo es la última escena y podríamos poner las páginas

en una caja fuerte. Pero hay un asterisco al lado de eso, que dice que estamos sometidos a las fluctuaciones de la

realidad. Si uno de los actores de esa escena decide que no quiere seguir en Lost…

Cuse: O, por ejemplo, lo pillan con DUI (Driving Under the Influence-positivo de alcoholemia),

el final de ka serie cambiaría. Básicamente, la serie está en manos de las leyes de Hawaii (Ríe).

Kimmel: La gente os presenta teorías a todas horas. ¿Hay alguien que haya encontrado el

código?

Cuse: Creo que hay dos suposiciones en las que se equivoca la gente. Una es que la gran respuesta

de Lost se reduce a una sola frase. No es como buscar la Teoría del Campo Unificado de Einstein. Y la segunda es que

ya tenemos suficiente información para “encontrar el código”. Los flash forwards han cambiado completamente la

percepción de la serie. ¿Cómo podrías elaborar teorías precisas antes de saber los que sobreviven?

Kimmel: ¿Ha hecho alguien alguna conjetura realmente afortunada?

Lindelof: En algunas áreas sí. La pasada temporada, cuando mostramos qué le había pasado a

Desmond girando la llave de la escotilla y continuando su pequeño paseo por Inglaterra, la gente empezó a decir, “tal

vez el electromagnetismo de la Isla se relaciona con el tiempo y el espacio”. Pero eso es sólo un camino en el mapa

que será la serie completa. A medida que avanza la serie, es más complicado elaborar una teoría que explique todo lo

que hemos visto.

Cuse: Aunque nos preguntan muchas cosas sobre mitología, Jimmy, tratamos de escribir una serie de

personaje. Pasamos aproximadamente el 80-90% de nuestro tiempo hablando sobre cómo los personajes están perdidos en

sus propias vidas. La mitología es sólo la parte dulce del pastel.

Kimmel: ¿Tenéis algún idiota en el staff cuyo trabajo es crear los motes de Sawyer?

CUse: Yo no le llamaría así (Ríe) Le llamaría uno de los guionistas más valorados, y su nombre es

Eddy Kitsis.

Lindelof: Y Adam Horowitz también. Siempre llegan con una cabalgata de motes.

Kimmel: ¿Qué le ha pasado al humo negro? ¿Vientos fuertes?

Cuse: Veremos al humo negro en el episodio del 24 de abril.

Kimmel: (Ríe) ¿La gente encuentra pistas que os sorprenden?

Lindelof: En el piloto hay un frame en el que aparece Walt y detrás de él, quemado entre los

restos del fuselaje, aparece algo que parece un símbolo de Dharma. Habíamos hablado la idea de que hubiera un grupo

de hippies en la Isla, pero “La Iniciativa Dharma” o el diseño del logo no llegó hasta mucho después. Pero está allí

y no es fruto del Photoshop. De repente, entiendes cómo cientos de personas pueden levantarse y ver…

Cuse: La Virgen María en una tostada. Es un misterio que todavía sigue sin entenderse…

Lindelof: Nos encantaría decir en momento como ese, “sí, sabíamos que íbamos a introducit la

Iniciativa Dharma en la segunda temporada y queríamos que la gente volviera al piloto para ver ese símbolo en el

fuselaje”. Pero si lo hubiéramos sabido, no lo habríamos hecho de un modo tan rebuscado. Sawyer habría dicho (con ese

acento del sur), “hey, ¿qué es esto?”. Queremos que la gente vea nuestros easter eggs (guiños ocultos).

Kimmel: Algo de lo que me he dado cuenta es que muchos personajes tiene problemas con sus pésimos

padres.

Cuse: ¿Esta es la parte en que tenemos que llorar?

Kimmel: Jack obviamente. Locke. El padre de Sun es un asesino. Kate mató al suyo.

Cuse: Te irá mejor si cuentas la gente que tiene buenas relaciones con sus padres.

Kimmel: ¿Es una coincidencia?

Cuse: No. Estamos solucionando nuestros traumas psicológicos ante 15 millones de personas.

Lindelof: Fíjate, hay un cierto parecido al viaje del héroe, tanto si es Luke Skywalker o

Hércules o Harry Potter, que todos son huérafnos o tienen relaciones increíblemente disfuncionales con sus padres. No

les han dicho qué deben hacer. Deben encontrar la figura de un mentor fuera de su propia familia. La serie se llama

Lost y siempre nos la imaginamos como una serie sobre personajes que intentaban ser mejores personas y evolucionar

sobre los problemas de su pasado y sus propias inseguridades.

Kimmel: ¿Es la persona del ataúd alguien que no es de la Isla?

Lindelof (a Cuse): Con cuidado

Cuse: Sabremos quién está en el ataúd antes de que se acabe la temporada, y no diremos: “¿quién

es esa persona?”.

Lindelof: Las únicas personas que puedes descartar, basándote en lo que ya has visto en la finale

del año pasado, son Jack y Kate.

Kimmel: Y el bebé, basándonos en el tamaño.

Cuse: Sí, es un ataúd demasiado grande para el bebé.

El próximo viernes aparecerá la segunda parte, que esperamos publicar con celeridad. Se aceptan todo tipo de comentarios…


Categorías: Lost Perdidos Series Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »