Las líneas maestras de Undercovers

Las líneas maestras de Undercovers

¿Cómo? ¿Que todavía no conoces Undercovers? Es la nueva serie de espías de J.J. Abrams que estrenará NBC la próxima temporada. Sobre el papel no parece la serie más atractiva del mundo, ¿espías otra vez?, pero Abrams construye escenarios interesantes, introduce misterios, cuida los detalles y te mantiene enganchado a la pantalla. ScifWire ha conocido los primeros detalles de Undercovers. ¿Los analizamos?

  • Abrams apuesta por la velocidad. El guión del piloto es muy largo, pero no sería inteligente medirlo sólo con ese baremo. “El objetivo es que la serie sea inusualmente rápida”.
  • El guión arranca con acción. El espía Leo Nash está siendo perseguido por tres hombres armados vestidos de negro que llevan máscaras. Durante la persecución descubrimos que los hombres hablan en ruso. Leo parece que conoce a esos hombres y envía un mensaje a alguien: “mi oferta es real”.
  • Un archivo de ordenador es clave para el misterio. Durante la persecución, Leo transfiere un archivo a Shiny toy robot thumb drive (?) y lo esconde cuando cree que los encapuchados lo van a atrapar.
  • Cuando veamos a nuestros héroes, ella está herida y él mucho más tranquilo: Samantha y Steven son espías retirados que se casaron y cuyo negocio de catering no va demasiado bien. Ella es la cocinera, él es el hombre de negocios. Cuando los conozcamos, estarán preparando el catering para una boda.
  • Carlton Shaw (Gerald McRaney) es un cínico agente de la CIA: Shaw les sugiere que vuelvan al negocio del espionaje. Según el guión, “Shaw puede acabar contigo más rápido que lo que tardas en hervir un huevo”.
  • Steven Bloom es un espía de Los Angeles, graduado en UCLA, que se unió a la CIA en el año 97, siguiendo a su hermano, que pertenecía a la Central de Inteligencia desde el 89. Ha estado en Korea, Francia, Hong Kong, Singapur y ha dirigido seis grandes operaciones en Europa y Asia. Es experto en combate, criptografía, comunicaciones y seguridad.
  • Samantha es una espía nacia en Nueva York que acudió a la universidad de Columbia. Tiene estudios en filología. La Agencia la tenía controlada desde hacía tiempo cuando la reclutó, la entrenó y la mandó a Europa en una misión encubierta. Ha trabaja en 11 países durante cuatro años, y luego estuvo tres meses en una misión en Oriente Medio. Habilidades: robo, disfraz, traducción. Y hoy en día… es cocinera.
  • La trama tiene que ver con una operación llamada Black Swan (otra vez Swan…). “Es una misión para encontrar y capturar a Alexander Slotsky, un traficante de armas que controla el mercado negro. Leo Nash dirigía la operación cuando desapareció. Samantha fue la última en trabajar con él. Steve había entrenado con él.
  • Nuestros héroes vuelven al negocio: Son incapaces de resistirse porque quieren ayudar a Leo… y porque quieren recuperar su excitante vida de espías.
  • Tienen un perro gigante llamado Waldorff.

No sé vosotros, pero yo veo conspiraciones, carreras y tiros. Y sí, me apetece algo así…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »