Las 10 mejores series del año

Si los de La Sexta hacen una lista con las mejores frases de la década y se permiten el lujo de incluir una cita de Belén Esteban (“Andrea, coño, cómete el pollo“), nosotros nos sentimos con capacidad moral como para hacer una clasificación con las 10 mejores series del año. Total, seguro que nadie está de acuerdo, nos decís que no tenemos ni puñetera idea de este mundillo y, al día siguiente, volvéis para exigir que no haya retraso con las reviews y nosotros a escribir de algo que no sabemos. Esto funciona así. Todo el mundo miente, pero no importa porque nadie escucha. Así que no tengáis demasiado en cuenta esta lista, personal e intransferible…

Vaya de antemano que no nos gusta Mad Men (no tenemos ni idea), no hemos visto The Good Wife (por falta de tiempo, no de ganas) y, por algún motivo que no comprendo pero que debatiremos pronto, nunca estamos atentos a las series de FX (Sons of Anarchy, Terriers). Tened en cuenta también que no somos especialmente forofos de las comedias. Y que el mundo de las series británicas no entra en juego… ¿Vamos?

  • 10. How I Met Your Mother: Si la evolución de Los Simpson se llama Padre de familia, la de Friends es How I met your mother. Y como suele pasar en estos casos, muchas veces el hijo mata al padre… La serie de la CBS ha creado un rico universo propio en el que sus cinco protagonistas, con el enorme Barney a la cabeza, se mueven como peces en el agua. Risas aseguradas.
  • 9. Spartacus Blood and Sand: Sangre, sudor, lágrimas, arena y sexo abundan en una serie con una estética única en el panorama televisivo. Starz apostó por resucitar la historia de este héroe de Roma contando sus primeros pasos como gladiador. Y acertó de pleno. Una de las sorpresas más agradables de 2010.
  • 8. The Walking Dead: Las expectativas estaban por las nubes y, aunque la serie no ha tocado el cielo, tampoco se pueden hacer maravillas con sólo seis capítulos. Apunta maneras. Y el piloto es espectacular.
  • 7. Dexter: Su quinta temporada no pasará a la historia, pero ver a Michael C. Hall como asesino en serie que aspira a convertirse en un ser humano sigue siendo uno de los manjares más deliciosos de la carta televisiva.
  • 6. Boardwalk Empire: El mejor estreno de la temporada nos lleva a los años 20 americanos, en plena Ley Seca, donde Steve Buscemi interpreta a Nucky Thompson, la figura política más importante y más corrupta de Atlantic City. Una joya de guión. Y un must para los amantes de las series reposadas y bien hechas.
  • 5. Lost: La serie más influyente de la última década cerró la persiana con una sexta temporada que no pasó de correcta. En el fondo, Lost ya había dado todo lo que tenía. De ahí que su final, más que digno, dejara con buen sabor de boca a la mayoría de fieles. Lost es historia.
  • 4. Modern Family: La sitcom estrella de la ABC ha logrado algo de incalculable mérito: refundar la comedia familiar. Con tres familias totalmente diferentes (al menos a priori) como eje, Modern Family demuestra que para hacer reír no hace falta demasiado. Ty Burrell y Eric Stonestreet, dos actores a seguir.
  • 3. Friday Night Lights: ¿Cómo narices te va a interesar a ti una dramática serie sobre institutos y fútbol americano, ambientada en Texas? Friday Night Lights es la respuesta. Una seria desconocida para el gran público que enamora desde el minuto uno a base de guiones, actores y fotografía. Los Taylor son, posiblemente, la mejor pareja que ha pasado por la pequeña pantalla.
  • 2. Fringe: Incomprensiblemente menospreciada por la audiencia americana, la tercera temporada de este drama de J.J. Abrams ha superado todas las expectativas. Ha dejado a un lado los capítulos autoconclusivos y se ha embarcado en una fascinante aventura entre dos realidades en la que los matices y los detalles benefician el lucimiento del reparto. Sin duda, la serie que más ha crecido en los últimos meses.
  • 1. Breaking Bad: La tercera temporada marca un antes y un después en el devenir de esta joya de AMC. Walter White (magnífico Bryan Cranston) y Jesse Pinkman (excepcional Aaron Paul) van un paso más allá en su negocio como narcotraficantes en el año en que Skyler (Anna Gunn) mete los dos pies en los asuntos turbios de su marido. Brillantes los protagonistas y los secundarios. Y el guión. Y la fotografía. Y la música… ¡corre a verla!

Hartos de que la coletilla de “Las mejores series del año…” siempre apuntara a otro lado: “según TV Guide”, “según EW”, “según Time”, nuestro minuto de gloria llega sobre la bocina de 2010. ¡A comentar! Por favor, sin insultos…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »