La tercera temporada de Lost, a debate

Agotamos los últimos momentos en 2007, un año maravilloso en el terreno de las series. Miramos atrás y nos damos cuenta de que hemos conocido en profundidad a los Heroes o a Dexter, hemos descubierto un mundo fantástico con Pushing Daisies o hemos seguido vibrando con Lost o Battlestar Galactica. Vamos a fijarnos exclusivamente en Lost. ¿Ha mejorado la serie con la tercera temporada? Sin duda, ha habido un cambio de rumbo evidente: se ha dejado a un lado la presentación casi exclusiva de misterios para pasar a una trama con mucha más acción. A raíz de un comentario que leemos en Página 12 queremos abrir un pequeño debate sobre la tercera temporada de la serie. ¿Lo comentamos?

Citamos literalmente la fuente porque merece la pena abrir la ronda de opiniones a raíz de lo que se comenta:

En el caso de Lost, cambió el tono de la epopeya de los náufragos para convertirse en una guerra contra los llamados los otros, ya sin el halo de misterio que caracterizó a las dos primeras temporadas. Lost empezó el 2007 con un cautiverio que anunciaba el declive de la trama: sería el viraje de lo que fue una metafísica de la conspiración (hecha de silencios y ausencias) a la reclusión a manos de enemigos sin cara tapada, jaula de barrotes, el fin del misterio en el más trivial de los cautiverios posibles. Pero la historia fue levantando su intensidad a medida que la serie transcurría, llegando a picos de dramatismo con la muerte del rockero Charlie, y con un quiebre formal en el reemplazo de los históricos flashbacks por un flash forward que anticipó lo que ya puede verse en YouTube, como preludio de la cuarta temporada: hay un rescate inminente, pero no se sabe si eso es bueno. El guionista dejó en claro que la dilucidación de los secretos sobre los náufragos no significaba dar por tierra con la intriga y el deseo de seguir mirando; cada vez se está más cerca de entender ese limbo que se asociaba a lo sobrenatural y tiende más puentes hacia lo terreno y lo mundano.

Interesante. Muy interesante, a mi juicio. La serie sufrió un retroceso con el arranque de la tercera temporada, muy lento y poco favorecido por el eterno parón posterior. Aunque Lost no ha dejado de emanar misterios, sí es cierto que se ha dado respuesta a muchos de ellos, centrando la acción en la batalla por la supervivencia y, yendo un poco más allá, en la recreación del histórico debate entre el bien y el mal. ¿Existen dos bandos en la isla? ¿Son necesariamente los 'buenos' nuestros losties? Basándonos en datos, sólo Mikhail, un Other, ha matado a un lostie, Charlie.

Por otro lado, me parece muy intrigante la reflexión final, en la que se asegura que la tercera temporada ha guiado la serie hacia el terreno científico, terrenal. Y retomando el debate que ha generado la serie desde sus inicios: ¿Tiene todo una explicación científica? Por lo que parece, sí, pero nadie será capaz de convencernos si nos cuentan que Walt tiene poderes. A simple vista, muchos de los misterios que al principio considerábamos inexplicables (osos polares, accidente del Oceanic) han tenido una respuesta más o menos coherente.

A raíz de esto, me gustaría plantear una serie de cuestiones. ¿Ha cambiado la esencia de Lost en la tercera temporada? Personalmente, la tercera me ha maravillado más que ninguna, pero también es cierto que me ha surgido cierta resignación a encontrar una explicación coherente a todo lo que ocurre en la isla. ¿Hacia dónde se dirige la serie? ¿Tal vez la cuarta temporada mezcle todos los misterios (Jacob, humo negro, NUMBERS,…) con la acción y la batalla? Como ejemplo, en el trailer de la cuarta temporada veíamos a Hurley, un personaje bastante sencillo, entrando en lo que parecía ser la cabaña de Jacob. ¿Cambiamos el misterio por la guerra, lo metafísico por lo terrenal, lo abstracto por lo concreto? ¿Estaré perdiendo el sentido? ¡Ayúdenme!


Categorías: Lost Opinión Perdidos Series Etiquetas:
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »