La tercera sobre ruedas: Howard Overman da las claves

Robert Sheehan no está en esa foto porque su marcha de Misfits no era, efectivamente, una mala broma pesada horrible y asquerosa, y porque este testimonio del rodaje de la tercera temporada nos deja claro que, en el centro del grupo, el chico puños Joe Gilgun (que fue uno de los jóvenes que revolucionó This Is England y, el año pasado, su aplaudida versión televisiva) y su personaje Rudy están diseñados para marcar otra época de delincuencia sobrenatural. Sheehan aplaude a su recambio y dice que, al contrario de lo que anunciaban los tabloides mientras mascaban intestinos gruesos y sorbían retinas, los motivos de su dimisión fueron bien meditados y desprenden el carisma de su maltrecho Nathan, el tío inmortal: más que para explorar nuevos proyectos en los medios, para explorar cualquier otra cosa. “Veréis, si algo es bueno lo haré en la parte trasera de un pub. No importa si es en una gran pantalla de cine.” El actor reniega de tener que rendirle lealtad eterna a Misfits, y es sólo por poner un ejemplo, únicamente porque haya sido un éxito. Y, añade (y no lo traducimos, para conservar su significado): “I just left because a rolling stone gathers no moss, as they say.” Y es que este lobo solitario no ha perdido el tiempo: lleva ya diez episodios de una nueva serie, Love/Hate, y en su currículo arrejunta trabajos con Rupert Grint (Cherrybomb), Nic Cage (En tiempo de brujas), Andrew Garfield y Sean Bean (la trilogía Red Riding), Michael Fassbender (Good Vibrations) o Ben Barnes (Killing Bono); en medio año ha trabajado más que Katherine Heigl en toda su vida. Así que el mundo gira para todos, y en Misfits el engranaje sigue funcionando para cuando se estrene la nueva entrega a mediados de este otoño. Howard Overman, que es precisamente el hombretón que transformó el talento Robert Sheehan en el carácter único de Nathan Young y, por ello, en santo de nuestra devoción (y le seguiremos la pista, claro que sí), mira al futuro y da las claves del tercer año de los chavalotes de mono naranja, tratando de explicar, ¿qué ha pasado, cómo pasará? Y qué nos espera. Tras el salto, el señor Overman da las pistas sobre lo que podemos esperar en los ocho nuevos episodios de Misfits, con ese tal Rudy a la cabeza.

Sobre la finale de la segunda temporada, que terminaba con nuestros personajes vendiendo sus superpoderes a un extraño, literalmente:

El objetivo era hacer que la gente se dijese, ‘Oh Dios mío, ¡tengo que saber lo que pasa ahora!’ Las series americanas como Lost están preparadas para terminar sus series con cliff-hangers gigantescos que destrozan todo el concepto, y que hacen que la audiencia esté desesperada por la nueva temporada. Demasiado a menudo en la televisión británica anudamos las cosas de forma bonita y concreta porque no sueles saber si vas a conseguir otro año mucho antes de que termines de rodar, pero tuvimos la suerte de que Channel Four ya había hecho el pedido para la tercera temporada mientras escribía la segunda.”

Sobre los nuevos poderes de Simon, Kelly, Alisha y Curtis:

Todos van a tener poderes completamente nuevos. Nadie tendrá los mismos superpoderes que tenían en la segunda temporada. Es bastante desalentador porque siempre han tenido los mismos poderes y tienes que aparecer con una nueva equipación de habilidades, y sentimos una fuerte obligación con el tipo de poderes que podemos hacer porque hay que pensar sobre qué funciona en términos del personaje y de la historia, así como lo que nos podemos permitir teniendo en cuenta el presupuesto. Planteamos la idea de que los poderes siempre están relacionados con la personalidad, así que incluso ahora las elecciones de los protagonistas están bajo una influencia y han de reflejar los carácteres de ellos, o si no se tiene la impresión de que es un poco arbitrario.”

Sobre los monos, Overman los define como una seña de identidad para la serie:

Ése es el estilo de la serie. Están en servicio comunitario y sus monos son sus trajes de superhéroes de facto, así que encontraremos la manera de volver a meterlos en los monos de una manera muy rápida.”

Sobre las tramas de la nueva temporada, que será sólo un poquitín más extensa que las dos anteriores, insinúa un inminente cambio en las reglas del juego:

Hay una trama ligeramente más grande hacia el final de la series 3. Creo que hay dos grandes historias en todo porque tenemos ocho capítulos este año. Una es como un descanso a mitad de temporada. No será como en otras series, en donde tienen que salvar el mundo, aunque la verdad es que en un episodio sí que lo salvan.”

Hasta que se estrene lo nuevo de Misfits, siempre podemos revisionar las dos temporadas anteriores o echarle un vistazo a Attack the Block, una película de Joe Cornish con muchas reminiscencias al espíritu de la serie de Overman y con una historia muy molona: ¿qué pasa cuando una panda de alienígenas invade el barrio más chungo de Londres? Es decir: los disturbios de hace nada + Misfits. O la versión adulterada de Super 8.


Categorías: Misfits Noticias Etiquetas:
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »