La season finale, ¿peor de lo esperado?

La season finale, ¿peor de lo esperado?

La segunda parte de There’s No Place Like Home no ha entrado en el top 3 de los mejores episodios de la historia de Lost (contando la tercera y la cuarta temporada exclusivamente). Tengamos en cuenta que son los primeros datos de DarkUFO, cuando se han recopilado algo más de 5000 votos. La media del episodio es de 4,68 sobre 5 puntos. ¿Por qué la finale no entra en ese exclusivo top 3? Probablemente, porque no ha estado a la altura de las expectativas. No es una crítica al episodio, ya que tiene todos los elementos que exige una serie de este nivel. El problema, a mi juicio, es que las tramas se han cerrado con explicaciones excesivamente previsibles. Lo razono. En primer lugar, There’s No Place (I) nos mostró “el momento” de la serie: la llegada de los Oceanic Six a tierra firme. La explicación de cómo se organizan para presentarse ante las cámaras era la opción más lógica. Segundo, la situación se había complicado con la llegada de Keamy y compañía, pero el remedio ya lo conocimos en Cabin Fever: mover la Isla. La explicación de cómo se lleva a cabo la hazaña e incluso las imágenes del momento no pasan de correctas. Tercero, los flash forwards han marcado el ritmo de la cuarta temporada y el futuro, aunque a medias, ya lo conocíamos. El impacto de la vida post-Isla de los Oceanic Six ya lo recibimos en cada uno de sus episodios, así que para la finale sólo han quedado las migajas de unir esas tramas. En general, podemos decir que el capítulo es la perfecta culminación de la cuarta temporada, pero está completamente alejado de la estructura clásica lostiana: introducción, flashback o flash forward desconcertante, misterio y cliffhanger destructivo. Además, los principales misterios de la Isla (números, humo negro, Jacob, Christian Shephard, curación de enfermedades, susurros…) siguen siendo una incógnita al pasar de puntillas por el episodio. Y finalmente hay que tener en cuenta las colosales expectativas que se habían creado en torno a There’s No Place Like Home, que han jugado en su contra. ¿Resultado? The Constant sigue liderando el ranking, seguido de la season finale de la temporada pasada (Through the Looking Glass) y del magnífico The Shape of Things To Come. Voy a hacer un apunte personal: con Through the Looking Glass mi boca quedó mucho más desencajada. Y ahora, como siempre, es vuestro turno…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »