La resurrección de Heroes

La resurrección de Heroes

De la misma forma que Heroes ha recibido palos justificados durante dos años, creo que ahora toca reconocer el buen nivel ofrecido en los últimos tres episodios, así como el interesante rumbo que toman los acontecimientos. El culpable de este cambio es el mayor héroe que tiene la serie, un tipo capaz de convertir la trama más inexplicable en una sucesión de buenas propuestas: Bryan Fuller. Desconozco hasta qué punto la mano y la cabeza del creador de Pushing Daisies han influido en estos últimos tres episodios, sólo sé que desde su regreso a la sala de guionistas la serie es otra. ¿Y por qué es otra, se preguntan algunos incrédulos todavía? Porque hemos comprobado que el volumen (Fugitives) tiene una dirección, un inicio, un desarrollo y probablemente un final en condiciones; porque tiene entretenidas dosis de misterio, drama y la ración justa de giros inesperados (para muestra, ver Cold Snap); porque se han recuperado las relaciones humanas y los diálogos; porque nos hemos olvidado de virus, sesiones místicas ininteligibles y situaciones incoherentes; y, en definitiva, porque se parece a aquella serie que tanto nos ilusionó en la primera temporada. Sigue habiendo cuentas pendientes como la recuperación de personajes míticos (Hiro, Peter Petrelli) o el equilibrio en las tramas de los episodios, pero el camino es el correcto. Por eso miramos a la recta final de Fugitives con optimismo. Y por eso confiamos en que Coyote Sands sirva realmente para resucitar ese maravilloso pasado y para no volver a cometer errores en el futuro. Ahora es fácil subirse al carro del éxito, por eso creo que la serie merece este breve reconocimiento. Aunque sea por los últimos tres capítulos. Aunque sea por Cold Snap y Bryan Fuller… Aaaaish, Bryan Fuller, qué genio…


Categorías: Heroes Opinión Series Etiquetas: ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »