La nueva televisión… ¿tiene futuro?

Los tiempos en los que para seguir una serie había que acudir siempre a la misma bat-hora al mismo bat-canal han pasado a mejor vida, al igual que el carismático Adam West. Quedó atrás cuando teníamos que dejar lo que estuviéramos haciendo para irnos al sofá y cruzar los dedos por encontrar el siguiente capítulo, cuando no quedarnos a horas imposibles frente a la televisión del salón (ahora lo hacemos, pero por elección). Prácticamente quedó extinta la franja publicitaria en que eslóganes chillones nos sacaban de la trama en su momento más álgido. Incluso para seguir al día las series extranjeras tenemos la posibilidad de prescindir de las pechugonas en banners y pop-ups de las páginas poco lícitas. Televisiones con función start-stop o grabaciones en la nube, como la TiVo de Vodafone, y la televisión bajo demanda a través de internet (como Movistar+, Netflix o HBO, pero tambien de las principales cadenas en España) han venido para quedarse, bajo cuota mensual y/o por contenidos, aunque tambien gratuita con publicidad. Y cabe preguntarse, ¿hacia dónde va esta evolución? ¿Qué medios y plataformas nos quedan por descubrir? ¿Cuáles de todas estas son realmente necesarias? Después del salto repasamos las últimas novedades y reflexionamos sobre alguna de estas preguntas.

El mundo de las series se ha ido aproximando cada vez más al cine. Era de esperar que, tras la insistencia de montar nuestro Home Cinema, con pantallas cada vez más grandes y sistemas de sonido cada vez más envolventes, la propia televisión tenía que actualizarse. Internet también ha tenido la culpa. Donde antes el cable y el satélite dieron cabida a muchos más canales, las cada vez más rápidas conexiones de datos han conseguido que pasemos de la velocidad de la mula a ver videos Full HD en streaming, ¡imágenes de alta calidad descargándose simultáneamente mientras las vemos! Impensable cuando hace no tantos años la red solo nos permitía ver fotos con el movimiento en que se descargaban línea a línea. Con ese póker de reyes, ya no solo en la “pequeña gran pantalla” del salón, sino en las de ordenadores, tabletas y móviles, las apuestas han podido ser más altas. ¿Para que hacer interminables secuelas si podemos contar las historias con más horas en ese formato con tantos adeptos: la serie? Y los presupuestos subieron como el ratio de pixeles por centímetro. Y los fichajes se elevaron con ellos, con grandes productores, guionistas y actores que antes solo estaban disponibles al pasar por taquilla o meses después por el videoclub.

Netflix nació precisamente como una compañía de alquiler de DVDs a domicilio (algo que aun ofrecen) e intentó aliarse en múltiples ocasiones con Blockbuster Inc. Sin embargo, tenían que haberlo pensado mejor, ya que han sido totalmente desplazados por el servicio de video bajo demanda con que la compañía de los Gatos triunfaría. Actualmente llega a los 100 millones de usuarios en todo el mundo y superando todos los distribuidores de cable combinados en Estados Unidos. Esto les ha permitido no solo distribuir, sino crear contenido. Entre sus Originales comenzaron con ya clásicos como House of Cards y Orange is the New Black, y también han ido produciendo películas llegando a fichar figuras como Brad Pitt. El caso de HBO es el contrario. Una de las mejores productoras razonó que en lugar de vender sus derechos de emisión a otras distribuidoras bajo demanda, podían crear su propia plataforma, HBO NOW, donde ofrecer en exclusiva sus contenidos y distribuir los de otros. Los creadores de Juego de Tronos o Los Soprano cuentan con un repertorio que por sí mismo merece su suscripción, con lo que la apuesta era la crónica de un éxito anunciado.

Siendo la tecnología el principal artífice de esta nueva televisión, es lógico que ahora las grandes empresas del sector como Google (mediante YouTube), Apple, Amazon, Steam, o incluso Facebook, quieran su parte del pastel. Hablar de vídeos por internet es hablar de YouTube. La plataforma para compartir videos por antonomasia, donde acudimos a ver los tráilers de nuevas series y videos de gatitos, cuenta con más de 1.500 millones de visionados al mes. Muchos youtubers tienen más repercusión en sus canales que la mayoría de shows tradicionales. Mucho potencial que en Estados Unidos ya están explotando, con YouTube TV que da acceso a cientos de canales de cable y YouTube Red que permite mediante una cuota librarse de sus anuncios y acceder a contenido exclusivo. La estrategia de la filial de Google va por ese camino, y ha decidido apostar por ese contenido original, pero esta vez de manera gratuita (sin contar el tiempo que nos roben con los anuncios ya habituales en la plataforma). Con presupuestos que rivalizan con la propia HBO quieren producir 40 nuevas series exclusivas que van desde realities y programas a series más tradicionales, con fichajes como Kevin Hart, Ellen DeGeneres, Katy Perry o Demi Lovato.

 

 

La competencia directa de Google, pero en otros sectores, quiere también empezar a explotar la producción audiovisual. La compañía más valiosa del mundo, Apple, también tomando ventaja de su plataforma iTunes, donde ya se ofrece el alquiler de series y películas, entra con prudencia en el mercado con programas orientados a la música. Carpool Karaoke y Planet of the Apps (con Will.i.am y Jessica Alba) son algunos ejemplos que ya se encuentran disponibles para los suscriptores de Apple Music, pero ¿dará el salto a crear otro tipo de series? Mi apuesta es que sí. El caso es que su competencia directa en este campo, Spotify, ya anunció la inclusión de series propias en su Spotify Vídeo, disponible también únicamente para sus suscriptores Premium. Singles, Rhymes & Misdemeanors, Life in Short eran algunos de los títulos muy relacionadas con el mundo musical que se anunciaron el año pasado, así como colaboraciones con Tim Robbins. La repercusión no ha sido muy grande desde entonces, quizás algún lector nos pueda comentar al respecto, pero la declaración de intenciones en ambos casos está ahí.

Y del streaming de video y música pasamos al de los videojuegos. Steam es a los videojuegos lo que Netflix a la televisión. Con más de cien millones de usuarios y 3.500 millones de dólares recaudados en 2016, quieren diversificar y seguir ganando mercado. Ya hablábamos de como las series y los juegos se entrelazaban cada vez más, y Steam lleva tiempo ofreciendo acceso a videos (especialmente series de dibujos y anime); pero ahora el director Neill Blomkamp (Distrito 9, Elysium y quien intentó hacer un remake de la tercera entrega de Alien) nos sorprende estrenando una serie de ciencia ficción de forma gratuita (con posibilidad de pagar por contenido extra) en esta plataforma. Rakka, que protagoniza Sigourney Weaver, ha hecho las delicias de los amantes del género. Más convencional ha sido Amazon, que empeñada en hacernos llegar todo lo que podamos desear a casa creó Prime Video, un servicio de video bajo demanda con contenido incluido en su suscripción premium anual. Este extra cuenta con un repertorio reducido, pero algunos de sus originales han hecho mucho ruido. Transparent, The Man in the High Castle o American Gods son solo algunos ejemplos de originales que más quisieran tener el resto de plataformas en su repertorio. Precio, contenido y una correcta calidad de acceso que ya le ha conseguido un hueco en el mundo seriéfilo.
 

 
Pero lo que más nos sorprende es cómo las redes sociales también aspiran a encontrar su sitio en la distribución de contenido propio. No sólo los más jóvenes pasan gran parte de su tiempo en ellas, y eso es puro potencial. Snapchat, esa extraña aplicación móvil para compartir fotos y mensajes de duración limitada, como parecía ser ya su vida útil, ha apostado por distribuir pequeños programas en formato de vídeo vertical. Estamos hablando de BBC, Disney, ESPN, The New York Times, Discovery Communications, entre otros, con lo que esta propuesta podría tener un verdadero impacto. Quien seguro que despuntará es el gigante de las redes Facebook. El equipo de Mark Zuckerberg está apostando fuerte por seguir en el candelero, y no solo entra en sus planes de futuro la realidad virtual, sino por dejar de ser donde se hable de series a donde directamente se vean. Quizás incluso puedas verlas con tus contactos mientras reaccionas y las comentas con ellos como en sus retransmisiones en directo. Programas cortos (de 5 a 30 minutos) con grandes presupuestos (hasta 3 millones de dólares por episodio) que se ofrecerían de manera gratuita, pero con anuncios al igual que las de YouTube.

En este pequeño repaso al contenido bajo demanda seguro que me he dejado algo (como Hulu), pero ya vemos que no solo nos vamos a encontrar con nuevas plataformas (muchas de ellas ya en funcionamiento) sino nuevos tipos de formatos y una nueva forma de entender la… ¿televisión? Las series hace mucho que dejaron de depender de ese electrodoméstico hacia el que apuntan nuestros muebles del salón, y sin darnos cuenta esta nueva forma de verlas han hecho que cambien en su concepción. Atracones de temporadas enteras un fin de semana o ponernos al día con el último capítulo mientras vamos en transporte público; gente anónima que se hace famosa por sus retransmisiones caseras, mientras el firmamento de Hollywood rueda algo que no llegará a los festivales de cine, pero sí a los dispositivos de millones de personas; añadir a las facturas una nueva mensualidad por la comodidad o consumir ese nuevo contenido mientras ves que han vuelto a subir la foto que peor sales… El mundo de las series está cambiando, ya ha cambiado, pero ¿tenemos motivos para ilusionarnos o para temer? Muchas iniciativas caerán en saco roto, otras puede que nos lleguen a sorprender… ¿Vosotros que pensáis? ¿Tenéis alguna favorita? Si me dejáis una vídeo reacción al artículo, pues mucho mejor, aunque de momento el método tradicional (para esto) también nos vale…


Categorías: Opinión

8 comentarios

  1. azzathoth

    Nadie repara en algunos hechos:
    De donde salen algunas series
    Por ejemplo, Bones daba en Fox y muchos sabemos que en general Fox esta politicamente entre derecha y extrema derecha (el unico canal que le agrada a Trump)
    Quienes son los guionistas y que quieren con sus guiones
    (las sitcom son de risa facil pero no sirve de mucho mas, vean TBBT)
    Asi que si hay mas opciones mas series, con diversidad de mensajes y fuentes, lo apoyo
    Solo espero que algunos generos no desaparezcan (en general la ciencia ficcion es muy maltratada, no hay oscar ni premios a esas series, creo que los jueces son nerd-haters)

    • Lo primero, gracias por comentar azzathoth. Como bien dices, con la diversidad solo se puede ganar. La duda es si realmente estamos yendo hacia ella, o si al final tendremos los mismo de siempre pero accediendo desde diferentes sitios… Para mi que el expectador pueda decidir lleva a dos sitios: que desaparezca la morralla que a nadie le interesa y nos intentan colar en las cadenas, pero tambien que proliferen aquellos shows populares, pero no son de gran interés… En tu preoucupacion respecto a la ciencia ficción, yo no tendría tantas reservas. El ejemplo de Rakka, es uno de ellos. El publico de la scifi es minoritatio, pero tambien fiel, y muchas series del genero estan resurgiendo en los ultimos tiempos.

  2. Luis

    Yo no sé si es que me estoy haciendo mayor, aunque esto siempre ocurre si estás vivo, o es que el panorama está empezando a degenerar un poco. ¿De dónde sale tanta serie?. ¿Es realmente rentable para las productoras? ¿Cuánta horas se puede pasar una persona delante de una pantalla consumiendo su tiempo viendo series?….Tengo más cuestiones pero no voy a ser pesador.
    Posiblemente sea ya una burbuja y acabe estallando. En que ya se nota es en la calidad de las mismas. Estoy de acuerdo que tiene que haber serie para cada tipo de público pero es sospechoso que existan tantos guionistas con tanta imaginación. Al final las cosas se acaban pareciendo.
    El resultado, en mi caso, es que me he vuelto extremadamente selecto. No doy muchas oportunidades a las series. Si no me gusta un par de episodios consecutivos la abandono sin más.

    Aprovecho para referir las que sigo y las que no:

    Twin Peaks (Sin comentarios)
    Preacher (Ha mejorado bastante)
    Better Call Saul (De lo mejor que hay actualmente)
    Fargo (Bueno, la 3ª de no ser por Carrie Coon… hubiera abandonado)
    Halt and Catch Fire (Temática fetiche. Grandes actores como Mackenzie Davis)
    StartUp (Por Edi Gathegi)
    The Exorcist (Con sus altos y bajos)
    3% (Algo en lengua portuguesa para variar)
    Black Mirror (Si no la conoces comienza por “San Junipero”, S3- Ep4)
    Goliath (Por Billy Bob Thornton y Nina Arianda con la que me parto)
    Narcos (Veremos aver como sigue)
    Game of Trones (Ya por tradición)
    Stranger Things (Nueva oportunidad)
    The Leftlovers (Finalizada. De forma apresurada a mi parecer. Algunos episodios son épicos)
    Rectify (Finalizada. Alargada pero bien finalizada. )

    ABANDONADAS:
    American Gods
    Bosch (me duele pero…)
    The Mist (¡por dios!
    The Walking Dead (Hasta aquí hemos llegado)
    Orange Is the New Black (Uf, como ha empeorado la cosa)
    Mr. Robot (No puede terminar la segunda. Lo siento)
    Humans (La primera bien pero luego ya…)
    Into The Badlands (Esto debe ser por lo que me he hecho mayor)
    The Big Bang Theory (Ya están pesados)
    Taboo (Prometía pero…no)
    Vikings (Me cansé)

    Saludos.

    • azzathoth

      Welcome to civilizacion occidental
      I will be your guide
      En serio, si no sabias nada de neoliberalismo, esto es solo la primera GOTA amarga
      Lei por ahi que muchos lideres y empresarios son tan fanaticos del actual sistema o mas, que los terroristas comunistas del siglo XX o incluso que los fanboys de Ala

    • azzathoth

      Yo por el contrario veo pocas series, quizas en gran parte porque los videojuegos me atraen mas por su INTERACTIVIDAD y porque quiero ser parte de eso (mas mi lado oscuro hacia lo malo >:D ; sino mira los videos de watchmojo sobre comunidades toxicas, las acciones hdp y similares de los videojuegos PD smurfling recien aprendi que significaba )
      asi que solo veo TBBT mas para ver si termina peor que dos hombres y medio, ojala…. ademas de modern family fuller house, man in high castle, y nada mas

  3. sofi

    Me encanta la diversificación para ver televisión de estos últimos años.´Antes teníamos que amoldarnos al horario de los canales, pero ahora podemos verlas cuando queramos y donde queramos (laptops, tablets y celulares). Incluso hacer maratones de series ya que Netflix saca sus series el mismo día.
    Los que ganamos son los televidentes, pues tenemos mejores y más variadas formas de ver nuestras series favoritas.

  4. Manuel

    Solo se que estoy suscrito a Netflix y HBO y NO pienso pagar por más servicios.

    Veré las series que tengan estas plataformas y NINGUNA más.

    Paso de pagar por MIL servicios.

    Para mí gusto, Netflix y HBO tienen las MEJORES series.

    • azzathoth

      PopcornTime y Stremio, ademas de las clasicas paginas de videos online son mejores que eso

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »