La esencia de la tercera de Prison

17 de septiembre. Fecha en la que volveremos a ver las heridas de Scofield y la soledad de Lincoln. Fecha en la que Sarah seguirá cargando con la culpa de ver a Michael entre rejas y en la que T-Bag, Mahone y Bellick seguirán haciéndole la vida imposible al preso más famoso de Estados Unidos. Atrás han quedado reclusos tan carismáticos como Abruzzi, tan rebeldes como Tweener y tan surrealistas como Haywire. Pero también se han arrodillado ante Scofield gigantes como la presidenta Reynolds o Bill Kim. Por delante, el trabajo de Burrows y Tancredi para salvar a Michael y, sobre todo, Sona…

Prison Break estará en nuestras pantallas pronto, pero enfocamos la tercera temporada con un mínimo de preparación. Sabemos que Mahone, Bellick, T-Bag y Michael estarán encarcelados en Sona, un infierno comparado con Fox River. Sabemos que veremos a un nuevo T-Bag en Sona, mucho más cruel (si eso es posible) y sin ningún tipo de escrúpulos para crearse un hueco en la prisión panameña. También conocemos que Michael tendrá una misión dentro de la cárcel. Podemos confirmar varios fichajes: una primera tripleta de caras nuevas dio paso a otra triple adquisición, mucho más peligrosa, antes de la última contratación conocida, un enigmático enterrador. Finalmente, una mala noticia: la despedida de Maricruz, el motor de Sucre durante toda la serie. Y entre spoiler y especulación, varias polémicas: la delicada situación de Mahone, el estado de Kellerman, el primer fiambre de la tercera temporada y un mar de dudas sobre el nuevo cauce que tomará la serie. ¿Alguien me puede explicar algo? Siempre nos quedará Tancredi


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »