La angustiosa ambigüedad temporal de Black Mirror

black-mirror

Visto White Bear creo que podemos afirmar sin temor a equivocarnos que Charlie Brooker es un maldito genio. No es que nos pille por sorpresa, ya que Dead Set o la primera temporada de Black Mirror (en especial The Entire History of You) ya nos habían dado varias pistas, pero conviene recordarlo. Brooker es un superhéroe que tiene la habilidad de contar historias que te hacen pensar, de convertir 42 minutos de ficción televisiva en una reflexión sobre los valores y los límites del ser humano. En Dead Set lo hizo de una forma más superficial (aunque no por ello menos brillante), jugando con el instinto de supervivencia de un grupo de gente. Y en Black Mirror lo hace plantando la tecnología y los medios de comunicación, casi siempre excesivamente poderosos, en medio del debate. ¿Hasta qué punto pueden influir en nuestras vidas? Mucho, eso ya lo sabemos. Pero Brooker da un paso más, y yo creo que ahí reside una de las claves del éxito de Black Mirror, situando la historia en un futuro extrañamente cercano. De forma que casi siempre acabas preguntándote, ¿es posible que lleguemos a eso? ¿A cuánto estamos de ese escenario? Pues vamos a intentar responder a esta última pregunta…

 

The National Anthem (1×01)

black-mirror-1

  • Época: Actualidad
  • Tecnología: Redes sociales y Youtube
  • ¿Probabilidad de que suceda? Ya ha sucedido. La idea de que Mariano Rajoy se cepille a un cerdo en directo para salvar la vida del príncipe es escalofriante, vomitiva y altamente improbable. Y un poco divertida, para qué negarlo. Pero el poder que juegan Youtube o las redes sociales en nuestra vida está fuera de toda duda. Se lo pueden preguntar a PSY, que acumula miles de millones de reproducciones con su Gangnam Style. O a Justin Bieber, un ídolo de masas nacido de la plataforma de vídeos. Respecto al poder de las redes sociales, son muchos los políticos que han sido trending topic en twitter. El caso más reciente es el del actor Toni Cantó (UPyD), que se convirtió en estrella fugaz por culpa de una serie de desafortunadísimos tweets sobre la violencia de género que le habrían costado el puesto en cualquier otro país civilizado. Twitter te puede devorar en apenas unos segundos: Bisbal todavía se acuerda de sus pirámides, todos tenemos el móvil de Paula Vázquez… y Pipi Estrada aún no ha pagado la coca.

 

15 Million Merits (1×02)

black-mirror-2

  • Época: ¿2060?
  • Tecnología: Bicicletas para ganar “méritos” y tener acceso a premios
  • ¿Probabilidad de que suceda? Mínima. En el universo de Black Mirror, el escenario que plantea 15 Million Merits es el más improbable de todos. O como mínimo es el que parece más alejado. Sí, tenemos bicicletas y tenemos programas en los que un jurado más o menos profesional evalúa el talento de las personas, pero la idea de convertirnos en ese tipo de cobayas (en cierta manera, ya lo somos) parece bastante remota. En este caso, la ambigüedad temporal no es un elemento decisivo en el capítulo.

 

The Entire History of You (1×03)

black-mirror-3

  • Época: ¿2020?
  • Tecnología: “Grano” para grabar la vida y mando para reproducirla (en una pantalla o a través de los ojos)
  • ¿Probabilidad de que suceda? Media. Obviando el sistema de reproducción a través de los ojos, la idea de grabar todo lo que hacemos en la vida y reproducirlo posteriormente no parece demasiado alejada. The Entire History of You es el capítulo que trabaja mejor la ambigüedad temporal, ya que nos presenta una sociedad idéntica a la actual, pero con la intervención de ese “grano” que permite registrar la vida. Un objeto minúsculo con una capacidad colosal para cambiar al ser humano, como queda demostrado en la historia de Liam, Ffion y Jonas.

 

Be Right Back (2×01)

black-mirror-4

  • Época: 2025 / ¿2050?
  • Tecnología: Web para reproducir la personalidad de una persona a través de la información publicada en redes sociales / Cuerpos “humanos” que copian la personalidad a partir de esa misma información
  • ¿Probabilidad de que suceda? Alta y baja. No somos conscientes de la cantidad de información que hemos hecho pública a través de las redes sociales, en especial Facebook y Twitter, hasta que un banco belga hace un anuncio y nos deja con la mandíbula en el suelo. Un vídeo que, curiosamente, hemos visto y comentado en Facebook, en Youtube y hemos compartido en twitter. La web de Ikea tiene un robot “inteligente” que responde a tus preguntas con más o menos criterio. Y el Siri de Apple, aunque sigue lejos de ser útil, sí contesta correctamente a muchas preguntas. El siguiente paso es que toda nuestra información vital, incluyendo mails, fotos y vídeos, forme una copia virtual de nosotros mismos. El capítulo se mueve como pez en el agua en ese angustioso y extrañamente cercano futuro, al menos hasta que aparece la réplica física de Ash. Eso ya suena a época que ninguno de nosotros veremos…

 

White Bear (2×02)

black-mirror-5

  • Época: Actualidad
  • Tecnología: Smartphones
  • ¿Posibilidad de que suceda? Ya sucede. A otro nivel, porque no tenemos parques de atracciones para presenciar torturas en directo, pero sí tenemos sesiones diarias de 30 minutos de los horrores, también llamados informativos. Vemos a niños muriendo de hambre, a hombres pegándose tiros en una frontera, a mujeres apedreadas públicamente… pero la pantalla de la televisión actúa de filtro. En White Bear, la televisión se cambia por el smartphone y el sofá de casa por el parque de atracciones. ¿Hay muchas diferencias? De hecho, en España tenemos bastante experiencia y afición en eso de convertir en espectáculo una tortura…

 

The Waldo Moment (2×03)

black-mirror-6

  • Época: Actualidad
  • Tecnología: Ordenadores
  • ¿Posibilidad de que suceda? Una réplica virtual y descarada de un fracasado ganando las elecciones… ¡ja! Qué será lo próximo, ¿un cómico poniendo en entredicho la política italiana? ¿Un alcalde humorista, ex bajista de un grupo de funk que no formará coalición con nadie que no haya visto The Wire o que se presenta a la fiesta del orgullo gay vestido de drag queen? ¿Un concejal que se cree Elvis? ¿Un luchador profesional de wrestling que quiere ser presidente del Partido Republicano de Estados Unidos? ¿Un activista político japonés que se cree el hijo de Dios? Nah, lo de Waldo es francamente improbable… Ehem.


Categorías: Black Mirror Opinión Etiquetas:
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »