La absurda censura en el anime: One Piece

one-piece

¿Quién no conoce One Piece a estas alturas? El manga de piratas de Eiichiro Oda es el Dragon Ball de nuestros días, vendiendo millones de copias de cada tomo, con una serie de anime que no parece terminar nunca y toneladas de películas, videojuegos y merchandising a la espalda. ¡Ah, y también de censura!

El caso es que una vez más los infames tipejos de 4Kids Warner Bros entraron en escena cuando se decidió traer la serie a Estados Unidos, eliminando todo tipo de armas de fuego, sangre, referencias sexuales, contenido religioso, cigarros, alcohol… Y claro, estamos hablando de una serie protagonizada por piratas, en un mundo repleto de bucaneros, corsarios e hijos de mil padres, la cual no deja de ser un shonen de acción para adolescentes… ¡pero demonios!, si quitas el alcohol, la juerga y las hostias en una historia de piratas, ¿qué es lo que queda?

Por otro lado, aquí en España tuvimos una de cal y otra de arena. Para empezar, el doblaje a nuestro idioma es bastante peculiar, adaptando algún que otro nombre (Usoop por Usuff) y cambiando el nombre de los ataques de Luffy y compañía a algún chascarrillo o tontería en nuestro idioma. Esto es algo que tiene sus detractores y seguidores, pero lo que nadie puede defender en su sano juicio es el tema de la censura. Y One Piece también nos ha llegado censurada. O al menos en parte.

Y es que durante los primeros capítulos de la serie recibimos una versión totalmente íntegra, sin modificación alguna de la misma respecto al original japonés. No obstante, cerca del final de la primera temporada y los inicios de la segunda, la serie recibió un tijeretazo tremendo, al menos en lo referido a la violencia. La sangre desapareció prácticamente por completo, y eso era algo que saltaba a la vista en cada episodio. No obstante, en capítulos posteriores, y ya con la emisión de la serie en TDT, One Piece pudo volver a lucirse de forma íntegra, sin cortes ni memeces alguna en su emisión. Otra cosa es que la serie dejara de emitirse por estos lares, pero al menos lo último que pudimos ver nos llegó tal y como debe ser…

De este modo nos encontramos ante uno de esos pocos casos en los que el sentido común ha terminado imperando, y si bien podemos decir que hemos sufrido la censura en One Piece, al menos no ha sido algo tan drástico como en los casos de Pokémon o Yu-Gi-Oh. A continuación, os dejamos con una muestra en vídeo de la censura “yanki” de One Piece. Para que os echéis unas risas a costa de una edición tan lamentable.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »