Jugándome la vida: “No me río con Barney”

Damn it, Trudy! What about the pineapple?

Tras los insistentes ruegos de mi compañero Dani, hace un par de días empecé a ver How I Met Your Mother. Me fundí 14 episodios en apenas dos días. No es un record, lo sé, pero os hacéis una idea de lo mucho que me gustó, ¿no? No voy a entrar a valorar la calidad de la serie, ya lo hace Dani en las reviews semanales. Voy a lanzar un mensaje que seguramente hará eco en las paredes de Todoseries: ¿a alguien más no le hace gracia Barney? No, no me río con el personaje de Barney Stinson, ¿soy un bicho raro? ¿Merezco ir al infierno? Mis amigos llevaban varios meses insistiéndome en que viera la serie única y exclusivamente por el sentido del humor de Barney, al que hacían constantes referencias entre cerveza y cerveza. Tal vez me generé unas expectativas tan enormes que el pobre Neil Patrick Harris, que hace un trabajo fenomenal, no ha sido capaz de cubrir. Lo cierto es que me he enganchado a How I Met Your Mother gracias a los fracasos de Ted, a esa creciente curiosidad por saber quién es Your Mother (sé que habrá que tener muuuucha paciencia) y a los inolvidables arranques de locura del gran Marshall. Sí, adoro especialmente a Marshall: “Damn it, Trudy! What about the pineapple?” (The Pinneaple Incident) Espectacular. Por cierto, después de asegurar que Barney no me hace gracia, si digo que How I Met Your Mother es 1500 veces mejor que Friends, ¿empiezo a meter provisiones en mi refugio nuclear, no?


Categorías: How I met your mother Opinión Series Etiquetas:
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »