Imagen de cabereca de la serie Skins

Música y series: El post que no habla de Glee

Sí, amigos. En un momento de lucidez extrema, mientras esperaba a que un semáforo se pusiera en verde, pensé: “Oye, ¿y si a alguien le diera por analizar momentos en los que series y música se asocien? ¿No sería increiblemente rompedor?” Así que tras proponérselo a la doble D, que fuese rechazado, me pusiera a investigar y lograra el pase para activar contenido sin ningún tipo de permiso, confeccioné la siguiente entrada que ustedes, lectores de TodoSeries, podrán disfrutar… o leer. Llámalo entrada, llámalo campaña para concienciar a la gente de lo importante que es poner un límite racional a los semáforos en rojo.

Sigue leyendo…

Ver Skins USA es perder el tiempo

Ver Skins USA es perder el tiempo

Basta con ver diez minutos de Tony, el capítulo con el que arrancó el lunes pasado la versión estadounidense de Skins, británica como el té, para saber (al menos, aquel que en su día siguió a la primera generación con ojiplática mirada) que es estúpido, e inútil, hacer y ver este remake al que sólo podemos atribuir de original lo inevitable: el cambio de las pieles de sus protagonistas, y eso es porque venía de fábrica. A mí, entre tú y yo, versionar algo de éxito lo mismo me da, pero esto es un calco, desprestigiar una obra de arte, hacer el tonto y dar palmadas sin un razón siquiera rebuscada. Vale, no detractores de esto, gente buena, el avance da a entender que el camino que siguió la temporada original, en 2007, lo van a amasar según sus propias normas, pero eso no quita lo hecho. Veamos por qué, tras comprobar el piloto, Skins en Baltimore, por la MTV, hogar de los realities más irreales, lo va a ver quién yo te diga.

Sigue leyendo…

Skins: Preparados para comenzar

Skins: Preparados para comenzar

Lo de Skins es querer mudarse de piel continuamente y tirar los andrajosos recuerdos, la vieja textura que con tanto gusto palpábamos, en los recuerdos y nada más. La tercera generación de los chicos de Bristol, o lo que es lo mismo, la quinta temporada, arranca el próximo 27 de enero con ocho nuevas caras sin necesidad de ocultar el acento británico y la dulce provocación de sus excesos. Ya hay trailer, y después de conocer al reparto ya sabemos quién será quién en otra ocasión en la que toca, por mera obligación (gracias, guionistas, de veras), hacer un acto de fe. Un esforzado salto, siempre satisfactorio, por parte de los fans que aún sueñan con la mirada lasciva de Effy Stonem o el maravilloso legado socarrón de James Cook. Tras el salto, veamos entonces cómo se presentan los nuevos personajes: en caída libre, en la oscuridad y completamente desnudos mientras suena Ready to Start de Arcade Fire.

Sigue leyendo…

Los estrenos de midseason en cable (I)

Los estrenos de midseason en cable (I)

En general, las cadenas de cable siguen siendo una garantía para todos aquellos que quieran engancharse a buenas series. Y la verdad es que en enero tendremos bastante donde elegir. Showtime nos trae una adaptación de una exitosa serie británica (Shameless), que es precisamente el argumento de Episodes, una comedia protagonizada por Matt LeBlanc. Pero el estreno más potente, a mi juicio (o sea, poco), es Lights Out (FX), que sigue la pista a un boxeador. Para ver a Elijah Wood compartiendo confidencias con un perro (Wilfred) tendremos que esperar mucho más. Pero no pasa nada porque nos podremos contentar con la adaptación yanqui de Skins que ha preparado MTV. ¿Primer repaso a las series de cable?

Sigue leyendo…

Skins: Ésta es la nueva generación…

Skins: Ésta es la nueva generación

Damas y caballeros, ante ustedes la tercera generación de Skins. Pose chulesca sobre un muro, como manda la tradición, y rostros virginales y jóvenes que no vamos a tardar en prejuzgar (el pelirrojo me da muy mal rollo). De izquierda a derecha, se llaman Alex Arnold, Dakota Blue Richards, Sean Teale, Sebastien de Souza, Will Merrick, Laya Lewis, Freya Mavor y Jessica Sula. En su casa les conocen perfectamente (aunque Dakota protagonizó un bluff muy sonado hace un par de años, ese colosal error llamado La Brújula Dorada), sí, y nos entra por un oído y nos sale por otro, porque no será hasta principios de 2011 cuando les veamos en acción, momento ideal para tener motivos para amarlos y aprendernos sus nombres.

Sigue leyendo…

Skins: Volveremos a vernos

Habrá película de Skins. Tras la edición del libro hace unos meses, por fin se ha confirmado de manera oficial la llegada de una película basada en la serie, cuyo rodaje comenzará en septiembre con intención de estrenarse en verano de 2011. Ahí, compitiendo, valiente, con la Marvel y los transformables del señor Bay (olé los suyos). No nos vamos a engañar, el listón de vértigo, porque más que nada se trataría de remover en el recuerdo que han dejado las temporadas anteriores; lo primero que sus responsables han dicho es que volveremos a ver a la primera y segunda generaciones, con mayor protagonismo de esta última, y la aparición de la tercera, que con unas caras completamente nuevas se presentarán en sociedad a finales de año. ¿Cómo los reunirán a todos? Ni puñetera idea. De momento, Nicholas Hoult y Dev Patel ya han firmado para participar en la película, y teniendo en cuenta que son los dos actores más solicitados (Hoult es el nuevo muso de Tom Ford, con A Single Man y varias campañas, y Patel soporta las pésimas críticas de The Last Airbender con el gran Shyamalan), podríamos ya contar con el resto de la hornada, más desconocidos y haciendo virguerías menores que no les roban demasiado tiempo. Charles Martin dirige y Jack Thorne y el creador Bryan Esley escriben, todos ellos habituales de la serie, lo cual es una garantía un poquitín más grande porque Skins, la película, tiene muy buena pinta. ¿Resolverán esos conflictos que quedaron el aire con la series finale de marzo (Cook, Effy)? ¿Usarán flashbacks para devolvernos a Chris? Menos es nada pero los responsables no han tardado en negar que se trate de un episodio de hora y media con la excusa de la gran pantalla y los cinco euros de entrada. Y por mis globos oculares, que en 3D no sea.

Review Skins: Everyone

Review Skins: Everyone

Qué vamos a decir a estas alturas de un episodio del que está todo dicho, todo reflexionado y todo odiado. Un poco tarde, claro, habrá que seguir sacando de un capítulo que ha logrado, polémica mediante, que muchos dejen tirados a los Skins para su tercera generación, el próximo enero, por su intento de ser transgresores aunque dejando un sabor a alioli mal planchado. Everyone no sabe a finale, principalmente porque opta por no honrar a los protagonistas en sus respectivos adioses, dejar un final demasiado abierto sin querer ser complaciente, y todo eso metiendo relleno del bueno a través de cuarenta y cinco minutos, pero sin olvidar momentos desconcertantes (los últimos treinta segundos) y divertidos (Pandora). Uno tiene la sensación de que han querido correr, que lo han hecho, y se han pasado de la meta y se han dado de sopetón con la pared, dejando sangre y mala baba. Así ha sido el final del cuarto año de Skins.

Sigue leyendo…

Skins: Pelados y desollados en América

Skins: Pelados y desollados en América

Miradles. Son Chris, Jal, Michelle, Tony, Sid y Cassie, y más abajo Effy y Maxxie. Eso suponemos, porque aparte de molestarnos a la vista, ya no viven en Bristol, viven en Baltimore. El índice de delincuencia será mayor, en sus fiestas sonará Lady Gaga en vez de Leona Lewis y verán Fringe en vez de Dr. Who, porque la foto de esta panda, que parece sacada del Tuenti, es lo primero que nos llega de la esperada adaptación americana de Skins, que emitirá o destrozará la MTV este otoño avalada por el prestigio de su hermana mayor, que de momento ha renovado para dos temporadas más (somos felices), haciendo otro extreme makeover con el reparto. Y la primera impresión, seamos sinceros, no es nada buena. Da risa. ¿Queréis conocer un poco más de esta nueva gama de adolescentes, que perderán su característico acento inglés en el minuto uno? Pues adelante.

Sigue leyendo…

Review Skins: Effy

Review Skins: Effy

Siguiendo la tradición de Skins, un capítulo de Effy tiene que ser paranoico, raro y oscuro, como su protagonista. El 3×08 fue el máximo exponente de esta teoría, trasladándonos a un bosque de noche, bajo el acecho de extraños, que no podía ser mejor metáfora para lo que entonces atravesaba la joven Stonem. Y este 4×07, penúltima entrega de la segunda generación, hace una maniobra parecida, gira y se estrella en una de las mejores horas que nos ha traído la serie desde su nacimiento. Sensacional episodio. Y paranoico. Raro. Oscuro. Y brutal (no sólo por el final). Vayamos a terapia con la maravillosa Effy Stonem y su retorcido mundo. Vayamos directos a Effy.

Sigue leyendo…