Imagen de cabereca de la serie Skins

El nuevo viaje de Skins: vídeos, fotos y lo que venga

Estoy particularmente entusiasmado por el regreso de Skins el 23 de enero, dentro de tres lunes o así. Porque esta tercera generación está tan igualada a las demás que da miedo. Uno bueno, sin orina. Es porque sus personajes demostraron carisma y traumas interesantes. Estaban sobrados de todo y eso siempre entra bien. No les daba la gana esconderlo –y nos regalaron capítulos como el de Mini,– y hoy sabemos que no hay mejor manera de desnudar los sentimientos reprimidos que viendo fotitos Tuenti de la fiesta, así que me parece una forma muy original, novedosa y refrescante el estilazo de las imágenes promocionales de esta nueva etapa, fotografías desenfocadas, alucinantes (molón-psicodélicas, es decir) y que nos vuelven a poner en contacto con toda la tropa. Nuevos peinados, misma intensidad. El equipo las ha estado colgando en Facebook estos días (olé), y las encadenamos con nuevo material extra de la web de E4. El tráiler extendido de lo que pudimos ver hace nada, sacado con el nuevo año, y un primer vistazo a cómo será la intro estos diez capítulos (el behind the scenes de su rodaje lo podéis ver aquí). Ahí estamos. Sigue leyendo…

¡Accidentes, lágrimas, sangre! ¡Skins vuelve!

Skins, que durante todo el año está de tapada, gestándose, haciéndose grande, dejando que las hormonas resplandezcan en la que debe ser la sala de guionistas más carente de escrúpulos del mundo, regresa cuando nadie está mirando y, por ello, la sorpresa es descomunal. Nuestra predisposición, grandísima. La otra noche se filtró en la Red un primer avance de la sexta temporada, ésa que nos reúne con Franky, Rich y toda esa gente, además de darnos a conocer a nuevas caras como la del desconocido Sam Jackson, nuevo protagonista masculino. Jóvenes, irresponsables y vomitando vida. Son así, qué se les va a hacer. De los nuevos diez capítulos, porque serán diez, y no los ocho de antes (gracias), sabemos que nos llegarán el 23 de enero con un capítulo para Everyone. No sabemos, sin embargo, si lo que os paso a continuación es tan sólo un avance del nuevo año –que se destinó a una conferencia con Bryan Elsley y Jamie Brittain– o si es el tráiler oficial que se suele desembolsar la cadena E4 a principios de enero, como aquellos que metían canciones genialísimas de TV on the Radio o Arcade Fire. De todas formas, nos da igual. Un montón. La series 6 de Skins está aquí al lado y vamos a verla. Sigue leyendo…

Review Skins: Everyone

Voy a decir lo que todos estabais pensando: Everyone es un cierre fantástico. Magnífico. Bello. Lo es todo. Campestre, cómo no, honesto y coherente a un modo muy Skins teniendo en cuenta la quinta temporada –igual de loca, de enorme, de disfrutable– que finiquita con un abrazo imparable. El motivo, una boda in extremis en la Inglaterra verde de los cuentos. El leit motiv, esa manía tan nuestra de perdernos para encontrarnos. La canción del carillón, o Glockenspiel Song, que el grupo brit Dog is Dead toca en la última escena, es ideal para dibujar al tercer grupo de Bristol. Con esos coros, ese We are a mess, somos un desastre (como Liv, como Franky). Ese We are failures, somos un fracaso (como Nick, como Alo). Ese And we love it, y nos encanta (como lo hacen todos). Y eso nos encanta.

Sigue leyendo…

Review Skins: Grace

Review Skins: Grace

Eso no lo vimos venir. Y, en el fondo, uno no se lo termina por creer hasta que la preview del último episodio, Everyone, te lo da mascadito con imágenes y vestidos de largo. Pero la última secuencia de Grace solamente precede lo que ha sido otro capítulazo hilado con maestría de la espectacular tercera generación. Citan a Shakespeare, el amor lo puede todo y Grace Violet Blood, un nombre que da fe de su carácter polifacético, nos sigue cayendo de madre. Misión cumplida, primera parte. “Where are you going?” Y ella responde: “To a fucking castle in the clouds!” Porque Grace es La Gran Evasióndel maldito castillo en las nubes de algodón. Misión cumplida, segunda parte.

Sigue leyendo…

Reviews Skins: Nick / Alo

Reviews Skins: Nick / Alo

Primero toca bajar la cabeza y pedir disculpas por el retraso en el repaso a Nick, capítulo excepcional, emitido hace un par de semanas. Y luego es plan también de decir hola, preguntar qué tal la semana y, de manera diplomática, proponeros que en vez de hacer las reviews por separado del 5×05 y el 5×06, Alo, también brillante, bien pulido, hacerlas juntas y de manera menos farragosa si procede. Pero ahorrémonos, please, eso de coger un palo de golf, hierro-5, y destrozar la casa y partirme el cráneo, gracias, por sacarme con algo de caradura y de la manga que el tema de ambos capítulos es común para tener una excusa palpable y afirmar que Nick y Alo se enfrentan en dos pedazo de episodios, y así lo repito por tercera vez, a la cobardía y a la paternidad con resultados pelín opuestos. Así que hola, cómo os va, y a comentar la incursión de estos dos personajes en una quinta temporada que no baja la guardia en ningún momento. Wonderful wonderful, citando a Andy Botwin.

Sigue leyendo…

Review Skins: Liv

Review Skins: Liv

Liv, una droga. Pero más que por su extraña pareja protagonista revolcándose en un insano colocón de desfase (herencia de la psicodelia autodestructiva de la pequeña Stonem), porque es un capítulo brillante. Buenísimo. Otro adjetivo, cortesía de WordReference, es elocuente. O vibrante; a la vez que Skins nos presenta a Oliv, caemos en su pequeño pozo personal y lejos del miserable dramatismo de su amiga, será Mini, la muy Mini, aquí la mierda se toma mucho mejor, con mucha filosofía, la de la casa, viviendo a tope un día cualquiera. “Robemos este día,” le dice a los ojazos de Matty, y la respuesta es afirmativa: empieza un nuevo día y nada más importa.

Sigue leyendo…

Review Skins: Mini

Review Skins: Mini

Cuánto entristece ver que más allá del huracán de pote, en el fondo de los azucarados recortes pegados a la pared y en la elección de un caritativo desfile de moda estudiantil, la historia oculta de la rubia más preciosa del Roundview es tan trágica que trae la compasión, la pena y todo lo demás a colador. Y no hay ni muerte ni enfermedad, sólo inseguridad y una coraza férrea que da asco. Es sólo mi opinión, neutralizada continuamente, pero con todo esto y las brillantes escenas que se marca, Mini me parece el mejor capítulo de la temporada (siendo todos sobresalientes). Tony y Cook son solo recuerdos de otra época, pues la tercera generación tiene huella propia y una potencia a la que cuesta seguir el ritmo. Pasemos a hablar a la rubita, entonces.

Sigue leyendo…

Review Skins: Rich

Review Skins: Rich

Experta como lo es en ocultarse bajo frondosas capas de maquillaje, ropas horteras y música ruidosa, la fauna adolescente es capaz de todo para esconderse de los cazadores y, a veces, de las presas. Rich, la segunda entrega de Skins en 2011, continúa de manera consciente o no lo que parece una temporada con el tema central de la represión, estoy oprimido y no sé que hacer con mi vida, el leit motiv de cualquier chicarrón de diecisite, un arco o lo que sea que se nos presentó muy claramente en Franky y asentimos con la cabeza porque no está nada mal. Ella se formaba un carácter excéntrico y, por qué no, criticable por ser diferente, en alto y claro para los dardos del bullying, y ahora conocemos a este metalhead de clase burguesa que es un egoísta, un capullo, y llama 'Kevin' a su pobre padre, que se pasa el día cortando el césped. Episodio normalito, gustoso de ver y odioso de oír, pero sin embargo otro dignísimo entrante para una generación que da más de lo que se la pide.

Sigue leyendo…

Review Skins: Franky

Review Skins: Franky

Empecemos hablando sobre interesantes datos acerca del bien y del mal, esos que se pueden comentar mientras cenamos una pizza hipercalórica con los amigos: las famosas risas enlatadas de las comedias fueron grabadas a un público durante la década de los años cincuenta, lo que quiere decir, y esto es un poco sórdido, que esa gente que ríe y se parte el todo durante las charlitas de Barney Stinson y derivados lácteos está muerta. Escuchamos risas de muertos, ¿a que es macabro? Y da morbo, vaya bonito. Digo todo esto porque mi viejo conocido Fragua dijo que era una pérdida de tiempo leerme, así que por no sentirme culpable procuraré que esta review del primer capítulo de la tercera generación de Skins, centrado en la peculiarísima Francesca Fitzgerald, tenga un mínimo de utilidad para sociabilizar con anécdotas inútiles. Pues hablemos de ella, de la pequeña Franky, pobre y triste Franky. Ya adoro a los nuevos personajes. Bastaron nueve minutos y doce segundos, así a ojo. Y ahí radica la diferencia con la versión norteamericana. Tan simple como eso.

Sigue leyendo…