House: ¿Dónde nos quedamos?

House: ¿Dónde nos quedamos?

La séptima temporada de House fue una temporada con una relación explosiva, con un romance que todos sabíamos que acabaría mal. La pareja Huddy (House+Cuddy) abrió la temporada y se despidió con un final muy abrupto y violento. Vamos a repasar las líneas generales de esta temporada para encarar el comienzo de la octava (y posiblemente última película de nuestro querido doctor)

El núcleo central de la primera parte de la temporada es como ha cambiado la relación de House y Cuddy en el hospital, cada uno quiere dar lo mejor de si mismo incluso cediendo en lo más vital, la relación jefe-empleado. House intenta hacer menos burradas y Cuddy procura dejarle hacer todo lo que el quiera para que su relación se resienta. La segunda parte y final de la temporada la determina la ruptura de la relación de House y Cuddy, con la correspondiente recaída de este en la vicodina. En estos capítulos vuelve el House de toda vida: putero, malhablado y más rebelde que nunca. Al doctor le vuelve el dolor de la pierna y experimenta consigo mismo con una medicina experimental para recobrar el músculo perdido, pero este medicamento genera cáncer y tras intentar operarse a si mismo llama a Cuddy para que le salve.

Finalmente, House y Cuddy llegan a un acuerdo para devolverse las cosas que tiene cada uno en la casa del otro. House va con Wilson a devolverle un peine a Cuddy pero al ver que en el salón de su casa está con su hermana, el marido y otro hombre se cabrea y empotra el coche contra la casa de Cuddy y le devuelve el peine tan tranquilo. Cuddy le denuncia a la policia mientras House se relaja en una playa.

Así termina la séptima… ¿qué esperáis de la octava?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »