Homeland: Balance de la tercera temporada

saul-homeland

La tercera temporada de Homeland partía con dos grandes desafíos: mantener el nivel de sorpresa y ritmo que habían marcado las temporadas anteriores y hacerlo en un escenario complicado. La principal complicación es que, sin ser el final de la segunda un salto del tiburón, una parte muy importante de la construcción de la serie, la relación entre Carrie y Brody, no podría ser el eje de esta tercera. Una vez terminada la temporada surgen otras dudas y la sensación de que el show se ha convertido en un fracaso, ha perdido calidad, o es un objeto de hatewatching son los temas de debate sobre la serie, pero… ¿es justo? Y, lo sea o no: ¿tiene futuro la próxima temporada de Homeland?

Si hay dos comentarios que han marcado a la temporada de Homeland hasta sus últimos 20 minutos son que ha tardado en arrancar y que sólo ha cogido buen tono con la llegada de Brody. La primera me parece verdad, la segunda sin que sea mentira, no me parece exacta. Pero vayamos poco a poco.

Como dijimos en su día, Homeland ha dividido en tres actos esta temporada: la caída de Carrie, la operación Javadi y la misión en Irán. El primer escollo fue el planteamiento del primer acto. Los cuatro primeros capítulos de la temporada casi que nos llevan a preguntarnos de qué iba esta primera parte. ¿De Carrie en crisis? ¿De un ataque a Carrie? ¿Por qué? A mi me costaría decirlo. Encima tuvimos un tercer episodio que, por su ritmo y su ubicación, dejó a más de uno descolocado. A mi me gustó, pero creo que habría tenido más sentido ponerlo justo antes del atracón final, dado que se centra en cómo Brody vuelve a ser un cautivo y cómo utilizan su cautiverio para emplearlo. Tanta distancia entre este episodio y el nueve hacen perder la perspectiva de lo que Saul le hace de verdad: machacarle hasta tenerle a su merced para darle la única salida del martirio, igual que Nazir. El cuarto episodio supuso una especie de redención porque daba sentido al primero y al segundo (no al tercero), pero el precio fue demasiado alto. Homeland es una serie en la que hasta ahora Carrie no nos ocultaba nada de lo que sabía, y cuya trama sólo soltaba algo fuera de esta perspectiva con cuentagotas. Cuando Carrie y Saul desvelan su jugada realmente nos dicen que ahora, en Homeland, puede que lo que veamos sea cierto o no. Antes de ese momento, podíamos no saber lo que no veíamos, pero sí sabíamos que lo que veíamos era “real”. La charla en la terraza de Saul le quitó ese crédito a la serie, y eso cambia la perspectiva del espectador.

A este primer tramo hay que sumarle toda la familia Brody, que si bien había sido muy importante en la primera temporada, y molesta en la segunda (especialmente en su último tramo), la tercera retorció más el brazo del público. Más Dana, más pucheros, con un personaje bastante cansino que venía de arrastrarse por Dexter y que, realmente, a nadie le importaba demasiado, ni nadie sabía a dónde nos llevaba. Y lo peor de todo es que, realmente, no llevaba a ningún sitio, lo que aumenta la frustración de cualquiera que ve que un ser querido se la va a pegar y luego, se la pega. Recrearnos en los mohines de Dana para saber que Dana sufre porque su padre era un terrorista era innecesario: lo podríamos suponer.

La operación de Javadi era el segundo acto. Para mi el más redondo y entretenido de toda la temporada. En él recuperamos gran parte del juego de espías. A las tácticas para crear la trampa se suma casi el premio gordo que a todos nos tenía obsesionados desde el año anterior: el atentado de Langley. Conocimos a Bennet, conocimos a Javadi, y vimos cómo Saul controlaba la situación. Quinn y Farah prometían aires nuevos, alguna ramificación iraní, algo de acción. Sin embargo, pese a que la sensación fue buena, ni Farah ni Quinn fueron más allá y, desde luego, el atentado de la segunda temporada fue un epic fail. Resolver todo el tema de la conspiración y el super atentado con una subcontrata de un abogado que poco menos pasaba por ahí y que acaba como acabó es lo más anticlimático que podría pasar. ¿De verdad todo el climax que fue el 12/12 se acaba con esto? Ese, para mí, fue un enorme fallo, rápido, sin mucha implicación personal. Casi un deus ex machina para explicar un evento crítico de la serie.

La cuestión es que, pese a todo esto, daba para esta temporada algo de interés, pero le faltaba emoción. Homeland ha sido siempre Carrie+Brody+Intriga+Adrenalina. Pues de momento teníamos la mitad: Carrie e intriga. De lo otro, ni rastro. Eso lo trajo el tercer acto, que iniciaba con la llegada de Saul a Caracas. Hay un tema que creo que se ha obviado bastante, y es que la gente de la CIA instrumenta a Brodie como Nazir y convierte su vida en un auténtico infierno. Le ofrece la salvación a base de la extorsión, la amenaza y el sacrificio. Vamos, a lo mejor al otro lado del atlántico esto no se ve mal, pero creo que en Europa deberíamos entender que el fin no siempre justifica los medios. Lo mejor fue el retorno de la química Carrie-Brody y la salida más que digna de Dana, para la que no habríamos necesitado nada de nada lo que había pasado la chica este año. El episodio 10 soltó toda la adrenalina que no había aparecido esta temporada, pero no aportó mucho a la trama: lo que pasa después no necesita de lo que ocurre en este episodio para poder entenderse. Los dos últimos episodios sí nos devuelven la serie a su máximo esplendor de intriga, emoción, química y ambigüedad, llegando a extremos de locura en el penúltimo episodio y la primera parte del último

Carrie mirando al futuro

. La serie se convierte en una especie de rueda en la que Brody acaba como al principio de la serie, pero justo en el bando contrario, y, sólo al final podemos intuir lo que pasa por su cabeza.

El final de la temporada lleva a algo que todos entendíamos que tenía que pasar, que es la muerte de Brody. Un poco antes o un poco después, pero al personaje no se le podía estirar más. La escena es emocionante y rinde justicia al talento de Damien Lewis (más contenido desde luego que Claire Danes). El epílogo deja un escenario nuevo en el que creo que, realmente, Gansa y Gordon tratan de dejar múltiples lecturas de lo que pasa. Es evidente un hecho: el sacrificio de Brody ha contribuido a cumplir el objetivo de la CIA. Que esto sea ético o admisible y que la única persona que le quería pueda vivir con ello, es algo que no dejan nada claro, creo que a propósito. De hecho, esta solución alegra al público más pro CIA y puede dar consuelo al público más crítico con la realpolitik americana.

Y con todo esto: ¿puede la serie seguir sin el marine? Bueno, para mi Homeland era un flechazo como concepto, me gustaba antes de conocer incluso a Carrie y a Brody. El juego de espías y dudas prometía, pero la verdad es que la química entre la pareja protagonista eclipsó una parte muy importante de la serie. El mítico The weekend contribuyó mucho a ello, pero la serie aportaba mucho como show de espías. La falta de Brody durante dos tercios de temporada ha servido de justificación para aquellos que dicen que la serie solo funciona con Brody. Más aún que en el tercio que ha salido él, la serie ha recuperado su potencia inicial. No obstante, si lo miramos con calma veremos que sólo en el último tercio ha habido un objetivo claro y complicado, con un riesgo real para los protagonistas, con obstáculos realmente importantes y con una limitación temporal.

En resumen, la serie creo que ha remontado más por lo que ha pasado que por el retorno del marine. Sin embargo, esto no quiere decir que no sea importante, sino que no es imprescindible. Lo que sí es imprescindible es la implicación personal del público con los personajes, y ahí si que era necesario el marine. Ahora a los showrunners les toca buscar personajes igual de carismáticos, interesantes y atractivos que nos gusten sin repetir recursos. Y sin hacer trampas: dificil, pero no imposible.


Categorías: Homeland Opinión Etiquetas: ,

13 comentarios

  1. Bruno Lorenzo

    Hola Sergio!! Para empezar, enhorabuena, creo que hacía falta un texto así para cerrar la polémica temporada.

    Yo no se si estoy de acuerdo contigo o no en tus valoraciones finales. Pienso que si, que los primeros capítulos adolecieron de mucho ritmo, pero también pienso que encajan como un guante con el final que vimos, y que sin ellos aunque no lo parezca no tiene sentido: desde la primera temporada teníamos siempre una amenaza oculta (Abu Nazir), a alguien que no estaba muy claro que iba a hacer (Brody) y a nuestros héroes de la CIA (Carrie, Saul, Quinn con sus más y sus menos). Esta dinámica se rompió al final de la segunda temporada: la amenaza oculta fue asesinada, Brody estaba fuera de juego y solo teníamos a unos héroes cuya misión no estaba muy clara con una CIA completamente arrasada. Así que había que empezar de nuevo y eso es lo que han hecho los guionistas de Homeland

    Han sabido construir una amenaza creíble, probablemente mucho más que el todopoderoso Nazir (Javadi, un personaje que me ha conquistado), que además tiene lazos en terreno USA, con lo que eso supone (Bennet). Consiguieron volver a llevar la tensión a Carrie y Saul, aún sin el factor Brody de por medio, con una jugada maestra, introduciendo de paso un personaje que servía de némesis a Saul como fue el senador. Al colocar a Saul en un puesto de tanta responsabilidad hacía falta un contrapunto creíble, y ese ha sido Lockhart. Por último, como sabían que lo de Brody no se podía estirar más, lo llevaron al límite,tanto a lo que dejó atrás (su familia, lo extremo del comportamiento de Dana) como a él mismo (droga, depresión). ¿Que lo de Dana fue muy exagerado y alargado? Si, no hay ninguna duda: lo ha confirmado el propio Gansa en muchas entrevistas. Pero era algo necesario para la construcción luego de la química entre Brody y Carrie y de la creación de una tensión que hiciese a Homeland volver a los grandes momentos. De hecho, el final de Brody es exactamente igual al final que tuvo en Estados Unidos (de ídolo a demonio), solo que tiene la mala suerte de que en Irán matan a la gente por cosas así, y que en USA pues no se atrevieron a hacerlo. Por el medio nos quedamos sin ver mucho a Quinn que al principio de la temporada parecía que iba a convertirse en la nueva brújula moral de Homeland, pero cuyo protagonismo aunque alto ha sido abortado paulatinamente, mientras avanzábamos en la trama de Brody

    Creo que Homeland puede sobrevivir bien sin Brody. El problema ha sido aquí tratar de cerrar lo anterior y hacer algo nuevo, una mezcla que no ha salido del todo bien. Pero es que es eso, para tener ” un objetivo claro y complicado, con un riesgo real para los protagonistas, con obstáculos realmente importantes y con una limitación temporal.” era necesario crearlo, porque partíamos de cero. La temporada que viene, sin la necesidad de saber que pasó con Jessica y con Dana, sin la necesidad de un plan oculto de Saul para Brody y demás… creo que estos guionistas sabrán construir bien una nueva tensión e intriga que envuelva a Carrie y de paso a todos nosotros

  2. anleg

    Enhorabuena por la review Sergio!.

    En definitiva es una larga explicación de porqué no ha funcionado esta tercera temporada.

    Cargarse a un principal y sacarle tan poco partido, es algo que no esperaba.

    ¿Veré Homeland el año que viene? Seguro, espero que esta tercera temporada sea una temporada de transición hacia un nuevo comienzo, pero en la misma medida que House perdió el interés cuando desapareció Cuddy, creo que Homeland no sobrevivirá a la desaparición de Brody/Damien Lewis.

  3. Ana

    ¿Del otro lado del Atlántico no se ve tan mal??? Se olvidan que del otro lado del Atlántico no solo estan los americanos del Norte… Los americanos del Sur lo vemos muy mal, que no te quepa duda. De hecho la forma en que muestran a Venezuela revela lo poco sutiles que son los estadounidenses, traten de no hacer lo mismo ustedes… Lo peor de la temporada, más allá de lo mal resuelto que está el final de Brody, es el tono celebratorio en torno a una maniobra politica de la peor calaña. “Papá” Saul termina siendo igual de repudiable que su predecesor, Estes. Y Carrie lo mismo… pierde toda su humanidad: lo que más lamenta es la falta de reconocimiento público a Brody por su “hazaña”. El unico que entiende que todo lo que han hecho desde el principio de la temporada es repudiable es el propio Brody.

    • Bruno Lorenzo

      Pues todo esto que lo ves como un fallo, yo lo veo como un acierto. No lo de Venezuela, sino el hecho de colocar a Saúl en una posición que no se acerca nada a la moral que mantuvo durante dos temporadas. Que los personajes hagan cosas repudiables, que no estemos de acuerdo con ellos en sus actos, le da mucho trasfondo a la serie. Es la CIA, y nos muestran tanto las luces como las sombras.

      Luego hay que separar realidad de ficción, ojo

      Sobre lo de Venezuela, mientras en otras cosas la visión de Homeland sobre el mundo ha sido muy realista (drones, Irán), pues en este caso parece que se optó por algo más exagerado. Pero tampoco me lo tomaría tan a pecho. Es como cuando en las series cómicas estereotipan a España

  4. Fulci_39

    Mi valoración de la temporada es negativa. Los guionistas han sido tramposos con la trama de Javadi y el atentado de Langley. Cuando dudaba si estaba viendo “The Following” en la resolución de la muerte de Akbari (en general en toda la trama de Iran) por lo inverosimil y poco creible de la situación fue el principio de fin para mi. Me acabo de rematar el innecesario epilogo en la celebracion de la CIA que no aporta ninguna informacion relevante ni abre ninguna trama, enfriando el climax de la muerte de Brody. Para mi la serie era Carrie, Brody y la trama de un marie que se habia convertido en un terrorista islamico. Defendieron con dignidad y momentos brillantes la segunda temporada pero no mas, la serie sobrevio a la no detonacion del chaleco de Brody pero ha muerto con la ejecucion de Adrian, tiempo de darle una oportunidad a nuevas propuestas, no cometere el mismo error que con otras grandes como Dexter o Fringe, con finales de temporada redondos para la temporada y la serie, y que sus guionistas han convertido en caricaturas de ellas mismas.

    • Ashenbach

      ¿Inverosimil la parte irani? Para mi fue totalmente creible, de hecho fijate lo creible que es que al final son capturados y Brody ejecutado. Y Carrie se libra porque interviene Javadi…

    • Amber

      Todavía recuerdo el excelente final de la primera temporada de Fringe, con el WTC… y cómo pasamos a la porquería de temporada con los Observers como villanos.

  5. Ashenbach

    Yo solo vengo para comentar que hay muchos comentarios de personas “defraudadas” por el hecho de que Homeland haya ocultado parte de la trama al espectador. Por favor, que alguien saque un papel donde ponga “en Homeland seremos siempre 100% sinceros con el espectador”, no me importa que lo hayan sido dos temporadas, tienen todo el derecho a hacer lo que quieran con la forma de mostrarnos la trama, derecho que se ganaron con creces tras las dos soberbias temporadas.
    Lo mismo ocurre con la muerte de Brody. Homeland puede ser muchas cosas, pero desde luego no es exclusivamente “la serie del marine que se cambia de bando” como he leido por ahi. Si los guionistas deciden cambiar la historia, puede que os guste mas o menos, pero no lapideis su decision hasta haber visto sus efectos.
    Recordad que ninguna serie nos debe nada, y si no, devolved el dinero pagado por verla (oh wait…) y pensad en el tiempo que habeis disfrutado viendola.

    • Fulci_39

      Amigo Ashenbach, mas que por ocultar la trama, no me ha gustado que enfatizaran tanto las reacciones de Carrie, para que luego el efecto sorpresa fuera mayor, y que luego lo despecharan con un par de frases de Saul diciendo que Carrie estaba al tanto de todo. Por supuesto que los guionistas son libres de hacer lo que quieran, como yo de dejar de ver la serie si no me gustan sus planteamientos.
      “la serie del marine que se cambia de bando” es para mi la trama principal de la serie, si se deriva a otras tramas y aparcan esta, en este caso la cierran, Homeland se llamara igual, pero no es la serie yo queria ver. La muerte de Brody para mi es la muerte de historia, hay binomios en TV que son inseparables, Peter y Olivia, Mulder y Scully, etc. El planteamiento equivocado es querer estirar una serie que parte de una base que no da para mas de dos o tres temporadas sin reinventar por completo al cast y la trama.
      Recordare muchisimos momentazos de Homeland, mucho mas tiempo del que dedicare a ver una serie en la que ya no creo.

  6. Fulci_39

    Por cierto, la escena de la muerte de Akbari y posterior huida del cuartel general mas que inverosimil, roza el ridiculo. En que cabeza cabe que un tio abandone una instalacion de maxima seguridad como Pedro por su casa despues de haberse reunido a solas con su maximo responsable, sin un cacheo, sin una prueba de radioscopia (como si hacen cuando llega Brody), ese despacho sin camaras, esa secretaria que viene de echar un pis, eso si, todos con caras de malo malote y justo antes de salir esos gritos “Alto, alto, su acreditación!!” para ponernos el corason en un puño. Otro de los puntos fuertes de la serie era su extremado realismo, en este escena han saltado el tiburon, la ballena y el delfin, por muy buena que sea la actuacion de Adrian, Felices Fiestas a tod@s!! Homeland Go Home!! OMG!!!

  7. Sergio

    Hola Sergio,

    Solo felicitarte por la calidad del analisis que has hecho. Sigue escribiendo así de bien.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »