GoT ex machina: lo que no convence de la séptima

Que Game of Thrones está en el Olimpo de las series es algo que nadie puede cuestionar. Hace ya más de siete años que D. Benioff, D.B. Weiss y su equipo de la HBO consiguieron algo que parecía tan imposible como que un dragón cobre vida: adaptar una saga épica pseudomedieval mezclada con tintes mágicos y que mostraba sin complejos la dureza de una sociedad feudal, para convertirla en la serie de referencia. Las novelas de G.R.R. Martin son altamente complejas, con infinidad de personajes a cada cual más carismático, donde la fuerza de los acontecimientos que les sacuden convierte a la trama en un protagonista más. En sus desventuras se ganaban nuestro corazón para destrozárnoslo poco después, aunque también sentíamos la satisfacción de ver a otros castigados por sus actos. Nos mostraron que nadie estaba a salvo en Poniente, y que lo más peligroso de una boda no es el garrafón de la barra libre. Tan imparable como la llegada del invierno y captando cada año más adeptos que las filas de los Caminantes Blancos, las temporadas fueron sucediéndose y llegaron a superar el muro de la historia escrita. Libros y serie partían por caminos tan diferentes como los hijos Stark, pero el presupuesto y popularidad entre crítica y público (a pesar de las filtraciones) fue creciendo como una gran bola de nieve hasta hacerse imparable. Por desgracia, sus tramas no han seguido esa tendencia ascendente… ¿ha estado esta última media-temporada a la altura de lo que esperábamos?, ¿cuáles han sido las principales quejas de sus seguidores?, ¿ha perdido Juego de Tronos definitivamente el rumbo?

Las legiones de fans de GoT se separan entre la casa de los lectores y la de los incondicionales de la serie, aunque hay muchos caballeros andantes que nos debatimos entre quien nos convenza más en cada batalla. Porque las expectativas son las peores consejeras, ya que suelen conseguir desilusionarnos más que una mano del rey incompetente. A lo largo de estos siete años de peregrinaje, los seguidores hemos ido tras la madre de las series con peor o mejor fortuna. Cuando aún había un texto original que adaptar, algunos esperábamos ver en pantalla lo que tan lucidamente ya habíamos compuesto en nuestra imaginación gracias a la rica narrativa de Martin. Muchos de nosotros nos rasgábamos las vestiduras con desaciertos tales como la infame trama de Dorne, la omisión de personajes clave o su completa desvirtuación. Para llegar a todo el público, elementos sutiles como la sexualidad de Renly o el envenenador de Joffrey, que pasaban casi inadvertidos en negro sobre blanco, se mostraban hasta demasiado evidentes en pantalla. La simplificación de tramas como la de Daenerys (y su indigesto nudo de Meereen) o cambios como los que atañen a Bronn o Osha, por otro lado, le han sentado muy bien. Y aunque algunos de estas modificaciones venían motivados por necesidades adaptativas, otros carecen de justificación real. Que los caminos de la serie y las novelas divergieron hace mucho es un hecho, y es normal, pero en demasiadas ocasiones la adaptación carece de coherencia interna. Era el propio autor quien señalaba que muchos de estos pequeños cambios habían tenido grandes consecuencias en el desarrollo de la trama. Y aunque D&D conocieran de su boca a donde desembocaría la historia, en un viaje lo más importante es el camino. Y la autopista televisiva empezaba a tener demasiados puntos negros.

Decía que Game of Thrones se ha convertido en una deidad. Pero no uno de los Siete Dioses, ni R´hllor, ni un Dios Antiguo. GoT es un dios romano que tiene características muy humanas y que como nosotros comete errores. No podemos evitar sentir que para solventar esos tropiezos y tender puentes entre lo que ya habían construido y el final esperado, los showruners hayan recurrido a Deus ex machina, acudiendo a artificios cada vez menos realistas buscando un golpe de efecto fácil que parece pensado en el último minuto. Tachar de falta de realismo a una serie salpicada por dragones y muertos vivientes puede parecer hipócrita, pero las historias necesitan mantener un mínimo de verosimilitud dentro de las reglas de su propio juego para que nos mantengamos inmersos en ella. En la propia obra original hay ciertos giros difíciles de creer que parecen favorecer siempre a algunos de los protagonistas, pero el conjunto de la trama está perfectamente hilada. Y las decisiones y los destinos de los personajes se rigen siempre por una logica clara dentro de sus motivaciones y circustancias. En la serie no. Las acciones se orquestan con un fin narrativo.

Aunque no hablamos solo de acontecimientos. En la saga literaria, el mundo está perfectamente descrito, así como su situación sociopolítica y los eventos que se suceden afectan a este de manera coherente. Incluso el autor ha desarrollado una historia antigua con leyendas y crónicas que abarcan miles de años antes de los sucesos de la obra. Y el tiempo y el espacio parece también comportarse diferente entre las novelas y su adaptación. Las localizaciones de la serie son tan características que el mapamundi que recorremos en su cabecera (cambiante a veces si a veces no con lo que veremos en el capítulo) y unas breves escenas de CGI, parecen bastar para situar al espectador. Las inconsistencias geográficas son evidentes cuando, asumimos en pos de la simplicidad, Dorne es reino y capital, y las grandes ciudades como Lanza del Sol, Lannisport, Puerto Blanco o Antigua carecen de relevancia, por citar un par de ejemplos. Pero estas omisiones comprensibles se tornan preocupantes cuando añadimos el factor tiempo.

En contadas ocasiones la trama ha mostrado hechos pasados. Tan solo la maldición a la joven Cersei y las visiones de Bran han interrumpido la secuencia temporal. Y al igual que no tenemos indicación explícita de los saltos geográficos, la serie omite cualquier referencia al tiempo pasado entre escenas. Cuesta saber los años que han transcurrido para que los huevos de dragón crezcan hasta tener la envergadura de un Boing, o para que Arya domine sus técnicas de asesina, los que pasó Bran al otro lado del muro, o los que necesitan Meñique y Jon para recorrer largas distancias mientras el resto de eventos parecen congelarse como tocados por el gélido dedo de los Otros. Si George ha indicado que Poniente tiene el tamaño de Sudamérica (unos 5.000 kilómetros de norte a sur, siendo el territorio más allá del muro del tamaño de Canadá), en la serie bien podría tener el tamaño de Inglaterra (que el autor puede haber usado como modelo para distribuir el continente, pero a otra escala). Ni por esas las distancias relativas parecen tener sentido.

En la HBO, la historia se ha ido construyendo apresuradamente año tras año, y como les ocurre a los ponientis con la llegada del invierno, parece que nunca han tenido tiempo para dejarlo todo listo. Los seguidores sufrimos bastante que Martin necesite tantos años para poner todas sus piezas en el tablero, pero en el mundo audiovisual no pueden darse el lujo de acumular esos retrasos. La necesidad de una conclusión ha apelotonado hechos y lugares, concentrando todo en un atropellado final. Sin embargo y a pesar de todo, hay que admitir que la serie ha hecho algo muy bien. Ha construido su historia de forma que la primera parte de su conclusión ha tenido en vilo a una multitud procedente de todas las partes del mundo, con edades e intereses extremadamente amplio, todos ansiosos por conocer cómo acabará la gran historia de fuego y hielo, sea cual sea. Una multitud cargada con antorchas que escudriñó cada detalle pero que la devoró capítulo tras capítulo. Parece que es algo que saben de sobra y han querido aprovechar, intentando colarnos resoluciones rápidas, efectistas, y descuidadas que vestidas de gala no nos han convencido a muchos… Y sin más dilación, estos son los principales males de esta última temporada:

Encuentros en Invernalia

Desde que la caravana del rey Robert entrara a en la fortaleza de los Stark, han pasado muchas cosas tras sus muros. Los que han pasado poco, sin embargo, han sido los pequeños descendientes de este antiguo linaje. Es por ello que el recuentro de Sansa con sus hermanos era un suceso tan esperado por todos, empañado por la marcha de su hermanastro/primo Jon, que ha estado ocupado en otros menesteres. Y por inconsistencias de la trama, claro está.

“El rey en el norte debe permanecer en el norte” critican abiertamente los lords norteños hacia una Señora de Invernalia que parece ansiar el título que Jon nunca había querido. La falta de comunicación entre Jon y Sansa es algo contradictoria, ya que parecen querer evitar hablar entre ellos y solo llevarse la contraria en público. Igual que la pelirroja parece renegar de Meñique (uno de esos personajes que han quedado sin función ni objetivo claro, y que solo queda demonizar), le da la razón cuando su hermana repentinamente la increpa por tener el objetivo oculto de usurpar el trono norteño. Puede que ni los showruners tengan claro que pasa por la cabeza de Sansa, que ha mantenido una evolución turbulenta entre víctima y aprendiz aventajada del juego de tronos. Ah, pero aquí hay truco…

Se la han jugado tanto a lord Baelish como a nosotros, los espectadores. Aunque se hayan pasado desde su encuentro jugando al gato y al ratón, todo lo que vimos en pantalla era un ardid para emboscar al que ha acabado siendo una parodia de sí mismo y ofrecerle su tramposo, aunque satisfactorio final. Este caos ha sido tu escalera a los infiernos, Meñique. Y quien sin embargo puede leer pasado y quizás futuro, el verdadero heredero Stark, está más vegetal que cuando yacía inconsciente tras el ataque de la daga de acero valyrio. ¿Por qué Bran no alerta antes a sus hermanas de la naturaleza de lord Baelish y su papel decisivo en el destino de su casa?, ¿Por qué los norteños no reclaman, en una sociedad patriarcal como es la suya, que Bran tome posesión de su cargo en lugar de renegar de Jon y reclamar a Sansa y fuerzan en su lugar el conflicto? Parece solo despertar en el último episodio y mantener a Jon privado de sus conocimientos hasta que resulte conveniente. Aunque Bran parece que no sabe todo y tiene que llegar Sam para darle la información de la boda de Rhaegar y Lyanna. “La rebelión de Robert se basó en una mentira”. En cualquier caso eso no resta importancia a que el rey loco quemara a su abuelo y su tío junto con tantos otros, con su comporatmiento paranoico y su obsesión con el fuego, fomentando un levantamiento. Andas mas perdido que tras el Muro, joven Bran… Aunque es extraño que un Septon supremo de la nulidad a un matrimonio real con descendientes, las implicaciones para la legitimar a Jonaegon son inmensas.

Quien también ha perdido el hilo de lo pasado en Poniente es Arya. Cree que sigue vivo el maestre Luwin, pero no se acuerda de preguntar por su hermano Rickon. El pequeño lobo quedó sin razón de existir y se lo quitaron de encima sin pena ni gloria, como a casi todos los huargos guardianes, exceptuando a Fantasma (que, a pesar de no haber muerto, ni aparece en escena ni se le espera). También les viene sobrando desde hace tiempo Brienne, la mejor caballero de Poniente (después de Arya parece ser), que sin velas que vigilar y con las hijas Stark aseguradas en su fortaleza, puede que complazca a la audiencia con algún encuentro intimo con Tormund… (si ha sobrevivido) ya que su relación con un Jaime, que se niega a evolucionar hasta ser forzado a punta de espada, se reduce a un par de líneas de diálogo.

Desembarco de la Reina

La explosión del Septo de Baelor dejó a la capital del reino sin la cabeza de la fe y de la monarquía. Con la reina y todos los supuestos descendientes de Robert muertos, la reina regente pasa a ser lideresa indiscutible de los Siete Re… bueno, de los pocos reinos que quedan fieles a la Corona. Repasemos: Con la rebelión de las Culebras de Arena desapareció el ya diezmado desde un principio liderazgo en Dorne, y Euron se ha encargado de entregarle la nueva “reina bastarda” en bandeja de plata a su pretendiente real. No sabemos que estará pasando por el sur, pero suponemos que deben estar tan confusos que a pesar de no haber participado en guerras y contar con tropas, es un reino que puede mantener Cersei con algún títere como mantuvo Ellaria tras un golpe de estado. Esto me lo imagino yo, como lo que puede estar pasando en el Reino de la Tormenta, donde sin descendiente Baratheon ya no queda quien controle esas tierras. La serie ha omitido toda mención. Las Tierras de los Ríos, sin noticias de Edmure y con la desaparición de los Frey, parecen haber quedado tan abandonados como todo Roca Casterly y la desaparecida Lannisport (el tercer puerto de los siete Reinos del que jamás se supo), por lo que las Tierras de Occidente están también en tierra de nadie. Con los lores del Valle del Arryn casi todos en Invernalia acompañando a Meñique (quien sospechamos se ha deshecho de Robalito hace tiempo) y el Norte en rebelión, parece que son las Islas gobernadas por un risorio Euron lo único que parece realmente “controlado” por Cersei. Veremos como va su lealtad cuando vea que esta embarazada de su hermano.

Porque a pesar de todo, Jaime y el pueblo han aceptado de buena gana el reinado de la Lannister, que no se preocupa ya ni por esconder sus colores ni sus placeres. Como no esconde que Robert Strong sea la Montaña que todos vieron morir resucitada. Parece que toda la fe militante (esos radicales que se tatuaban a sangre estrellas de siete puntas en la frente) fue fulminada en la explosión del Septo. Pero de todo el reino. Como fue todo signo de rebeldía y sentido común, incluyendo el de su amante hermano. Hubo un tiempo que Jaime tuvo dudas, pero su reacción a las cada vez más evidentes muestras de locura de su hermana ha sido tan nula como sobresalientes sus dotes militares, incluyendo su capacidad de huida. El mismo que fue capturado en el bosque Susurrante cuando estaba en plena forma, se escaqueó junto con Bronn (tras casi ahogarse eso sí) de su encuentro con la horda Dothraki y los tres dragones de Daenerys. Mano de oro incluida. Puede que Tyrion les entretuviera para que no reparara en ellos, a pesar de haber cargado contra un dragón. Quizás el fuego de dragón tiene los poderes amnésicos del flash de Men in Black. El menor de los Lannister tampoco parece reparar demasiado en el destino de su hermano tras de eso, hasta el momento de proponer un arriesgado encuentro en la boca del l…eon, donde se encuentran tras tres temporadas al bastardo del rey Robert, Gendry. Ahora con maza con venado y todo, por si a alguien se le había olvidado (de tal palo…).

Pero quienes no olvidan su lealtad a la corona, a pesar de ser tan reciente y basada en tan poco, son los Tarly. Lord y heredero prefieren morir antes que doblar la rodilla ante Danerys, a quien Olenna (la única Tyrell que quedaba viva en la serie que ha encontrado su esplendoroso final, y a quien debían pleitesía) se había congraciado tras la traición de Cersei. No sabemos cuál es el secreto de la nueva reina para tener a todos tan convencidos, pero hasta el Banco de Hierro de Braavos apuesta por ella. Dado que también favorecen el esclavismo pese a proceder de la única ciudad que desde su fundación lo aborrece, parece que la coherencia no es su plato fuerte.

Suya es la canción… de amor

Hubo un tiempo en que Poniente era el último sitio que sus admiradores querrían visitar. Un lugar donde las bodas acaban en un baño de sangre, las injusticias se suceden a cada esquina, la muerte y la desgracia no entiende del honor ni la bondad, acechando a todos por igual, los personajes buenos y los malos se difuminaban entre una nube de ambigüedad moral, y el amor nunca triunfa…ba. Pero al igual que la magia se ha hecho un hueco cada vez mayor en este mundo, parece que también lo ha hecho el amor y la esperanza. Tenemos por seguro que Arya, Tyrion, Jonaegon y Daenerys son inmunes casi a cualquier mal. Sus malos momentos siempre se ven sobrellevados renaciendo de sus cenizas (literalmente). Donde hasta el improbable Gussandei triunfa (el eunuco inmaculado y la crecidita asistente de Dany han consumado), es de esperar que la enfermedad incurable de la soriagris que deja a princesas deformes de por vida y pueblos enteros vagando en ruinas como hombres deformes y enloquecidos, pueda solucionarse en otros casos a base de escalpelo y cremita sin dejar secuelas físicas. ¡Si Jon no tiene ni ojeras tras volver después de varios días de entre los muertos! Y es que cualquier otra secuela habría interferido en la unión del hielo y el fuego, de la rosa azul que creció en el muro y la que no arde, el Jonerys. Esto es, Daenerys Targaryen y Jon Snow (es decir, su sobrino Aegon, no confundir con su otro sobrino Aegon también hijo de Rhaegar, pero en este caso con Elia Martell por cuya muerte quería resarcirse en aquella épica lucha del carismático Oberyn con la Montaña. Muy normal lo de llamar a dos de tus hijos igual).

El primer encuentro entre el rey en el norte y la madre de dragones no fue del todo placentero. Jon debía buscar aliados (y obsidiana) a Rocadragón costara lo que costara, para hacer frente a la horda más lenta de la historia. Daenerys se muestra inflexible y reclama pleitesía antes de llegar a ningún acuerdo con un independentista. Pero mientras que su mano y su consejero de los rumores cuestionan cada vez más el criterio de su nueva reina, se produce un acercamiento claro entre Jon y Daenerys. Solo han hecho falta unas pinturas rupestres y una inverosímil misión de rescate de un pelotón que nunca debía haber partido, y que el honor de Jon no le permita mentir a la vengativa reina sobre el Trono de Hierro… Lástima que Cersei no se ajuste a ese código.

Más allá del sentido

La madre de todas las inconsistencias se produce al otro lado del muro. Mientras se suceden las batallas, Sam se saca su master de maestre, y Jon recorre miles de kilómetros; el ejercito de la muerte avanza lenta e inexorablemente. Muchos clamaban que ni siquiera tendrían que cruzar el muro ya que al este de Guardaoriente del Mar el océano puede congelarse ofreciéndoles un paso… pero a ese ritmo puede que los Dragones tengan tiempo de tener hijos. O Cersei el suyo. Aún así, incluso cuando es claro que la reina no atenderá a razones, que casi parece del bando pro-muerte, y que ya cuenta con un zombie entre sus filas; al bando de la luz les parece una buena idea ir a por uno de esos espectros como prueba para captar a la corona para su causa. ¿Y sabéis qué? Casi funciona. Casi.

¿Recordáis esa mano cercenada con vida propia que se intentó llevar a Desembarco y llevo inerte? Jon parece que no. Ni ninguno de los miembros del Escuadrón Sucida: Jorah está feliz de estar vivo y debe creerse invencible, la Hermandad sin estandartes y el Perro también son un poco no muertos al igual que Jon y como el resto del reino queda sin supervisión ya no es divertido hacer la guerrilla, los salvajes como Tormund vivían al otro lado e igual tenían morriña, y Gendy entre que heredó el intelecto de su padre y llega el último, no se va a poner a debatir. Sin pasar por Invernalia, van allá cual equipo A. Una caminata de varias tomas nos resalta la distancia, al igual que una secuencia de cuervos que controlaba Bran hasta dar con las hordas de espectros. [Omisión deliberada de los osos]. Lejos pero no inaccesibles, el escuadrón llega hasta una avanzadilla donde al acabar con un Caminante… los espectros que convirtió quedan inertes. Por suerte había uno que venía de intercambio y es el único que queda en pie. Ya tienen lo que querían, un ejemplar, ¡pero la vuelta no iba a ser tan sencilla!

A pesar de que los no muertos les rodean, no pueden acabar con su avance. Un lago que rodea una pequeña isla es su última defensa. No sabemos por cuanto, pero por suerte, el veloz Gendry desprovisto de su maza habrá llegado a pedir ayuda al muro. El remo es un buen ejercicio de cardio, y en Guardiaoriente tienen una cuervería express que da para avisar a la única posible salvación: los dragones. El fuego dragón es lo único que podrá con todo ese frío. Y ya habían caído en la refriega algún extra y el resucitador del grupo. La cosa se estaba poniendo mal. Los espectros no pueden nadar, o sí, o solo a veces, y el agua que les mantenía a raya se congela (gracias Perro por mostrarnos claramente el detalle a pesar que era algo que te habían advertido con anterioridad, no vaya a ser que un cerebro no muerto no se diera cuenta). No sabemos cuánto les tomó, cuanto estuvieron en esa isla, pero los dragones vieron algún tipo de baliza y sabían que por ahí estaban. Para entonces los caminantes ya se habían unido a la fiesta, aunque estaban de mirones hasta que llego su verdadera presa. Matar a Jon con esa nueva jabalina de hielo tomadas del mismo chatarrero que las armaduras iba a estropear muy pronto la diversión.

Daenerys, que ya hemos visto que no habría tardado nada en ir con el dragón coger un no-muerto y volver, quema a todos menos a los caminantes y se deja a uno por el camino: Jon. Es algo normal. Las lágrimas no le dejarían ver. Ya que nadie esperaba que al igual que habían herido con un simple escorpión a Drogon, los caminantes, esa raza legendaria que casi acaba con todo lo vivo durante la Larga Noche, iban a poder contra sus bebés. Los Otros sí que estaban preparados. También habían alquilado a su herrero particular unas macrocadenas (igual por cargarlas todo ese trayecto es por lo que tardaban tanto). Entonces, en una de las escenas más impactantes de toda la serie, un espectro (o varios) que podían nadar (o no), puede que le enganchase al dragón para devolverlo a la superficie, y una vez en lo alto, a la vida. En forma de White Dragon, con ojos azules y lanzando fuego azul y todo por sus fauces. Igual la canción de hielo y fuego no son Jon y Dani, sino estos Dragones elementales enfrentados… Por si acaso, nadie esperaba al tío Benjen-Manos frías (que Martin ya se encargó de desmentir no sería así en las novelas) que salva el día y a nuestro torpe y valiente héroe sacrificándose a sí mismo. Este espectro bondadoso, que ya podía ser el que llevaran al sur, ha sido el verdadero suicida. Su caballo no muerto no iba a poder con esos dos tiarrones hasta Guardaoriente, que podía estar cerca o lejos, depende de si vas por aire o por tierra, parece ser.

Pero el gran plan de ir a por el ejemplar redivivo que no convencería a Cersei (pero si a Jaime) ha costado únicamente un dragón. El gigante alado no solo ha caído, sino que se ha transformado en el arma más potente de las filas de la muerte. Aplauso lento. Al menos ese brillante movimiento ha servido para afianzar la relación de Dany y su sobrino, veremos cuando se enteren de que son familia… De momento el muro ha caído. Esperemos que en el final de los finales nos olvidemos de encuentros casuales de personajes y de los chistes de penes, que poco o nada aportan, y que se debata por fin la última batalla por el amanecer. Esperamos el final agridulce prometido y no uno de cuento de hadas. Esperamos… que llegue pronto el verano. Porque, a pesar de todo, siempre querremos más Juego de Tronos.


Categorías: Game of Thrones Opinión Etiquetas: ,

22 comentarios

  1. Martí

    Bravo, gran artículo. Seriaza pero estas cosas la alejan de las mejores de la historia. Olimpo, sí, pero como dios menor.

    • Gracias Martí, es una pena que con tanto cuidado como se tiene en otros aspectos no reparen tanto en estos errores. Creo que ha habido suficientes quejas para que se planteen con mas cuidado como cerrar la serie… ojalá.

  2. vercetti

    Ya puestos a hablar de errores, podrías dejar de referirte a Daenerys y Jon como primos, cuando realemente son tía y sobrino…

  3. azzathoth

    Por eso espero que muchos expectadores de la serie se vuelvan lectores, es mejor que dejen de ser esclavos de D&D que apenas se alejaron de los libros, empezo estas inconsistencias

    • Uy, y antes de alejarse de los libros ya encontramos muchas, amigo azzathoth. Pero hay que reconocerles el mérito. Por unos cuantos minutos gloriosos, a veces tenemos que comernos otros muchos despropositos… Al menos no ha llegado al nivel de TWD!

  4. Erikcito

    Gran artículo. Una persona que no es muy fan de la serie y la ha seguido, usó una analogía genial para describir el desarrollo de ésta temporada:
    Game of Thrones inicia como si estuvieras en una cata de vino, empiezas probando vinos dulces, especiados, con sorbos pequeños porque sabes que te queda un largo camino por recorrer. A mitad del paseo el mareo se hace notorio, y en lugar de frenar seguimos adelante, ¿qué tenemos? un GoT que esta en su etapa donde la cata de vinos a terminado y no sabes cómo pero te encuentras a mitad del antro pasado de alcoholes, entre vinos, tequilas, whiskey y cerveza. Game of Thrones está borracha.

  5. naxmen

    No se puede hacer un artículo criticando todo lo que no te ha gustado y siendo cero imparcial porque huele a resquemor y no se es nada objetivo. Claro que ha habido errores pero aquí se critican ya cosas porque si. Porque está de moda. Igual que está de moda decir que todo es fan service.
    Y que conste que me parece que se han pasado con las elipsis y hay algunas cosas que fallan. Pero son más grandes los aciertos que los fallos.
    1. Y respecto al artículo, sobretodo lo de que Jaime no ha evolucionado hasta que le han obligado a punta de daga cuando es prácticamente el personaje más evolucionado de la serie….
    2. Y lode que Jon viaje tanto entiendo el malestar. Pero los caminantes no es que vayan megadespacio. Es que estaban esperando a cruzar. Seguramente en la cuarta ya podrían haber intentado cruzar, pero el muro es enorme y mágico y digo yo que mejor esperar a conseguir gigantes dragones y demás a ir en plan suicida.

    • Hola naxmen, siento que no te haya gustado el artículo. No son unicamente cosas que a mi no me convenzan, sino que he leido de múltiples fuentes (nacionales e internacionales) argumentos similares. Pero se trata tan solo de un articulo de opinión, no pasa nada por que no la compartas. Respondiendo a los dos puntos que comentas:

      1. Jaime ha cambiado, si, pero su evolución ha sido incosistente y al servicio del guión. Cuando interesa tira la carta de Cersei pidiendole ayuda. Cuando no va hasta Dorne solo a “rescatar” a Mycella. Recordemos que a Jaime no le han importado en absoluto sus hijos, hasta las últimas temporadas. Tras perder su mano ha sentido el desprecio de Cersei, pero ha reaccionado contradictoriamente a este en muchas ocasiones. Esta temporada ha estado a su favor hasta el último momento, que decide dejar a la mujer que parece amar y que está embarazada de él sola para ir a cumplir su juramento ¿el solo?, ¿esto ha sido EN SERIO la gota que colma el vaso para Jaime?
      2. Ni a mi ni a nadie le molesta que Jon viaje, ni que lo hagan el resto de personajes… siempre que el los eventos se retrasen tanto como lo que se tarda en hacer ese viaje. El mapa que muestro en el articulo señala todo lo que se ha movido desde el magnifico Hardhome (5×08) en comparacion con los caminantes, hasta su encuentro. Una imagen vale más que mil palabras, y tras esto Jon viajó de nuevo a Desembarco (de Venezuela a la Patagonia, más o menos)… Los WW estaban lejos cuando el escuadron suicida salió y Jon ya habia hecho la vuelta a Poniente, no estaban esperando en el Muro. Aunque a la vuelta de Gendry parezca que el lugar de la lucha del 7×06 estaba al lado, hay numerosas secuencias que nos muesrtan lo que tardan en llegar. Además, ¿los caminantes estaban esperando a capturar un dragon?, ¿sabían que eso pasaría?, ¿era su plan desde el principio? ¿Si Daenerys no hubiera ido se habrian quedado esperando tras el Muro para siempre? Bajo esa perspectiva Dany más que salvadora ha sido la que ha puesto en peligro todo Poniente, ya que sin dragón no habria rotura de muro…

      La historia, aunque magnificamente mostrada, esta mal construida. GoT es una serie maravillosa, pero ademas de alabar sus muchas bondades no viene de mal mirar con ojo critico los defectos que por desgracia tiene. Esa es mi opinión al menos.

    • Erikcito

      Creo que no has entendido el trasfondo del artículo, la temporada en palabras simples es muy buena, pero su número de aciertos es proporcional a su número de errores, es decir la gente se está fijando más en los errores que en lo que han tratado de contar, y son errores desde muy básicos hasta errores desastrosos (como el de la camioneta), la lógica en la caída de Jaime al lago o lo más debatido; las cadenas con las que sacan a Viserion del lago. Está temporada sería espectacular y la mejor si hubieran hecho los 10 capítulos habituales (o por lo menos 9), ya que se ven las prisas de querer llegar de un punta A a un punto B por el número de escasos episodios que restan.
      Pero aún así mi top sería:
      1. Séptima Temporada
      2. Cuarta Temporada
      3. Sexta Temporada
      4. Tercera Temporada
      5. Primera Temporada
      6. Segunda Temporada
      7. Quinta Temporada (mención aparte para ese espectacular Hardhome)

  6. sofi

    ¡¡¡Me encantó el artículo Antonio, lo disfruté mucho!!! Y también me reí bastante, pues has tomado los errores que nos molestaban de Got y nos los has mostrado de una manera muy entretenida. ¡¡¡Felicitaciones, muy buen post!!!
    Yo soy fiel seguidora de la serie desde que empezó y recién ahora estoy empezando a leer los libros, que por cierto son muy buenos. Pero, al igual que tu, debo admitir por muy fan de la serie que sea, debo admitir que esta temporada ha tenido varias incongruencias. Como el espacio/tiempo que no concuerda con lo que se supone debe ser la realidad o con lo de los Walkers, que no se sabe si nadan, o no, o solo a veces para sacar dragones del agua y de dónde sacaron las enormes cadenas, que venían arrastrando desde solo Dios sabe cuando, y por eso iban tan lentos. Esas cosas restan realismo a la serie y yo si creo que debemos exigir realismo a una serie donde existen dragones, huargos y White Walkers, pues eso es parte de la ficción, no así los errores antes mencionados.
    Una cosa en la que no pensé y que mencionas en un comentario es que Daenerys sería la culpable de la caída de Poniente, más que su salvadora, al haber perdido su dragón con los Walkers. Aunque la idea fue de Tiryon, que como mano se muere de hambre, pues no ha dado un solo consejo bueno que la ayude a ganar el trono de hierro, fue Dany la que se arriesgó a cruzar el muro, solo por salvar a Jon. ¡Lo que uno hace por amor!
    Espero que en la última temporada estos errores no se repitan, pues Got es una serie que merece despedirse por todo lo alto. Los fans nos lo merecemos

    • Gracias por comentar sofi!! La verdad es que Tyrion se está luciendo como Mano… Ya verás lo que disfrutas los libros, especialmente el primero es buenisimo. Yo empece a leer una vez vista la serie y se enriquece mucho la historia. Me uno a tus plegarias por un final de la serie digno de nuestras expectativas!

  7. asd

    ¿Nadie va a pensar en el inicio de la temporada? Si miran el mapa de poniente se ve que para ir a roca dragon desde meeren se pasa por dorne ¿por que no se quedaron alli los de dorne a preparar sus huestes? No tiene ningun sentido.

    ¿y la flota de euron de donde sale? ¿no le habian robado la mayoria de barcos? las islas son un paramoo ¿y tienen madera, tela y hombres para tener tal flota? ¿desde cuando un barco a vela tiene espolon?

    Lo del dragon, cadenas, no matar a drogon… la idea de que el rey de la noche lo planea todo pues puede ver el futuro estilo el cuervo de 3 ojos, me parece buena (veremos si es asi). Y la idea de que bran rompe los hechizos al cruzar el muro, y el rey de la noche solo necesita fuerza fisica tambien me parece bonita.

    • Gracias por tu comentsario asd, y de acuerdo con todo lo que comentas. Todas esas preguntas se suman a la lista… Veremos si cuando se cierre la serie las incongruencias tienen sentido. Se arreglo la trama de invernalia en el ultimo minuto… pero la de Dorne no ha habido nunca por donde cogerla. Solo el tiempo lo dirá y espero estar yo aqui para sacarle fallos y mi tocayo en esta página para excusarlos 😛 Esperemos estés tú tambien para leernos y comentar!

  8. Tu tocayo te dice que estará aquí y no para excusar esos “fallos” tal vez para decir sencillamente que no lo son 🙂

    Lo de Dorne coincido con vosotros, ya lo dije en su día cuando vi la famosa pelea de las hermanas diabólicas que fue un despropósito por cómo estaba rodada.

    • “I say patata and you say poteitou” XD, pero lo bueno es que representaremos (y representamos) a una fraccion de nuestros lectores con nuestros contrargumentos. Ya podria ser esto Te OA, con lo de acuerdo que estabamos en todo con ella…

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »