Glee: Ryan Murphy habla del futuro

Glee: Ryan Murphy habla del futuro

Haciendo caso al diccionario de mi estantería, Glee significa también euforia. Euforia la que levanta y la que arrastra, como ese globazo de oro que se marcó el domingo. Y euforia maldita la que crece en nuestros intestinos por saber que quedan cuatro meses hasta que vuelvan Finn, Rachel y Kurt marcándose esos pasos de baile. Afortunadamente, esta serie tiene el mayor hype del mundo, o como se le llame, y no dejan de anticipar cosas como los mayas. La última, de manos de Ryan Murphy. Este eterno adolescente charló con Ausiello sobre los nueve episodios que quedan de temporada, la que viene y los amores de nuestros protagonistas. Y qué decir, que eso nos pone eufóricos: menudo lo que llega

Si el título no te sugiere nada, tal vez este cartel lo haga…

Como sabréis, los trece primeros episodios se terminaron de rodar incluso antes del estreno de la serie, el pasado verano. Positivo y negativo al mismo tiempo, hizo que los productores no pudiesen tapar los fallos o mejorar los aciertos que se iban viendo a medida que pasaban los capítulos. Y una de las cosas más acertadas fue ese rollito episódico entre Puck y Rachel, judío y judía, que encantó a los fans. Pues han tomado nota: “Pensé que la gente la encontraría demasiado irritante para él”, ha declarado el creador, que ya les ha escrito un capítulo muy cargado en este bizarro híbrido denominado Puckchel, titulado Bad Reputation (1×17). “Tienen dos números juntos”.

Otro que encontrará el amor en un sitio inesperado será Kurt, que se ganará un novio antes del final de temporada, y cuyo actor ya está en proceso de casting. Esperémonos para entonces a la monarquía, rey y rey, del baile. “Vamos a convertirles en una gran pareja. No vamos a hacer todo eso de esconderlos en la sombra. Les haremos populares, fuera del armario, orgullosos y glamorosos”. Glamourosos, que eso no falte. Murphy, alter ego del divo del Glee Club, insiste que será como algo que no se ha hecho antes. Una pareja muy poderosa. Y estemos atentos también para que a Rachel le pique el bichito del amor, para meter un éxito en su completísima lista de fracasos sentimentales.

Y si el glamour se cuece dentro de las paredes del McKinley, es que no hemos visto lo que está bullendo fuera: Olivia Newton-John ya está confirmada, Kristin Chenoweth regresará para recordarnos qué es el Cielo musical y Jennifer López es una de las que desean entrar (“Me gustaría tenerla como cocinera”, ha dicho Ryan Murphy), sin contar otra centena de famosos. Lo que sí sabemos es que el episodio de Madonna es todo un hecho, tendrá la escandalosa cantidad de diez números sonando a la Ambición Rubia y es un capítulo “enorme y muy especial”. Lo están grabando estos días. Como he dicho, euforia.


Categorías: Glee Series Etiquetas:
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »