George R.R. Martin no tiene corazón…

Eddard Stark

Cuenta una leyenda, mucho más entretenida que la del Chupacabras de Daryl (The Walking Dead), que un venado coronado, acompañado de una jauría de huargos y de varios leones con piel dorada, robaron el corazón a un recién nacido americano. Era el 20 de septiembre de 1948. El niño creció sano y fuerte, se casó, se divorció, se engordó mucho y le salió barba. Y antes de cumplir los 50, publicó un libro llamado Juego de Tronos que servía de base para una legendaria saga titulada Canción de Hielo y Fuego. Ese niño sin corazón, como habréis adivinado, se llama George R.R. Martin y de su pequeño defecto le ha crecido una extraña afición por matar personajes, lo que lo convierte en uno de los autores más imprevisibles y despiadados que recuerda la literatura. Antes de ver la serie, ya me habían advertido: “no le cojas cariño a nadie, se va a morir“. George R.R. Martin ha matado en sus cinco libros a más gente que la peste negra. George R.R. Martin se alimenta de corazones. George R.R. Martin guarda una almohada debajo de su espada. ¡George R.R. Martin es el Oscuro Pasajero de Dexter! Y el que no se lo crea, que pierda 18 minutos de su vida viendo los siguientes vídeos: todas las muertes de la primera temporada de Game of Thrones. Todas. Mucho spoiler, claro, aunque a estas alturas si no has visto la serie y no estás leyendo los libros, casi mereces que te la destripen…

Y los que no habéis visto más que la serie, preparaos. Preparaos porque Martin es insaciable…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »