Game of Thrones: La liturgia del noveno episodio

Game of Thrones: La liturgia del noveno episodio

Ya está, ya pasó. Era el gran evento que los lectores llevaban tres años esperando, y los no-lectores otros tantos evitando. Game of Thrones, la serie que anuncia los inviernos australes y los veranos boreales, ha cumplido una temporada más con su liturgia tácita y nos ha entregado un noveno episodio de los que marcan época. Lo hizo con Baelor, decapitando a Ned Stark ante el pasmo de quienes pensaban que los héroes estaban a salvo. Repitió con Blackwater, episodio a sangre y fuego (valyrio) que vio el ascenso y caída del ojito derecho de todos, Tyrion. Y el domingo fue el turno de The Rains of Castamere, posiblemente una mezcla de sus dos predecesores, al menos en cuanto a impacto. Mientras esperamos la review de Lady María Lage, Reina del Norte, vamos con un pequeño comentario sobre cómo se ha vivido este 3×09…

Desde hace unas semanas estoy viviendo en Argentina temporalmente, un dato que evidentemente no os interesa lo más mínimo, lo sé, pero tiene su miga para situar este post: estoy a solo una hora de diferencia respecto a Nueva York. Si lo normal para un españolito de a pie es ver el capítulo de Game of Thrones el lunes por la tarde/noche, aquí, con un poco de paciencia, se puede degustar el domingo de madrugada. Concretamente a medianoche localicé el primer torrent, y en cuestión de minutos ya se había transformado en un archivo de vídeo, justo en el momento en que aparecían los subtítulos en inglés. Fuck, yeah! Una hora más tarde, Catelyn Tully se desplomaba, la Boda Roja era historia también de la televisión y twitter empezaba a convertise en un tormenta, pero no de espadas, sino de mandíbulas desencajadas, gritos de desesperación y amenazas de todos los colores hacia la persona de George RR Martin. Estos son los primeros tweets que leí:

Una selección aleatoria, en la que quedan claras varias cosas. En primer lugar, que los no-lectores, en general, se quedaron tan hechos polvo como los lectores en su día. En segundo, que hay división de opiniones: a algunos les entró el subidón (This show has just scored 100 extra points), mientras que a otros se les pasa por la cabeza incluso abandonar la serie (I seriously don’t know if I want to watch any more now). Finalmente, me divierte comprobar que quedan despistados que todavía no han entendido la naturaleza del juego de tronos, y aún buscan un poco de honor. “He said ‘You have my hospitality’“, protesta uno refiriéndose a Walder Frey. Angelico

Con todo, la parte más divertida de todo esto es sin duda la audiovisual. Muchos lectores, avispados ellos, tuvieron la brillante idea de grabar a sus amigos no-lectores viendo el capítulo. Las caras, los gestos y los gritos hablan por sí solos. Los que veáis el primer vídeo, por favor decidme si creéis que la tercera chica por la izquierda está viva…

Llegados a este punto, nos queda todavía un episodio para cerrar la tercera. Sin embargo, si la fórmula GoT no falla, el clímax de la temporada ya ha pasado. ¿Opináis que ha sido lo más impactante de lo que llevamos de serie? ¿Está justificado el revuelo que se ha montado en las redes sociales durante todo el día? ¿Alguno de vosotros tiene grabado el momento del visionado? ¿Podemos confirmar, por favor, que la chica del primer vídeo está viva? Comentad, como siempre, con respeto para los no-lectores…


Categorías: Sin categoría

71 comentarios

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »